Dramática pérdida de hielo marino antártico amenaza la vida marina

hielo marino en el Mar de Weddell

Podría afectar a toda la cadena alimentaria, desde plancton y krill hasta focas, pingüinos y ballenas

Un equipo internacional de científicos descubrió que el hielo marino de verano en el Mar de Weddell frente a la costa de la Antártida está disminuyendo a un ritmo dramático. Desde 2015, la capa de hielo ha disminuido en un millón de km² (386.000 mi²) y podría representar un problema para la vida marina local.

La Antártida es famosa por ser un continente helado cubierto de glaciares que en algunos lugares llegan a kilómetros de profundidad. Sin embargo, especialmente en el mar, este hielo está lejos de ser estático. Fluye, se rompe, se contrae y crece con las estaciones de una manera muy compleja que implica mucho más que nevadas o cambios de temperatura.

Un ejemplo es el Mar de Weddell, donde investigadores del British Antarctic Survey (BAS), el Centro Nacional Indio de Investigación Polar y Oceánica, la Universidad de Nanjing y la Universidad Victoria de Wellington, Nueva Zelanda, han estado estudiando registros satelitales de la extensión del hielo marino y análisis meteorológicos desde fines de la década de 1970 en un esfuerzo por comprender por qué el hielo marino del verano ha disminuido en un tercio en cinco años.

Descubrieron que el Mar de Weddell fue sometido a una serie de severas tormentas de verano en 2016 y 2017. Cuando tales tormentas ocurren tanto en el Ártico como en la Antártida, pueden romper el hielo y desviar los témpanos resultantes, haciendo que se derritan más rápido. Sin embargo, el equipo también descubrió que apareció un área de aguas abiertas, o una polinia, algo que no ha ocurrido en casi 50 años.

"El hielo marino antártico continúa sorprendiéndonos", dice el profesor John Turner, científico climático del British Antarctic Survey. "En contraste con el Ártico, el hielo marino alrededor de la Antártida había aumentado en extensión desde la década de 1970, pero luego disminuyó rápidamente a bajos niveles récord, con la mayor disminución en el Mar de Weddell. En verano, esta área tiene ahora un tercio menos de hielo marino, lo que tendrá implicaciones para la circulación oceánica y la fauna marina de la región que dependen de ella para su supervivencia".

Según el equipo, el hielo marino de invierno duplica el tamaño de la Antártida, cubriendo un área marina de 18 millones de km² (6.9 millones de mi²) a fines de septiembre. La mayor parte de él se derrite en el verano austral, a excepción del Mar de Weddell, gran parte del cual permanece congelado. Esto cambió en diciembre de 2016 cuando las intensas tormentas atrajeron aire cálido, lo que contribuyó al deshielo. El agua abierta absorbió la luz solar, calentándola y prolongando el efecto, incluido el mantenimiento de una polinia formada por los fuertes vientos.

pingüinos emperador

La preocupación es que esta pérdida de hielo marino tendrá un gran impacto en el ecosistema del mar de Weddell. Muchas de las plantas y animales están adaptados para vivir en presencia de hielo marino, y la pérdida podría afectar a toda la cadena alimentaria, desde plancton y krill hasta focas, pingüinos y ballenas. Esto también podría ser un problema a largo plazo porque aún se desconoce si se revertirá esta pérdida, como ha sucedido en el pasado, o si es el comienzo de una disminución a largo plazo.

"La dramática disminución en el hielo marino observada en el Mar de Weddell es probable que tenga un significativo impacto en la forma en que funciona todo el ecosistema marino", dice el profesor Eugene Murphy, ecólogo del British Antarctic Survey. "Comprender estas consecuencias más amplias es de suma importancia, especialmente si continúa la disminución en la extensión del hielo".

Los hallazgos se publican este mes (junio de 2020) en la revista Geophysical Research Letters: Recent Decrease of Summer Sea Ice in the Weddell Sea, Antarctica

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar