La Tierra podría alcanzar un umbral climático crítico en los próximos cinco años

consecuencias de la subida de las temperaturas

Las temperaturas globales anuales pueden subir 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales

En diciembre de 2015 el Acuerdo de París sobre el cambio climático estableció un calentamiento de 2,7 grados Fahrenheit (1,5 grados Celsius) por encima de los niveles preindustriales como un objetivo clave para limitar las consecuencias negativas del cambio climático causado por los humanos.

Ahora, un nuevo informe sugiere que las temperaturas globales anuales podrían superar ese umbral por primera vez en los próximos cinco años, informan Nadine Achoui-Lesage y Frank Jordans para Associated Press.

Según el informe emitido por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), existe aproximadamente un 20 por ciento de posibilidades de que en uno de los próximos cinco años el promedio anual de la Tierra aumente al menos 2,7 grados Fahrenheit más que los niveles preindustriales.

Las probabilidades de alcanzar este sombrío hito del cambio climático en los próximos cinco años "aumentarán con el tiempo", especifica el informe, agregando que hay un 70 por ciento de posibilidades de que uno o más meses en los próximos cinco años alcancen los 2.7 grados Fahrenheit.

Para ser claros, alcanzar o incluso superar este umbral durante un mes o un año no es lo mismo que 2.7 grados Fahrenheit de calentamiento convirtiéndose en la nueva normalidad del planeta, pero Maxx Dilley, director de servicios climáticos de la OMM, dice a AP que , "muestra cuán cerca estamos de lo que el Acuerdo de París está tratando de evitar".

La temperatura promedio de la Tierra ya ha aumentado 1.8 grados Fahrenheit por encima de la era preindustrial (1850-1900) y los últimos cinco años fueron colectivamente la media década más cálida jamás registrada, informa Ron Brackett para Weather.com.

Limitar el planeta a solo 2.7 grados Fahrenheit de calentamiento fue el más ambicioso de los dos objetivos establecidos por el Acuerdo de París de 2015. Los países participantes acordaron mantener el aumento de la temperatura promedio global "muy por debajo de 2 grados Celsius [3.6 grados Fahrenheit] por encima de los niveles preindustriales y continuar los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura aún más a 1.5 grados Celsius [2.7 grados Fahrenheit]".

En 2018, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) publicó un informe histórico que detalla los impactos del calentamiento de 2.7 y 3.6 grados Fahrenheit. Incluso el objetivo más aspiracional de detener el calentamiento planetario a 2.7 grados Fahrenheit tiene serias consecuencias.

Como informaron Brad Plumer y Nadja Popovich para el New York Times en 2018, las temperaturas promedio globales de 2.7 grados Fahrenheit por encima de los niveles preindustriales expondrían a 350 millones de personas adicionales a una sequía severa. Para 2100, entre 31 y 69 millones de personas adicionales estarían sujetas a inundaciones por la subida del nivel del mar.

Mientras tanto, los arrecifes de coral experimentarían "con mucha frecuencia" eventos de mortalidad masiva similares a los observados recientemente en la Gran Barrera de Coral de Australia. Con un aumento de 3.6 grados Fahrenheit, estas predicciones se vuelven aún más graves.

"Limitar el calentamiento a 1.5 C [2.7 F] es posible dentro de las leyes de la química y la física", dijo en 2018 Jim Skea del Imperial College London, uno de los autores del informe del IPCC de 2018, a Christopher Joyce de NPR, "pero hacerlo requeriría cambios sin precedentes".

El siguiente gráfico, producido por Carbon Brief en 2019, ilustra la caída cada vez más precipitada de las emisiones globales de dióxido de carbono necesarias para evitar 2.7 grados Fahrenheit de calentamiento planetario.

Los modelos que utilizó la OMM para crear su pronóstico climático de cinco años no incorporaron las reducciones en las emisiones de carbono asociadas con la pandemia de coronavirus, según la AP. Pero la caída temporal de las emisiones asociadas con las medidas de confinamiento destinadas a frenar la propagación del virus es poco probable que alteren significativamente el futuro climático de la Tierra.

"Debido a la larga vida útil del CO2 en la atmósfera, no se espera que el impacto de la caída de las emisiones este año conduzca a una reducción de las concentraciones atmosféricas de CO2 que están impulsando los aumentos de la temperatura global", dice en una declaración Petteri Taalas, Secretaria General de la OMM. "La OMM ha enfatizado repetidamente que la desaceleración industrial y económica debida al Covid-19 no es un sustituto de una acción climática sostenida y coordinada".

Taalas agrega que a pesar de la inmediatez y la gravedad de la pandemia de COVID-19, "la incapacidad de abordar el cambio climático puede amenazar el bienestar humano, los ecosistemas y las economías durante siglos". Instó a los gobiernos globales a "aprovechar la oportunidad para adoptar la acción climática como parte de los programas de recuperación y asegurar que volvamos a crecer mejor".

Informe de la Organización Metereológica Mundial: New climate predictions assess global temperatures in coming five years

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar