Es difícil saber el impacto de las molestias humanas a los mamíferos marinos

elefantes marinos

Las actividades humanas tienen importancia biológica para las poblaciones protegidas

Desde estudios sísmicos y sonar de la Marina hasta la pesca y el transporte marítimo, muchas actividades humanas en el medio marino provocan cambios a corto plazo en el comportamiento de los mamíferos marinos.

Un desafío de larga data tanto para los científicos como para las agencias reguladoras ha sido comprender la importancia biológica de esos cambios en términos de su impacto general en las poblaciones de animales afectadas.

Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de California, Santa Cruz, proporciona un marco integral para realizar este tipo de evaluación. El estudio sintetiza una gran cantidad de conocimiento sobre los mamíferos marinos y la investigación sobre los impactos de diversas perturbaciones.

El autor principal Daniel Costa, profesor de ecología y biología evolutiva y director del Instituto de Ciencias Marinas de la UC Santa Cruz, dijo que comenzó a lidiar con este problema hace décadas cuando estudiaba el impacto del sonido de baja frecuencia en las ballenas y otras especies de mamíferos marinos. "Teníamos parámetros mensurables que eran estadísticamente significativos, pero no conocíamos el significado biológico de estos cambios en el comportamiento. Eso me molestó y molestó a muchas otras personas en el campo", dijo.

Un informe de 2005 del Consejo Nacional de Investigación condujo al desarrollo de un enfoque, conocido como el marco de las Consecuencias de las Perturbaciones en la Población (PCoD, por sus singlas en inglés), que se puede utilizar para evaluar los costos bioenergéticos de los cambios de comportamiento. Desde entonces, los investigadores han estado desarrollando modelos cuantitativos de PCoD para diferentes especies y tipos de perturbaciones.

"Estos modelos proporcionan mucha información, pero queríamos adoptar un enfoque holístico mediante la identificación de los temas comunes y el uso de esos conceptos para informar cómo los administradores de vida silvestre y otros pueden evaluar los riesgos de una actividad propuesta", dijo la primera autora Kelly Keen, una estudiante de posgrado de la UCSC que anteriormente trabajó para la Comisión de Tierras del Estado de California como científica ambiental. "Viniendo del gobierno estatal y habiendo realizado muchas evaluaciones de riesgo, estaba interesada en cómo se pueden aplicar estos modelos cuantitativos".

El nuevo estudio destaca la importancia de los rasgos de la historia de la vida, como las estrategias reproductivas, los patrones de movimiento, el tamaño del cuerpo y el ritmo de vida, para determinar la vulnerabilidad de una especie a diferentes tipos de alteraciones. Por ejemplo, Costa explicó cómo las diferencias en el comportamiento reproductivo pueden hacer que los leones marinos de California sean menos resistentes que los elefantes marinos del norte.

"El león marino de California vive de cheque a cheque", dijo. "La mamá tiene a su cachorro en la playa, y luego sale al mar para alimentarse, regresa y amamanta a su cachorro, luego vuelve a salir y se alimenta de nuevo. Está restringida a un área relativamente pequeña y no puede alejarse mucho de la colonia, por lo que si hay una perturbación que afecta su alimentación, eso tiene un gran impacto porque no tiene dinero en el banco ".

león marino

Las mamás de los elefantes marinos, por otro lado, tienen dinero en el banco. Migran grandes distancias a través del Océano Pacífico Norte, alimentándose y almacenando energía, por lo que cuando regresan a la colonia para dar a luz pueden quedarse en la playa con su cachorro. "No se alimentan mientras están amamantando, simplemente vierten toda la energía almacenada en el cachorro", dijo Costa. "Son más resistentes porque cubren un área muy grande mientras se alimentan y pueden evitar más fácilmente cualquier factor estresante".

Como resultado, si hay elefantes marinos y leones marinos en un área donde una actividad propuesta podría perturbarlos, es probable que la población de leones marinos corra un mayor riesgo. De manera similar, se aplican diferentes consideraciones a las especies con un ritmo de vida de "vive rápido, muere joven" y una alta tasa de reproducción, como las marsopas comunes, frente a una especie de gran ballena que tarda en madurar y reproducirse.

"Lo que los reguladores realmente quieren es una herramienta en la que se puedan conectar los números y las especies y dar una respuesta", dijo Costa. "Aún no hemos llegado allí, pero esta es la mejor opción. Le indica las características clave que debe tener en cuenta al tomar una decisión".

Además de las características del ciclo de vida, el documento destaca la importancia de las características específicas de la perturbación, incluida su ubicación, duración y frecuencia. Las condiciones ambientales, incluido el cambio climático, también pueden influir en la sensibilidad de una población a las perturbaciones, dijo Keen.

"Estos modelos están inmersos en el marco de la bioenergética, por lo que analizamos la disponibilidad de presas y cómo eso podría verse afectado por las condiciones ambientales en un área específica, porque si hay una perturbación superpuesta en esa área, eso podría tener consecuencias para la población", dijo.

Costa señaló que las aguas costeras de California, con la fauna de mamíferos marinos más diversa del mundo, son un lugar particularmente desafiante para realizar este tipo de evaluación de riesgos. Aunque no espera ver un nuevo desarrollo de petróleo en alta mar, el movimiento hacia los recursos de energía renovable significa un número creciente de propuestas para desarrollar la energía eólica y de las olas en alta mar en California.

"Al decidir dónde colocar algo así, siempre será difícil una evaluación cuantitativa completa", dijo Costa. "Con este proceso conceptual, al menos podemos hacer juicios informados. Es una herramienta que puede decirle en qué consideraciones debes estar pensando".

La investigación ha sido publicada el 25 de agosto en Proceedings of the Royal Society B: Emerging themes in Population Consequences of Disturbance models

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar