Contaminación

oscureciemiento costero

Se llama oscurecimiento costero y los científicos apenas están comenzando a explorarlo

Las aguas costeras de todo el mundo se oscurecen cada vez más. Este oscurecimiento, un cambio en el color y la claridad del agua, tiene el potencial de causar enormes problemas al océano y sus habitantes.

"Está afectando la calidad del mar que conocemos", dice Oliver Zielinski, que dirige el proyecto Coastal Ocean Darkening en la Universidad de Oldenburg en Alemania. Estos "cambios en la física conducirán a cambios biológicos", agrega.

ballena con cascos

Las ondas sonoras pueden viajar miles de kilómetros a través del océano

El ruido del transporte marítimo, la construcción, el sonar y los estudios sísmicos "ahogan" el sano paisaje sonoro del océano, dicen los científicos.

Y un "abrumador cuerpo de evidencia" ha revelado el daño que hace a la vida marina el ruido provocado por el hombre.

"Hemos degradado los hábitats y agotado las especies marinas", dijo el profesor Carlos Duarte, quien dirigió el estudio. "Así que silenciamos la saludable banda sonora del océano y la reemplazamos con el sonido que creamos".

basura en una playa

La contaminación oceánica más peligrosa es la basura plástica

La contaminación de los océanos está generalizada, empeora y representa un claro y presente peligro para la salud y el bienestar humanos. Pero el alcance de este peligro no se ha comprendido ampliamente, hasta ahora. Un reciente estudio proporciona la primera evaluación integral de los impactos de la contaminación del océano en la salud humana.

La contaminación del océano es una compleja mezcla de metales tóxicos, plásticos, productos químicos manufacturados, petróleo, basuras urbanas e industriales, pesticidas, fertilizantes, productos químicos farmacéuticos, escorrentías agrícolas y aguas residuales.

Más del 80% proviene de fuentes terrestres y llega a los océanos a través de los ríos, la escorrentía, la deposición de la atmósfera, donde los contaminantes transportados por el aire son arrastrados al océano por la lluvia y la nieve, y el vertido directo, como la contaminación de las plantas de tratamiento de aguas residuales y la basura desechada.

aviso de bacterias en el agua

El código marco de la aplicación es de acceso público

Menos de dos días de muestreo de la calidad del agua en las playas locales puede ser todo lo que se necesita para reducir cada año las enfermedades entre millones de bañistas debido al agua contaminada, según una nueva investigación de Stanford.

El estudio presenta un marco de modelado que predice de manera confiable la calidad del agua en las playas después de solo uno o dos días de muestreo frecuente del agua. El enfoque, probado en California, podría usarse para controlar las áreas costeras que de otra manera no serían monitoreadas, lo cual es clave para proteger el bienestar de los bañistas y las prósperas economías oceánicas en todo el mundo.

"Este trabajo combina el conocimiento de la microbiología, los procesos costeros y la ciencia de datos para producir una herramienta para administrar de manera efectiva uno de nuestros recursos más preciados y proteger la salud humana", dijo la autora principal Alexandria Boehm, profesora de ingeniería civil y ambiental de Stanford.

lavandería

La electrooxidación no solo atrapa las fibras, sino que las deconstruye activamente

Una nueva técnica que utiliza diamantes y titanio tiene el potencial de ayudar a eliminar las microfibras de plástico antes de que entren al medio ambiente, descomponiéndolas en moléculas naturales.

Es un dato que la industria de la moda preferiría mantener en secreto: la mayoría de nuestra ropa sintética está hecha de plástico y está contribuyendo a un gran problema, arrojando fibras microplásticas en nuestras aguas residuales.

"La liberación de microplásticos en el medio marino se reconoce como un importante problema relacionado con la contaminación del agua. Se ha demostrado que en ambientes acuáticos, estos microplásticos adsorben sustancias tóxicas y pueden ser ingeridos por organismos acuáticos", explican en un nuevo artículo investigadores del Institut National de la Recherche Scientifique (INRS) de Canadá.

bola de Neptuno de Posidonia oceanica

Solo en el Mediterráneo, pueden recolectar cada año casi 900 millones de trozos de plástico

Las praderas marinas en las áreas costeras parecen atrapar trozos de plástico en haces naturales de fibra conocidos como ' egagrópilas o bolas de Neptuno', dijeron el jueves unos investigadores.

Sin la ayuda de los humanos, las plantas acuáticas, ancladas a fondos marinos poco profundos, pueden recolectar cada año casi 900 millones de trozos de plástico solo en el Mediterráneo, informaron en la revista Scientific Reports.

"Demostramos que los desechos plásticos en el lecho marino pueden quedar atrapados en los restos de praderas marinas y eventualmente dejar el medio marino a través del varado", dijo la autora principal Anna Sánchez-Vidal, bióloga marina de la Universidad de Barcelona. Esta limpieza accidental "representa una purga continua de desechos plásticos del mar", agregó.

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta