Para 2100, los veranos del hemisferio norte podrían durar casi la mitad del año

aumenta la duración del verano

El cambio climático está provocando dramáticos e irregulares cambios en la duración y las fechas de inicio de las estaciones

Sin esfuerzos para mitigar el cambio climático, para el 2100 los veranos que abarcan casi seis meses pueden convertirse en la nueva normalidad en el hemisferio norte, según un nuevo estudio.

El cambio probablemente tendría impactos de gran alcance en la agricultura, la salud humana y el medio ambiente, según los autores del estudio.

En la década de 1950 en el hemisferio norte, las cuatro estaciones llegaron con un patrón predecible y bastante uniforme. Pero el cambio climático está provocando ahora dramáticos e irregulares cambios en la duración y las fechas de inicio de las estaciones, que en el futuro pueden volverse más extremos en el escenario climático sigue como en la actualidad.

"Los veranos son cada vez más largos y calurosos, mientras que los inviernos son más cortos y cálidos debido al calentamiento global", dijo Yuping Guan, oceanógrafo físico del Laboratorio Estatal Clave de Oceanografía Tropical, Instituto de Oceanología del Mar del Sur de China, Academia de Ciencias de China y autor principal de el nuevo estudio.

Para investigar los cambios Guan se inspiró en el ciclo estacional mientras asesoraba a un estudiante de pregrado, el coautor Jiamin Wang. "Con más frecuencia, leo algunos informes meteorológicos fuera de temporada, por ejemplo, primavera falsa o nieve de mayo, y cosas por el estilo", dijo Guan.

Los investigadores utilizaron datos climáticos históricos diarios de 1952 a 2011 para medir los cambios en la duración y el inicio de las cuatro estaciones en el hemisferio norte. Definieron el comienzo del verano como el inicio de temperaturas un 25% más calientes durante ese período de tiempo, mientras que el invierno comenzó con temperaturas un 25% más frías. A continuación, el equipo utilizó modelos establecidos de cambio climático para predecir cómo cambiarán las estaciones en el futuro.

El nuevo estudio encontró que, en promedio, el verano creció de 78 a 95 días entre 1952 y 2011, mientras que el invierno se redujo de 76 a 73 días. La primavera y el otoño también se contrajeron de 124 a 115 días y de 87 a 82 días, respectivamente. En consecuencia, la primavera y el verano comenzaron antes, mientras que el otoño y el invierno comenzaron más tarde. La región mediterránea y la meseta tibetana experimentaron los mayores cambios en sus ciclos estacionales.

cambio en la duración de las estaciones

Imagen: Cambios en las fechas promedio de inicio y la duración de las cuatro estaciones en las latitudes medias del hemisferio norte para 1952, 2011 y 2100. Crédito: Wang et al 2020/Geophysical Research Letters/AGU

Si estas tendencias continúan sin ningún esfuerzo por mitigar el cambio climático, los investigadores predicen que para 2100, el invierno durará menos de dos meses, y las temporadas de transición de primavera y otoño también se reducirán aún más.

"Numerosos estudios ya han demostrado que los cambios de estación causan importantes riesgos ambientales y de salud", dijo Guan. Por ejemplo, las aves están cambiando sus patrones de migración y las plantas están emergiendo y floreciendo en diferentes momentos. Estos cambios fenológicos pueden crear desajustes entre los animales y sus fuentes de alimento, alterando las comunidades ecológicas.

Los cambios estacionales también pueden causar estragos en la agricultura, especialmente cuando las falsas primaveras o las tormentas de nieve tardías dañan las plantas en ciernes. Y con temporadas de crecimiento más largas, los humanos inhalarán más polen que causa alergias y los mosquitos portadores de enfermedades pueden expandir su área de distribución hacia el norte.

Yendo a los extremos

Este cambio en las estaciones puede resultar en eventos climáticos más severos, dijo Congwen Zhu, investigador del monzón en el Laboratorio Estatal Clave de Clima Severo y el Instituto del Sistema Climático de la Academia China de Ciencias Meteorológicas, Beijing, que no participó en el nuevo estudio.

"Un verano más caluroso y más largo sufrirá eventos de alta temperatura más frecuentes e intensificados: olas de calor e incendios forestales", dijo Zhu. Además, los inviernos más cortos y cálidos pueden causar inestabilidad que conduce a marejadas frías y tormentas invernales, al igual que las recientes tormentas de nieve en Texas e Israel, dijo.

"Este es un buen punto de partida general para comprender las implicaciones del cambio estacional", dijo Scott Sheridan, un científico climático de la Universidad Estatal de Kent que no formó parte del nuevo estudio.

Es difícil conceptualizar un aumento de temperatura promedio de 2 o 5 grados, dijo, pero "creo que darse cuenta de que estos cambios forzarán en las estaciones cambios potencialmente dramáticos probablemente tenga un impacto mucho mayor en cómo se percibe lo que está haciendo el cambio climático".

Los hallazgos se han publicado en Geophysical Research Letters: Changing Lengths of the Four Seasons by Global Warming

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar