Los ríos derriten el hielo del Ártico, calientan el aire y el océano

delta del río Mackenzie, Canadá

Los principales ríos del Ártico aportan mucho más calor al Océano Ártico que en 1980

Un nuevo estudio muestra que el aumento de calor de los ríos árticos está derritiendo el hielo marino en el océano Ártico y calentando la atmósfera.

El estudio publicado esta semana en Science Advances fue dirigido por la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marina-Terrestre, con autores colaboradores en Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Finlandia y Canadá.

Imagen de cabecera: El agua del río Mackenzie de Canadá ingresa al océano Ártico azul en julio de 2012. Las áreas blancas en la mitad superior de la foto son principalmente hielo marino, mientras que las de abajo son nubes sobre la tierra.

Según la investigación, los principales ríos del Ártico aportan mucho más calor al Océano Ártico que en 1980. El calor de los ríos es responsable de hasta el 10% de la pérdida total de hielo marino que se produjo entre 1980 y 2015 en la región de la plataforma del Océano Ártico. Ese derretimiento equivale a unas 120.000 millas cuadradas de hielo de 1 metro de espesor.

"Si Alaska estuviera cubierta por hielo de menos de un metro de espesor, el 20% de Alaska desaparecería", explicó Igor Polyakov, coautor y oceanógrafo del Centro Internacional de Investigación del Ártico de la Universidad de Alaska Fairbanks y del Instituto Meteorológico de Finlandia.

Los ríos tienen el mayor impacto durante el deshielo de primavera. El agua tibia se vierte en el Océano Ártico cubierto de hielo y se esparce por debajo él, descomponiéndolo. Una vez que el hielo marino se derrite, el agua tibia comienza a calentar la atmósfera.

circuito de retroalimentación de los ríos del Ártico

Imagen: Este diagrama muestra la cantidad relativa de calentamiento causado por los ríos árticos, con las fuentes de calor en naranja y los disipadores de calor en turquesa. En primavera, los ríos desembocan en el Océano Ártico, calentando el agua y derritiendo el hielo marino, que a su vez calienta la atmósfera. Se produce una retroalimentación cuando el hielo reflectante desaparece, lo que permite que el agua oscura del océano absorba más calor y derrita más hielo marino.

La investigación descubrió que entra a la atmósfera mucha más energía térmica de los ríos que la que derrite el hielo o calienta el océano. Dado que el aire es móvil, esto significa que el calor de los ríos puede afectar áreas del Ártico alejadas de los deltas de los ríos.

Los impactos fueron más pronunciados en el Ártico siberiano, donde varios grandes ríos desembocan en la región de la plataforma relativamente poco profunda que se extiende a casi 1.000 millas de la costa. El río Mackenzie de Canadá es el único río lo suficientemente grande como para contribuir sustancialmente al derretimiento del hielo marino cerca de Alaska, pero los ríos más pequeños del estado también son una fuente de calor.

Polyakov espera que la subida de la temperatura global del aire continúe calentando los ríos árticos en el futuro. A medida que los ríos se calientan, fluirá más calor hacia el Océano Ártico, derritiendo más hielo marino y acelerando el calentamiento del Ártico.

liberación de calor fluvial en el Ártico

Imagen: La liberación de calor fluvial causa un grosor y volumen anómalos del hielo marino.

Los ríos son solo una de las muchas fuentes de calor que ahora calientan el Océano Ártico. Todo el sistema ártico se encuentra en un estado extremadamente anómalo a medida que aumenta la temperatura del aire global e ingresa a la región el agua cálida del Atlántico y el Pacífico, lo que descompone el hielo marino incluso en medio del invierno. Todos estos componentes trabajan juntos, provocando ciclos de retroalimentación positiva que aceleran el calentamiento en el Ártico.

"Es muy alarmante porque todos estos cambios se están acelerando", dijo Polyakov. "Los rápidos cambios son simplemente increíbles en la última década".

Artículo científico: Increasing riverine heat influx triggers Arctic sea ice decline and oceanic and atmospheric warming

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.