Está en marcha el rápido colapso del permafrost, desintegrando los paisajes y nuestras predicciones

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

lago creado por la descongelación del permafrost

Liberación de carbono a través del abrupto descongelamiento del permafrost

El permafrost en Canadá, Alaska y Siberia se está desmoronando abruptamente de manera que podría liberar más rápido de lo previsto grandes reservas de gases de efecto invernadero, advirtieron los investigadores.

Los científicos se han preocupado durante mucho tiempo de que el cambio climático, que ha calentado las regiones árticas y subárticas al doble de la tasa global, liberará CO2 y metano que calientan el planeta y que han permanecido encerrados durante milenios en los paisajes congelados de la Tierra.

Se asumió que este proceso sería gradual, dejando a la humanidad tiempo suficiente para reducir las emisiones de carbono para evitar que el deshielo del permafrost se convierta en un círculo vicioso de hielo derretido y calentamiento global.

Pero un estudio publicado el lunes en Nature Geoscience dice que las proyecciones de cuánto carbono se liberaría por este tipo de descongelación lenta y constante pasan por alto un proceso menos conocido por el cual ciertos tipos de terreno helado se desintegran repentinamente, a veces en cuestión de días.

"Aunque se producirá un descongelamiento abrupto del permafrost en menos del 20 por ciento de la tierra congelada, aumenta las proyecciones de liberación de carbono del permafrost en aproximadamente un 50 por ciento", dijo la autora principal Merritt Turetsky, directora del Instituto de Investigación Ártica y Alpina en Boulder, Colorado.

"En todos los escenarios de calentamiento futuro, la descongelación abrupta conduce a pérdidas netas de carbono en la atmósfera", dijo a la AFP.

zonas de permafrostEl permafrost contiene rocas, tierra, arena y bolsas de hielo puro. Su rico contenido de carbono son los restos de vida que una vez florecieron en el Ártico, incluidas plantas, animales y microbios.

Esta materia, que nunca se descompuso por completo, se ha congelado durante miles de años.

Se extiende a través de un área casi tan grande como Canadá y Estados Unidos juntos, y contiene alrededor de 1,5 billones de toneladas de carbono, el doble que en la atmósfera y tres veces la cantidad que la humanidad ha emitido desde el inicio de la industrialización.

Parte de este terreno una vez sólido como una roca ha comenzado a ablandarse, afectando las comunidades indígenas y amenazando la infraestructura industrial en toda la región subártica, especialmente en Rusia.

La evidencia es variada sobre si este permafrost no tan permanente ha comenzado a liberar cantidades significativas de metano o CO2.

Las proyecciones también son inciertas, y algunos científicos dicen que las futuras emisiones pueden ser compensadas al menos parcialmente por la nueva vegetación, que absorbe y almacena CO2.

vista aérea de la descongelación del permafrost

Pero no hay duda, dicen los expertos, de que el permafrost continuará cediendo a medida que aumenten las temperaturas.

'Rápido y dramático'

En un informe especial publicado en septiembre, el organismo asesor científico de la ONU para el cambio climático, el IPCC, analizó dos escenarios.

Si la humanidad logra, contra todo pronóstico, limitar el calentamiento global a menos de 2°C, el objetivo fundamental del tratado climático de París 2015, "el área de permafrost muestra una disminución del 24 por ciento para 2100", concluyó.

En el otro extremo, si las emisiones de combustibles fósiles continúan creciendo en los próximos 50 años, posiblemente una perspectiva igualmente improbable, podría desaparecer hasta el 70 por ciento del permafrost, dijo el IPPC.

derrumbe de permafrost

Imagen: Un equipo de permafrost del Instituto Alfred Wegener inspecciona un derrumbe masivo por deshielo en la costa de Yedoma de la península de Bykovsky.

Pero ambos escenarios suponen que la pérdida será gradual, y eso puede ser un error, sugirió Turetsky.

"Estimamos que el descongelamiento abrupto del permafrost, en lagos y humedales de tierras bajas, junto con el de las montañas altas, podría liberar entre 60 y 100 mil millones de toneladas de carbono para el 2300", señalaron ella y sus colegas en un comentario de 2019 publicado también por Nature.

Una tonelada de carbono es equivalente a 3.67 toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que significa que esto sería equivalente a aproximadamente ocho años de emisiones globales a las tasas actuales.

"Esto se suma a los 200 mil millones de toneladas de carbono que se espera liberar en otras regiones que se descongelarán gradualmente", dijo.

Los modelos climáticos actuales no tienen en cuenta la posibilidad de un colapso rápido del permafrost y la cantidad de gases que podría liberar, señala el estudio.

La brusca descongelación es "rápida y dramática", dijo Merritt, y agregó: "Los bosques pueden convertirse en lagos en el transcurso de un mes, los deslizamientos de tierra pueden ocurrir sin previo aviso y los agujeros invisibles de filtración de metano pueden tragarse las motos de nieve por completo".

Artículo científico: Carbon release through abrupt permafrost thaw

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar