Extrañamente, a pesar de la subida del nivel del mar, algunas pequeñas islas están creciendo

isla Jeh

La isla Jeh ha aumentado su superficie terrestre en aproximadamente un 13 por ciento desde 1943

Ante la subida del nivel del mar, las islas bajas parecen ser completamente vulnerables. Rodeadas por el océano por todos lados, con mareas cada vez más altas con el tiempo, estos accidentes geográficos aislados parecen no tener adónde ir.

A menos que puedan crecer más. Por extraño que parezca, algunas islas parecen estar haciendo precisamente eso.

Si bien suena increíble, muchas islas de arrecifes de baja altitud parecen estar creciendo en medio de la crisis actual del cambio climático, expandiendo de alguna manera su huella, en lugar de ser tragadas por la subida del nivel del mar.

"En contra de las predicciones, la cobertura de los medios populares y las proclamas políticas, estudios recientes han demostrado que la mayoría de las islas de arrecifes estudiadas se han mantenido estables o han aumentado de tamaño desde mediados del siglo XX", explica en un nuevo estudio un equipo de investigación, dirigido por el geomorfólogo costero Murray Ford de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda.

Pero, ¿Cómo es que estas islas mantienen la cabeza fuera del agua de esta manera?

Para averiguarlo, Ford y sus colegas investigadores investigaron la isla Jeh, una de las 56 islas que componen el atolón Ailinglaplap, un atolón de coral que forma parte de las Islas Marshall - una república de islas bajas consideradas entre las naciones más amenazadas de la Tierra debido a la subida del nivel del mar.

localización de la isla Jeh

Imagen: Ubicación de Jeh Island, Islas Marshall. (a) Ubicación de la República de las Islas Marshall en el Pacífico central. (b) Isla Jeh en el atolón Ailinglaplap. (c) Ubicación de las fosas de estudio de la isla Jeh. Los datos batimétricos en (a) son de GEBCO (http://www.gebco.net)

Los atolones son bajos y generalmente se encuentran entre seis y siete pies sobre el nivel del mar, pero se predice que el nivel del mar subirá incluso más que eso para fines de siglo. El cambio climático está amenazando los hogares, las culturas y las comunidades de más de medio millón de personas que residen en los cuatro atolones del mundo: las Islas Marshall, Tuvalu, Kiribati y las Maldivas, que se consideran los lugares más vulnerables del mundo, según un comunicado de prensa.

Si bien no podemos negar que la subida del nivel del mar está planteando serios problemas a los países vulnerables y bajos, la ciencia en islas pequeñas que simplemente se sumergerían en masa parece ser más complicada de lo que muchos esperaban.

"Tales proyecciones se basan en el supuesto de que las islas son accidentes geográficos geológicamente estáticos que simplemente se sumergirán a medida que suba el nivel del mar", explica Ford, junto con sus coautores, en otro estudio publicado el año pasado.

Esa suposición resulta ser errónea. Un análisis de 2018 de 30 atolones de coral en los océanos Pacífico e Índico, que abarcan 709 islas en total, encontró que el 88,6 por ciento de las islas se mantuvo estable o aumentó en área en las últimas décadas, y que en general ninguno de los atolones había perdido superficie terrestre.

"Eso comenzó como una fiebre del oro en términos de estudios", dijo Ford a la CNN esta semana. "La señal fue bastante consistente: no hay una erosión crónica generalizada de las islas de los atolones en el Pacífico".

Aun así, nunca ha estado del todo claro cómo estas islas, que se forman a partir de sedimentos que se acumulan alrededor de los arrecifes de coral, crecen de la forma en que lo hacen.

Sabemos que están creciendo tanto hacia afuera como hacia arriba, ya que los niveles globales del mar han subido unos 20 centímetros (8 pulgadas) desde 1900, pero ¿de dónde proviene el sedimento adicional que hace estas masas terrestres? ¿Es material recién producido del arrecife, o antiguas arenas sobrantes que de alguna manera están siendo arrastradas hacia las formaciones de coral?

En la nueva investigación, Ford y su equipo examinaron la isla Jeh como un estudio de caso, comparando imágenes aéreas y satelitales de la isla desde arriba, así como recolectando sedimentos de la isla para fechar muestras de masa terrestre recién formada.

Los datos de teledetección indican que la isla Jeh ha aumentado su superficie terrestre en aproximadamente un 13 por ciento desde 1943, pasando de 2,02 kilómetros cuadrados (0,78 millas cuadradas) a 2,28 kilómetros cuadrados (0,88 millas cuadradas) en 2015. Es más, la isla actual puede haber sido alguna vez más de una isla, con nuevos sedimentos que ahora se unen a lo que parecen haber sido cuatro masas terrestres separadas.

contorno de la isla Jeh en la actualidad y 1943

Imagen: Isla de Jeh hoy, con el contorno de 1943 en rojo.

Además, las muestras recolectadas de la isla sugieren que las nuevas partes de Jeh son material orgánico generado recientemente por el arrecife, en contraposición al sedimento más antiguo que se reelabora en la estructura de la isla.

Si bien los investigadores dicen que no podemos saber con certeza si el mismo proceso puede estar funcionando en otras islas, los hallazgos sugieren que los sistemas de arrecifes con regímenes saludables de producción de sedimentos deberían poder seguir creciendo a pesar de la subida del nivel del mar.

"Los arrecifes de coral que rodean estas islas [son] la sala de máquinas del crecimiento de las islas, produciendo sedimentos que son arrastrados a la costa de la isla", explica Ford. "Los arrecifes de coral saludables son esenciales para que este proceso continúe en el futuro".

formación de la isla Jeh

Imagen: Modelo conceptual de la formación y crecimiento continuo del oeste de Jeh que muestra: (a) la formación inicial de la isla, (b) entrada de canales y aglomeración de islas y (c) la aglomeración completa y la extensión continua del pozo.

Por supuesto, los arrecifes de coral saludables en sí mismos no son exactamente un hecho en estos días. Lo que plantea la pregunta del millón de dólares: ¿cuánto tiempo y qué tan rápido puede durar este inesperado fenómeno? ¿Pueden las islas, incluso las que crecen por sí mismas, seguir el ritmo de la acelerada subida del nivel del mar en el futuro?

La isla Jeh no puede responder a eso, al menos no ahora. Pero ha ayudado a allanar el camino para algunas nuevas e importantes ideas, que los científicos deberán incorporar en su pensamiento sobre las islas de arrecifes.

"Los modelos existentes consideran una isla como una forma singular desde un estado embrionario hasta que se desarrolle por completo, por lo general en escalas de tiempo milenarias", escriben los autores.

"Nuestras observaciones y fechas presentan un mecanismo adicional para la formación de islas, uno en el que las islas actuales pueden ser el producto de la fusión de varias islas más pequeñas que cada una puede haberse formado en diferentes momentos".

Los hallazgos se informan en Geophysical Research Letters: Active Sediment Generation on Coral Reef FlatsContributes to Recent Reef Island Expansion

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.