La 'transición' del Ártico a un nuevo clima: Las lluvias reemplazarán a las nevadas

oso polar en el hielo marino

Los extremos se están volviendo rutinarios, sugiere un estudio

El Ártico ha comenzado a pasar de un clima predominantemente helado a un clima completamente diferente, según un nuevo informe.

En un artículo de la revista Nature Climate Change, los científicos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) de EE. UU. dicen que el norte del planeta se ha calentado tan significativamente que su variabilidad de un año a otro se está moviendo fuera de los límites de cualquier pasada fluctuación, lo que indica el cambio a una nueva normalidad.

El hielo marino se ha derretido hasta el punto de que incluso un año inusualmente frío ya no tendrá la cantidad de hielo marino de verano que existía tan recientemente como a mediados del siglo XX.

"La tasa de cambio es notable", dice la autora principal, Laura Landrum. "Es un período de cambios tan rápidos que las observaciones de patrones climáticos pasados ya no muestran lo que se puede esperar del próximo año".

El informe sugiere que los cambios no son uniformes: el extremo norte se está calentando más rápidamente que las latitudes más bajas debido a la amplificación del Ártico, que ocurre porque el hielo marino de color claro, que refleja el calor de regreso al espacio, es reemplazado por agua oceánica más oscura, que atrapa el calor.

Sin embargo, son dramáticos. La extensión media del hielo marino en septiembre, cuando alcanza su mínimo anual, se ha reducido en un 31% desde la década de 1980, la primera década de la era de los satélites.

datos del clima del Ártico

Imagen: El Ártico está cambiando a un estado climático completamente nuevo debido al rápido calentamiento. La extensión del hielo marino a fines del verano, cuando alcanza su mínimo cada año, ya ha entrado en un clima estadísticamente diferente, con temperaturas del aire en la superficie y el número de días con lluvia en lugar de nieve también están comenzando a cambiar.

Para su estudio, Landrum y su colega Marika Holland analizaron múltiples simulaciones de los cinco modelos climáticos utilizados para el Proyecto internacional 5 de Intercomparación de Modelos Acoplados (CMIP5).

A partir de esto, reunieron una imagen del clima ártico, lo que les permitió diferenciar la variabilidad climática natural de un año a otro de una transición a un nuevo clima. Luego compararon la salida del modelo con las observaciones, confirmando, dicen, que los modelos reflejaban con precisión el clima pasado y, por lo tanto, podían simular de manera confiable el clima futuro.

Identificaron un clima diferente como emergente cuando el promedio de 10 años estaba al menos a dos desviaciones estándar del promedio del clima en la década 1950-59.

En otras palabras, si la extensión del hielo marino cambió tanto que el promedio en, digamos, la década de 1990 fue menor en el 97,7% de todos los casos que la extensión del hielo marino para cualquier año de la década de 1950, entonces la década de 1990 se definió como un nuevo clima.

Aplicado a la extensión del hielo marino, cada uno de los cinco modelos mostró que el hielo marino se retiraba tan dramáticamente que había surgido un nuevo clima para el hielo marino a fines del siglo XX y principios del XXI.

"Los cinco… simulan un verano sin hielo medio para 2100, y tres de estas proyecciones de conjunto (las tres con la extensión de hielo más cercana a las observaciones durante la era de los satélites) sugieren que el Ártico permanecerá completamente libre de hielo durante 3-4 meses, escriben en su artículo Landrum y Holland.

"No solo el calentamiento superará al de las latitudes más bajas, sino que las temperaturas diarias de otoño e invierno aumentarán entre 16° y 28° grados C en la mayor parte del Océano Ártico. Las lluvias reemplazarán a las nevadas, con una extensión de la temporada de lluvias de 2 a 4 meses. Estos cambios tienen consecuencias extremas para las comunidades árticas y los ecosistemas locales".

Artículo científico: Extremes become routine in an emerging new Arctic

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.