La reducción del hielo marino amenaza a los osos polares y los narvales

oso polar

Debido al cambio climático, necesitan gastar mucha más energía para encontrar comida

La cantidad de energía que necesitan los osos polares y los narvales para sobrevivir en el Ártico que se calienta ha aumentado entre un 3 y un 400% en las últimas décadas, según un nuevo estudio, y los está llevando a la extinción.

Durante los últimos 30 años el Ártico se ha estado derritiendo a una tasa tres veces mayor que la global, lo que limita los terrenos de caza de los depredadores ápice. Como era de esperar, los animales del Ártico están luchando desesperadamente para hacer frente a los cambios.

Los investigadores Anthony Pagano, del Instituto de Investigación para la Conservación del Zoológico de San Diego, y Terrie Williams, del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de California, Santa Cruz, explicaron que criaturas como los osos polares y los narvales son particularmente vulnerables al deterioro del hielo marino en el Ártico debido a sus comportamientos de caza y su dieta, así como a sus adaptaciones fisiológicas. Estas características los hacen excelentemente adaptados a las condiciones normales del Ártico, pero limitan su capacidad para adaptarse al clima cambiante.

En promedio, el Ártico se está calentando actualmente más del doble de rápido que el resto del planeta. Esto se debe a la disminución de la capa de hielo marino, lo que lleva a un mecanismo de retroalimentación del albedo del hielo marino. Estos fenómenos han provocado en septiembre una disminución del hielo marino del Ártico a una tasa del 13,3% por década desde 1979. El mínimo histórico actual ocurrió en 2012, que fue un 49% más bajo que el promedio.

hielo marino en septiembre

Imagen: Mapa del hielo marino del Ártico en septiembre y distribución actual de osos polares y narvales

Estudios anteriores han demostrado que el retroceso del hielo marino se produce de 3 a 9 días antes por década y que el hielo marino avanza de 3 a 9 días después por década. Además, desde el 2000 la extensión del hielo marino invernal ha disminuido a una tasa del 3,4% por década. Los pronósticos anticipan que a mediados de siglo el Ártico podría estar en gran parte libre de hielo en verano, lo que sería devastador para los animales salvajes.

Mas energía

Pagano y Williams midieron el costo energético del movimiento específicamente para osos polares y narvales y encontraron que la importante pérdida de hielo se tradujo en un aumento significativo en el consumo de energía. En pocas palabras, debido a las condiciones cambiantes, los animales necesitan gastar mucha más energía para cazar. La mayor demanda de energía y la limitación del acceso a las focas, una de sus principales fuentes de alimento, dejan a los animales más vulnerables al hambre.

En el caso de los osos polares (los carnívoros terrestres más grandes), su capacidad para atrapar focas de hielo les ha permitido históricamente satisfacer sus altas demandas metabólicas. Son cazadores de emboscada, esperando en los orificios de respiración de las focas y atrapándolas. Pero a medida que las grietas del hielo marino se están rompiendo antes y retrocediendo, sus posibilidades de atrapar focas están disminuyendo significativamente, escribieron los investigadores.

narvales

Los osos polares dependen ahora mucho más de los recursos alimenticios terrestres, que tienen densidades energéticas considerablemente más bajas y energía digestible en general más baja. Por ejemplo, calcularon que un oso polar tendría que comer 1,5 caribúes, 37 truchas árticas, 74 gansos blancos y 216 huevos de ganso blanco para igualar la energía digestible de una foca adulta.

"El mundo ártico es ahora mucho más impredecible para estos animales", dijo a The Guardian, Williams, coautora del informe. "Con una cantidad finita de oxígeno en sus músculos y sangre, encontramos que los narvales ajustan su velocidad, profundidad y duración de las inmersiones para igualar la capacidad de sus tanques de buceo internos. Un error de cálculo podría resultar en ahogamiento".

Mientras tanto, los cambios en la capa de hielo con el calentamiento del Ártico presentan para los narvales un diferente desafío energético. Obtienen gran parte de su ingesta energética anual durante el invierno buceando en busca del fletán negro (un tipo de pez plano). Dependen de los agujeros de respiración en el hielo para reponer sus reservas de oxígeno al terminar cada inmersión. Pero los cambios en el hielo marino han hecho que la presencia y estabilidad de los agujeros sea menos predecible.

cambios en el transporte de osos y narvales

Imagen: Cambios en los costos totales de transporte y patrones de movimiento para osos polares y narvales.

La pérdida de hielo marino también ha resultado en una mayor presencia de orcas, nuevos depredadores ápice en el ecosistema marino del Ártico. Son uno de los pocos animales acuáticos que se sabe que atacan y matan a los narvales, lo que afecta su comportamiento y distribución. En respuesta a la presencia de las ballenas, los narvales exhiben movimientos evasivos hacia áreas de densos bloques de hielo o se mueven hacia aguas poco profundas.

Para los investigadores, la disminución de osos polares y narvales conducirá a la disminución de otros mamíferos marinos dependientes del hielo y algunas de sus principales presas, como el bacalao ártico que depende del zooplancton asociado al hielo marino. Es probable que la disminución "altere la dinámica trófica y, por lo tanto, dé lugar a rápidos cambios en todo el ecosistema marino del Ártico", concluyen.

El estudio fue publicado en la revista Journal of Experimental Biology: Physiological consequences of Arctic sea ice loss on large marine carnivores: unique responses by polar bears and narwhals

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: