Un glaciar en la Antártida se ha retirado con una asombrosa velocidad y muestra un amenazador colapso

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Glaciar Denman

Significa sustanciales subidas en los niveles globales del mar en el futuro (hasta 1,5 metros)

La capa de hielo que se asienta sobre el cañón terrestre más profundo de la Tierra se alza sobre terreno inestable.

Un mapeo detallado del glaciar Denman en la Antártida Oriental, el más escrupuloso hasta la fecha, ha revelado una base precaria, cuya forma podría dejar el corazón de este glaciar increíblemente vulnerable al cambio climático.

En casi tres décadas, el glaciar Denman ya se retiró unos cinco kilómetros y perdió más de 250 mil millones de toneladas de hielo. En el peor de los casos, el daño podría ser mucho mayor.

A diferencia de otros glaciares de la Antártida, el Denman es particularmente profundo: se asienta en un cañón a 3.500 metros bajo el nivel del mar. Además, está inclinado en la dirección opuesta, mirando hacia el océano en lugar de hacia él, y eso podría marcar la diferencia.

Eso puede sonar contradictorio. ¿No causaría esto que, después de todo, el glaciar sea más estable? De hecho, no. Esta forma permite que más agua cálida del océano se deslice hacia abajo e infiltre partes cruciales de la base del glaciar.

Si el punto donde el glaciar flota en el mar, conocido como la línea de puesta a tierra, continúa retrocediendo hasta la Cuenca Subglacial Aurora, a unos 160 kilómetros o 100 millas tierra adentro, la situación podría descontrolarse.

A medida que la línea se mueve más atrás, los investigadores dicen que se encontrará inevitablemente con hielo cada vez más grueso, permitiendo que lleguen hasta el océano cantidades crecientes de agua de deshielo.

"Debido a la forma del suelo debajo del lado occidental del Denman, existe la posibilidad de una retirada rápida e irreversible", dice la geocientífica de la NASA Virginia Brancato, "y eso significa sustanciales aumentos en los niveles globales del mar en el futuro".

Si todo el glaciar se derrumba, los autores predicen que podría causar una subida de 1,5 metros del nivel del mar, y eso no es una pequeña cantidad en el gran esquema de las cosas.

Glaciar Denman, vista aéreaSi bien la Antártida Occidental generalmente se considera la más vulnerable al derretimiento, estos resultados respaldan la idea de que la Antártida Oriental podría ser más vulnerable de lo que pensamos alguna vez.

"El hielo en la Antártida Occidental se ha derretido más rápido en los últimos años, pero el gran tamaño del glaciar Denman significa que su potencial impacto en la subida del nivel del mar a largo plazo es igual de importante", dice el científico del sistema terrestre Eric Rignot de la Universidad de California Irvine.

Utilizando datos satelitales de la Agencia Espacial Italiana entre 1996 y 2018, el estudio revela una clara asimetría en la línea de puesta a tierra del glaciar Denman.

En comparación con el lado este del glaciar, que es más angosto, el flanco occidental se ve mucho más vulnerable, mostrando una apariencia empinada similar a un canal que podría significar problemas para un rápido derretimiento.

Con un vigoroso océano que continúa lamiendo los bordes de esta capa de hielo, la pendiente podría actuar como una especie de tobogán, llevando el océano y el hielo derritiéndose más y más hacia el interior, un efecto desbocado que a menudo no se consideraba hasta hoy en los modelos de la capa de hielo.

"Este estudio proporciona evidencia adicional de que, según el conocimiento actual, no podemos excluir al menos una ligera posibilidad de una subida del nivel del mar mucho mayor que el valor más probable en las proyecciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático", dijo a The Washington Post Richard Alley, un glaciólogo de la Universidad Estatal de Pensilvania que no trabajó en el estudio.

A fines del año pasado, la investigación reveló por primera vez que el Glaciar Denman cubría el cañón terrestre más profundo del mundo, casi tan profundo como la profundidad promedio del océano y ocho veces más profundo que las costas del Mar Muerto.

Esa es la cantidad de hielo que podemos perder, y nos acabamos de dar cuenta.

El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters: Grounding line retreat of Denman Glacier, East Antarctica, measured with COSMO‐SkyMed radar interferometry data

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar