Las emisiones de los barcos pueden estar enfriando el planeta modificando las nubes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Las emisiones de los barcos pueden estar enfriando el planeta modificando las nubes - 5.0 out of 5 based on 1 vote

buque portacontenedores

Las nubes contaminantes impiden la llegada de la energía solar a la superficie

La idea de intervenir en el calentamiento global creando nubes artificiales que sean más blancas y brillantes, y que por lo tanto reflejen más energía solar en el espacio y enfríen el planeta, es algo que algunos científicos están considerando mucho.

Un nuevo estudio ha mostrado cómo las rutas de transporte marítimo mundiales están sirviendo inadvertidamente para un experimento en vivo, cuantificando cómo las nubes sembradas por la contaminación que crean pueden bloquear la energía solar y midiendo el efecto que esto podría tener sobre las temperaturas globales.

A medida que los buques de carga recorren el mundo, emiten partículas de azufre (entre otros contaminantes) que pueden actuar como un tipo de "semilla". El vapor de agua en el aire puede condensarse en estas partículas para crear gotas de agua, que se unen para formar nubes brillantes y reflectantes. Cuanto mayor es la concentración en el aire de partículas como el sulfato, mayor es la concentración de pequeñas gotas y más altas y más reflectantes son las nubes.

Este fenómeno se conoce desde hace años, con las nubes ofreciendo a la NASA una forma de rastrear la contaminación del transporte marítimo, y aunque se sospechaba que estaban afectando el clima, se afirma que un nuevo estudio de la Universidad de Washington (UW) es el primero en medir estos efectos durante un período de años.

nubes de las rutas marítimas desde el espacio

"En los modelos climáticos, si simulas el mundo con emisiones de azufre del transporte marítimo y simulas el mundo sin estas emisiones, existe un considerable efecto de enfriamiento por los cambios en las nubes del modelo debido al transporte", dice el primer autor Michael Diamond, un estudiante de doctorado de la UW en ciencias atmosféricas. "Pero debido a que hay tanta variabilidad natural, ha sido difícil ver este efecto en las observaciones del mundo real".

A través de datos satelitales, los científicos observaron las nubes que emanan de las rutas de transporte marítimo entre Europa y Sudáfrica, de 2003 a 2015. Su análisis observó las nubes que se cernían sobre las rutas, analizando sus propiedades y midiendo la cantidad de luz solar reflejada en la parte superior de la atmósfera. Estas nubes sembradas de contaminación se compararon con las nubes naturales de áreas cercanas no contaminadas para determinar el impacto que la contaminación estaba teniendo en su reflectividad.

concentración de las nubes de barcos

"La diferencia dentro de las rutas marítimas es lo suficientemente pequeña como para que necesitemos unos seis años de datos para confirmar que es real", dice la coautora Hannah Director, estudiante de doctorado en estadística de la UW. "Sin embargo, si este pequeño cambio ocurriera en todo el mundo, sería suficiente para afectar las temperaturas globales".

En conjunto, el equipo estimó que las nubes modificadas sobre las rutas de los barcos impiden que 2 W adicionales de energía solar golpeen cada metro cuadrado de la superficie del océano en las proximidades de las rutas. Como una forma de explorar lo que esto podría significar a escala global, el equipo aplicó sus métodos para calcular el impacto de las nubes modificadas por todas las formas de contaminación industrial y estimó que bloquean 1 W de energía solar por metro cuadrado de toda la superficie de la Tierra.

Llevando esto un par de pasos más allá, el equipo dice que sin los efectos de enfriamiento de estas nubes modificadas por la contaminación, la Tierra ya podría haberse calentado 1.5°C (2.7°F) desde fines del siglo XIX. Los científicos de ninguna manera están argumentando que la contaminación del transporte marítimo es algo bueno cuando se trata del clima global, solo que el estudio sirve como evidencia adicional de que la siembra de nubes podría tener algún impacto, aunque tomaría mucho tiempo cuantificarlos.

"Lo que este estudio no nos dice es: ¿es una buena idea aclarar las nubes marinas?", dice Diamond. "¿Deberíamos hacerlo? Hay mucha más investigación que necesita profundizar en eso, incluso de las ciencias sociales y las humanidades. Nos dice que estos efectos son posibles, y en una nota más cautelosa, que estos efectos pueden ser difíciles de detectar con confianza".

La investigación fue publicada en la revista AGU Advances: Substantial Cloud Brightening From Shipping in Subtropical Low Clouds

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar