Clicky

Contaminación

lavado de ropa

Las plantas de tratamiento de aguas residuales pueden liberar más de 20 mil millones de microfibras al año

Los microplásticos están en todas partes. Estos diminutos fragmentos de plástico se pueden encontrar a lo largo de los océanos, infiltrándose en los animales que contienen, en los alimentos que comemos e incluso en nuestros hijos.

La proliferación se extiende desde el pico más alto del mundo hasta los inicios de la vida misma. Incluso la lejanía de las regiones polares de la Tierra no ofrece refugio para esa tormenta, y una nueva investigación ayuda a explicar de dónde proviene esta interminable inundación de desechos microplásticos.

basura plástica en una playa de Bali

Las turísticas playas de Kuta y Legian inundadas por hasta 60 toneladas de basura plástica cada día

Las famosas playas de Bali están llenas de basura plástica en lo que, según los expertos, se está convirtiendo en un evento anual gracias al clima monzónico, la mala gestión de los desechos y la crisis mundial de contaminación marina.

Las autoridades están luchando por mantenerse al día con la marea de basura que llega a las playas de Kuta, Legian y Seminyak, donde el viernes y sábado se recogieron unas 90 toneladas de basura.

plato de mejillones

Las muestras de mejillón del Atlántico Norte y Pacífico Sur fueron las más contaminadas

"Si comes mejillones, comes microplásticos". Esto ya se sabía de forma limitada sobre los mejillones de regiones oceánicas individuales. Un nuevo estudio de la Universidad de Bayreuth, dirigido por el Prof. Dr. Christian Laforsch, revela que esta afirmación es cierta a nivel mundial.

El equipo de Bayreuth investigó la carga de microplásticos de cuatro especies de mejillones que se venden con especial frecuencia como alimento en los supermercados de doce países de todo el mundo.

Todas las muestras analizadas contenían partículas microplásticas y los investigadores detectaron un total de nueve tipos diferentes de plástico. El polipropileno (PP) y el tereftalato de polietileno (PET) fueron los tipos de plástico más comunes. Ambos son plásticos omnipresentes en la vida cotidiana de las personas en todo el mundo.

erizo de mar (Paracentrotus lividus)

Investigación plantea preguntas sobre el impacto más amplio de los contaminantes plásticos en la vida marina

Los plásticos en el océano pueden liberar sustancias químicas que causan deformidades en las larvas de erizo de mar, según muestra una nueva investigación.

Los científicos empaparon varias muestras de plástico en agua de mar, luego retiraron el plástico y metieron embriones de erizo de mar en el agua.

El estudio, dirigido por la Universidad de Exeter, encontró que los erizos de mar (Paracentrotus lividus) desarrollaron una variedad de anomalías, incluidos esqueletos y sistemas nerviosos deformados.

ballena picuda de Gervais varada

Detectan por primera vez en raras especies el antibacteriano ampliamente utilizado Triclosán y el popular herbicida Atrazine

Mamíferos marinos varados en las playas del sureste de Estados Unidos murieron con altos niveles de contaminantes almacenados en sus órganos y grasa, informaron los investigadores recientemente en Frontiers in Marine Science.

"Los mamíferos marinos son como una prueba de fuego para el ecosistema", dijo la autora principal Annie Page-Karjian, veterinaria clínica del Instituto Oceanográfico Harbor Branch de la Florida Atlantic University. "Mirarlos a ellos y a las toxinas a las que están expuestos nos da una instantánea de lo que está sucediendo en el medio marino".

foca con una botella de plástico en la boca

Cientos de tortugas marinas y mamíferos marinos han sido asfixiados, atrapados y enganchados por desechos plásticos

Cuando los biólogos de Florida disecaron el cadáver de un manatí, encontraron su estómago y tracto intestinal obstruidos con bolsas de plástico. En Oregón, un fotógrafo encontró una foca común en reposo en la playa con una correa de plástico ceñida tan profundamente alrededor del cuello que casi estaba oculta por la grasa y la piel inflamada. Y en un centro de rescate de Carolina del Sur, una tortuga boba en rehabilitación defecó más de 50 piezas de plástico.

Estos son solo algunos de los casi 1.800 eventos recopilados en un nuevo informe del grupo de conservación marina Oceana. El informe explora, en detalle gráfico, cómo los desechos plásticos están dañando directamente a los habitantes del océano.

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos