Las cuerdas marítimas podrían agregar cada año al océano miles de millones de microplásticos

microplasticos en cuerdas marinas

Destaca la urgente necesidad de normas sobre mantenimiento, sustitución y reciclaje de cuerdas en la industria marítima

El manejo de cuerdas en embarcaciones marítimas podría provocar que miles de millones de fragmentos de microplásticos ingresen cada año al océano, según una nueva investigación.

El estudio, realizado por la Unidad de Investigación de Basura Marina Internacional de la Universidad de Plymouth, es el primero en explorar el potencial de la cuerda para convertirse en una fuente de contaminación microplástica en el medio marino.

Comparó una variedad de cuerdas sintéticas comúnmente utilizadas en la industria marítima, pero que difieren en edad, superficie de desgaste y material, para evaluar la cantidad y las características de los microplásticos producidos mientras estaban en uso.

Esto se logró simulando, tanto en laboratorio como en experimentos de campo, la actividad de arrastre de cuerdas que se realiza típicamente a bordo de embarcaciones marítimas como los barcos de pesca.

Los resultados muestran que las cuerdas nuevas y de un año pueden liberar alrededor de 20 fragmentos de microplásticos en el océano por cada metro acarreado.

Sin embargo, a medida que la cuerda envejece, puede liberar significativamente más fragmentos: las cuerdas de dos años arrojan un promedio de 720 fragmentos por metro, mientras que la cuerda de 10 años libera más de 760 fragmentos por metro.

Los investigadores dicen que en las actividades de pesca, la longitud de la cuerda desplegada durante cada lance podría ser de hasta 220 m, según el tipo de embarcación y la profundidad del océano.

Vídeo: La investigación simuló la actividad de acarreo de cuerdas que normalmente se realiza a bordo de embarcaciones marítimas. Crédito: Universidad de Plymouth

Sin embargo, basándose en unos modestos 50 metros de cuerda que se saca de un barco, estiman que cada vez que se tira de una cuerda nueva, se pueden soltar entre 700 y 2.000 piezas de microplástico. La cuerda usada podría soltar hasta 40.000 fragmentos.

Con más de 4.500 buques pesqueros activos en el Reino Unido, sus estimaciones sugieren que esto podría resultar en que anualmente ingresen al océano entre 326 millones y 17 mil millones de piezas de microplásticos solo desde la flota del Reino Unido.

La investigadora Dra. Imogen Napper, quien dirigió el estudio, dijo: "Estas estimaciones se calcularon después de transportar un peso de 2,5 kg. Sin embargo, la mayoría de las actividades marítimas transportarían cargas mucho más pesadas, creando más fricción y potencialmente más fragmentos. Destaca la urgente necesidad de normas sobre mantenimiento, sustitución y reciclaje de cuerdas en la industria marítima. Sin embargo, también muestra la importancia de la innovación continua en el diseño de cuerdas sintéticas con el objetivo específico de reducir las emisiones de microplásticos".

microplasticos por las cuerdas marítimas

La Universidad de Plymouth fue la primera en destacar el problema global de los microplásticos marinos, ganando en 2019 el Premio Aniversario de la Reina de Educación Superior y Avanzada.

Investigaciones anteriores, junto con la iniciativa Pesca de Basura, han demostrado que los pescadores comerciales son muy conscientes del potencial de la basura marina para causar daños duraderos a sus capturas y a la industria en general.

La Universidad también es parte de un proyecto en curso que trabaja para desarrollar artes de pesca biodegradables que puedan ser utilizados tanto por pequeñas como grandes embarcaciones en toda la industria.

El profesor Richard Thompson OBE FRS, Jefe de la Unidad Internacional de Investigación de Basura Marina, dijo: "Durante siglos, la mayoría de los artículos cotidianos, incluidos las cuerdas y las redes utilizadas en la industria marítima, se produjeron utilizando recursos naturales. Sin embargo, el aumento a gran escala en la producción de plástico desde la década de 1950 ha dado como resultado que los plásticos reemplacen progresivamente a sus contrapartes naturales".

"Sin embargo, la durabilidad del plástico ha resultado en un gran desafío ambiental una vez que los artículos llegan al final de su vida útil o, como en este estudio, cuando se desprenden los microplásticos. Una mayor apreciación de los problemas dentro de la sociedad en general está comenzando a marcar la diferencia. Sin embargo, este estudio enfatiza una fuente sustancial de microplásticos previamente no cuantificada y refuerza el nivel de colaboración requerido para lograr un cambio positivo y duradero".

La investigación se ha publicado en Science of the Total Environment: Potential microplastic release from the maritime industry: Abrasion of rope

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar