Se disparan las alarmas: en 2019 la pérdida de hielo en Groenlandia causó el 40% de la subida del nivel del mar

capa de hielo de Groenlandia

La capa de hielo de Groenlandia contiene suficiente agua congelada para elevar los océanos del mundo en siete metros

La capa de hielo de kilómetros de espesor que cubre Groenlandia tuvo el año pasado un desequilibrio casi récord entre las nuevas nevadas y la descarga de agua de deshielo y hielo en el océano, informaron científicos.

Una pérdida neta de 600 mil millones de toneladas fue suficiente para elevar la marca de agua global en 1.5 milímetros, alrededor del 40 por ciento del aumento total del nivel del mar en 2019.

La capa de hielo de Groenlandia, que hasta finales del siglo XX acumuló tanta masa como desprendió, contiene suficiente agua congelada para elevar los océanos del mundo en siete metros.

Sin embargo, casi tan alarmante como la aceleración de la desintegración de la capa de hielo son las fuerzas que la impulsan, informaron los autores esta semana en The Cryosphere, una revista revisada por pares publicada por la Unión Europea de Geociencias.

Más de la mitad de la dramática pérdida en 2019 se debió no a temperaturas del aire más cálidas que el promedio, sino a inusuales sistemas climáticos de alta presión vinculados al calentamiento global.

Estas condiciones anticiclónicas bloquearon la formación de nubes sobre el sur de Groenlandia, causando que la luz solar sin filtrar derritiera la superficie de la lámina de hielo. Menos nubes también significaba menos nieve: 100 mil millones de toneladas por debajo del promedio de 1980-1999.

Además, la falta de nevadas dejó expuesto el hielo oscuro, cubierto de hollín, que absorbe el calor en lugar de reflejarlo, como lo hace la nieve blanca prístina.

extensión de la capa de hielo de Groenlandia

Imagen: Las temperaturas medias en la región del Ártico han aumentado dos grados centígrados desde mediados del siglo XIX, el doble del promedio mundial.

Las condiciones fueron diferentes, pero no mejoraron en las partes norte y oeste de Groenlandia, debido al aire cálido y húmedo que se levantó de las latitudes más bajas, mostró el estudio.

Todos estos factores condujeron al acelerado derretimiento y la escorrentía, creando ríos torrenciales que atraviesan el hielo hacia el mar.

"Estas condiciones atmosféricas son cada vez más frecuentes en las últimas décadas", dijo el autor principal Marco Tedesco, científico del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia.

"Esto es muy probable debido a la 'ondulación' en la corriente en chorro", una poderosa cinta de viento a gran altitud que se mueve de oeste a este sobre la región polar.

El doble del promedio mundial

La interrupción de los patrones normales de la corriente en chorro se ha relacionado con la desaparición del hielo marino, la tasa más rápida de calentamiento atmosférico en el Ártico y la desaparición de la capa de nieve en Siberia, todas consecuencias del calentamiento global.

Las temperaturas medias en la región del Ártico han aumentado dos grados centígrados desde mediados del siglo XIX, el doble del promedio mundial.

"El cambio climático, en otras palabras, puede hacer que las destructivas condiciones atmosféricas de alta presión sean más comunes en Groenlandia", dijo Tedesco.

De hecho, 2019 no es la primera vez que surgen tales anomalías, con más de la mitad de los años de este siglo que muestran patrones similares, aunque menos pronunciados.

El impacto de estos sistemas de alta presión no se tiene en cuenta en los modelos climáticos utilizados por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU para proyectar el impacto del calentamiento global en la capa de hielo de Groenlandia, advierte el estudio.

"Es probable que estemos subestimando el futuro derretimiento por un factor de dos", dijo a la AFP el coautor Xavier Fettweis, investigador asociado en el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Lieja en Bélgica.

El nuevo estudio atribuye casi el 70 por ciento de la escorrentía del agua de deshielo y la descarga de icebergs el año pasado a los sistemas de alta presión, y el resto al calentamiento directo de la atmósfera bajo el cambio climático.

La descarga del año pasado fue comparable al año récord 2012, pero las temperaturas del aire en 2019 fueron significativamente más bajas.

Durante la década de 1990, la capa de hielo de Groenlandia se encontraba aproximadamente en un estado de equilibrio, pero la pérdida de masa anual ha aumentado desde entonces.

En total, Groenlandia ha arrojado alrededor de cuatro billones de toneladas de hielo entre 1992 y 2018, lo que ha provocado que el nivel medio del mar suba en 11 milímetros, según un estudio realizado en diciembre de 2019 en Nature.

El IPCC pronosticó que la subida global del nivel del mar podría superar un metro para 2100, debido principalmente a la descarga de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida Occidental.

Artículo científico: Unprecedented atmospheric conditions (1948–2019) drive the 2019 exceptional melting season over the Greenland ice sheet

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar