Asombrosas imágenes de hielo rojo sangre en la Antártida son un siniestro signo climático

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Asombrosas imágenes de hielo rojo sangre en la Antártida son un siniestro signo climático - 5.0 out of 5 based on 2 votes

hielo rojo en la Antártida

Las floraciones de algas contribuyen al cambio climático

Hace unas semanas, los científicos de la Base de Investigación Vernadsky de Ucrania en la Antártida se despertaron y encontraron sus alrededores generalmente prístinos empapados en un impactante rojo sangre.

Por las imágenes de sangriento aspecto, podrían achacadas al preguntar si hubo algún tipo de masacre de pingüinos al estilo de una película de terror. La buena noticia es que la causa real es mucho menos dramática; desafortunadamente, todavía tiene graves implicaciones.

El ecologista marino Andrey Zotov, de la Academia Nacional de Ciencias de Ucrania, hizo estas imágenes mientras realizaba una investigación en la estación antártica. Para un desastre tan épico, los culpables detrás de esta dramática redecoración son increíblemente pequeños.

alga Chlamydomonas nivalis"Nuestros científicos los identificaron bajo un microscopio como Chlamydomonas nivalis", dijo en una publicación de Facebook el Centro Científico Nacional Antártico de Ucrania.

Estas algas verdes microscópicas (veremos por qué se ven rojas en un momento), un tipo de alga unicelular, son comunes en todas las regiones heladas y nevadas de la Tierra, desde las regiones árticas hasta las alpinas.

Se quedan adormecidas durante el brutal invierno, pero una vez que la luz del sol se calienta lo suficiente como para ablandar su mundo cristalizado, despierta la primavera de algas, haciendo uso del agua de deshielo y la luz solar para florecer rápidamente.

"Las algas necesitan agua líquida para florecer", dijo a Gizmodo en 2016 el microbiólogo de la Universidad de Leeds Steffi Lutz.

Las jóvenes C. nivalis son verdes debido a sus cloroplastos fotosintéticos y tienen dos estructuras en forma de cola llamadas flagelos, con las cuales se agitan a punto de nadar. A medida que maduran, pierden su movilidad y desarrollan adaptaciones únicas para sobrevivir en su extremo entorno, incluida una pared celular aislante secundaria y una capa de carotenoides rojos, que cambia su apariencia de verde a naranja a rojo.

"Esta capa protege las algas de la radiación ultravioleta", explicó en su página de Facebook el Centro Científico Nacional Antártico de Ucrania.

hielo rojo en la Antártida

Los carotenoides también ayudan a las algas a absorber más calor, lo que a su vez crea más agua de deshielo para que prosperen. Esto está muy bien para las algas y todas las criaturas que las comen, como los gusanos redondos y los colémbolos, pero desafortunadamente también hay otras consecuencias.

"[Las floraciones de algas] contribuyen al cambio climático", afirmó el centro.

Un estudio realizado en 2016 mostró que en una temporada de fusión en el Ártico las floraciones de algas de nieve pueden disminuir la cantidad de luz reflejada por la nieve (también conocido como albedo) hasta en un 13 por ciento.

"Esto dará invariablemente como resultado tasas de derretimiento más altas", escribieron los investigadores.

hielo rojo en la AntártidaEn 2017 científicos ambientales calcularon que las comunidades microbianas, que incluyen C. nivalis, contribuyeron a más de un sexto del deshielo donde estaban presentes en los campos de hielo de Alaska. Sus experimentos mostraron que las áreas con más agua de deshielo condujeron al crecimiento de un 50 por ciento más de algas y los lugares con más algas se derritieron aún más.

Este verano antártico ciertamente ha visto mucha más agua de deshielo de lo habitual. Siguen cayendo los récord de temperatura, lo que lleva a una rápida fusión a una escala que antes solo se veía en el hemisferio norte.

"Estos eventos son cada vez más frecuentes", advirtió el glaciólogo Mauri Pelto del Nichols College.

Por lo tanto, el aumento de las temperaturas conduce a una mayor fusión del agua cristalizada, lo que fomenta el crecimiento de más algas, lo que lleva a una mayor fusión y así sucesivamente.

Pero al menos la nieve infestada de C. nivalis ... ¿huele dulce? Este fenómeno también se conoce como 'nieve de sandía', aunque definitivamente no es comestible, porque las algas son tóxicas para los humanos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar