Los impactos por las reducciones de emisiones durante la COVID-19 siguen siendo mínimos en los océanos

impacto de las emisiones humanas en el océano

El océano absorbe una gran fracción del dióxido de carbono que la actividad humana emite a la atmósfera

Cuando la pandemia de COVID-19 se apoderó de la primera mitad de 2020, los seres humanos de todo el mundo dejaron de moverse y de trabajar, lo que resultó en una caída del 9% en las emisiones de gases de efecto invernadero que son la raíz del cambio climático.

Casi de la noche a la mañana, el Himalaya se hizo visible desde la distancia por primera vez en años. Los ríos fluían libres de contaminantes tóxicos y el aire brillaba con cielos azules en las principales ciudades como Nueva Delhi y Los Ángeles. Si bien los rumores de Internet sobre cisnes y delfines que regresaban a los canales venecianos fueron desacreditados, la idea de que "la naturaleza se está curando" en 2020 echó raíces rápidamente.

Desafortunadamente, cualquier rayo de luz de la pandemia permanece turbio en los océanos.

Nicole Lovenduski, profesora asociada de ciencias atmosféricas y oceánicas y directora del Grupo de Investigación de Biogeoquímica Oceánica en el Instituto de Investigación Ártica y Alpina, profundizó en los datos y no encontró una desaceleración detectable de la acidificación del océano debido a las reducciones de emisiones durante la COVID-19. Incluso con reducciones de emisiones cuatro veces superiores a las de la primera mitad de 2020, el cambio apenas sería perceptible.

"Es casi imposible verlo en el pH", dijo Lovenduski. "Entonces, ¿esto ha resuelto la acidificación del océano? No, no lo ha hecho".

Lovenduski compartió los resultados el viernes 11 de diciembre en la Reunión de Otoño 2020 de la Unión Geofísica Americana. Los hallazgos también se enviarán a la revista Geophysical Research Letters.

En el lado positivo, este estudio proporciona importante información sobre cómo seguir los cambios en el carbono oceánico en el futuro. Lovenduski y sus colegas oceanógrafos tienen ahora una mejor idea de dónde buscar las señales si las reducciones de emisiones están teniendo un impacto en el sistema terrestre, cómo se verán y los recursos que necesitarán para recopilar esos datos.

Los resultados del estudio también ponen las reducciones de emisiones por la COVID-19 en una perspectiva aguda como ganancias a corto plazo y únicas en comparación con los recortes comprometidos a largo plazo necesarios para reducir los impactos del cambio climático causado por el hombre.

"Es un poco descabellado pensar que ese confinamiento económico completo del mundo no hizo nada de inmediato que pudiéramos detectar en términos de acidificación del océano o carbono atmosférico. Pero también es un poco descabellado pensar que esta reducción en las emisiones es lo que nos llevará cada año volver a algo que es una versión saludable de nuestro clima", dijo Lovenduski.

boya HawáiImagen derecha: Frente a la costa de Hawái, una boya de la estación de la serie temporal del océano de Hawái del Instituto Oceanográfico Woods Hole (WHOI) realiza mediciones de dióxido de carbono aire-mar, pH del agua de mar y otros parámetros oceanográficos. (Crédito: Al Plueddemann, WHOI)

Lovenduski analizó datos compartidos por un grupo de modeladores canadienses, que realizaron una serie de experimentos para ver cómo se ha visto afectado el clima por la reducción de emisiones en 2020. Ella usó una técnica de huellas dactilares en los datos, que a menudo se usa para diferenciar los impactos de los humanos en el clima de los impactos no humanos como erupciones volcánicas y manchas solares. El uso de este método le permitió separar las reducciones de emisiones por la COVID-19 de las influencias no humanas en los océanos.

Si bien no encontró ningún cambio perceptible en la acidez del océano, su análisis mostró que para el 2021, los océanos ya estaban absorbiendo un poco menos de carbono de la atmósfera debido a las reducciones de emisiones por la COVID-19.

"Lo que esto sugiere es que casi de inmediato, el intercambio de carbono entre el océano y la atmósfera responde al cambio en la carga de carbono en la atmósfera porque hemos disminuido nuestras emisiones", dijo Lovenduski.

El océano es un importante amortiguador del cambio climático, ya que absorbe una gran fracción del dióxido de carbono que la actividad humana emite a la atmósfera cada año. Esto mitiga los impactos inmediatos del cambio climático, como el aumento de las temperaturas globales, pero en cambio calienta el océano, lo que hace que el agua se expanda y contribuya a la subida del nivel del mar.

El incremento de carbono en el océano también es la causa de la acidificación del océano, que es perjudicial para los arrecifes de coral y una franja significativa de vida marina. Sin embargo, si mitigamos nuestras emisiones año tras año para evitar los peores escenarios de calentamiento global, tenemos la oportunidad de reducir la tasa de acidificación de los océanos a largo plazo, según Lovenduski.

Si bien no tiene las buenas noticias dramáticas que sus amigos y vecinos esperaban escuchar, este trabajo ofrece pistas sobre lo que se necesitará para detener el empeoramiento de los impactos del cambio climático global en los océanos del mundo.

"Esta caída repentina y precipitada de las emisiones es un gran problema", dijo. "Puede ofrecer información sobre lo que podría suceder si realmente seguimos un plan como el Acuerdo Climático de París".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.