Los seres humanos somos responsables de más del 90% de las mareas negras del mundo

Manchas de petróleo por el derrame de Taylor Energy
Manchas de petróleo por el derrame de Taylor Energy

Estudio de la contaminación crónica por petróleo en los océanos globales

Un equipo de científicos estadounidenses y chinos que mapean la contaminación por petróleo en los océanos de la Tierra descubrió que más del 90% de las manchas crónicas de petróleo provienen de fuentes humanas, una proporción mucho mayor que la estimada anteriormente.

Su investigación es una importante actualización de investigaciones anteriores sobre la contaminación marina por petróleo, que estimó que aproximadamente la mitad provenía de fuentes humanas y la otra mitad de fuentes naturales.

"Lo convincente de estos resultados es la frecuencia con la que detectamos estas manchas flotantes de petróleo: de pequeñas liberaciones, de barcos, de oleoductos, de fuentes naturales como filtraciones en el fondo del océano y luego también de áreas donde la industria o las poblaciones están produciendo escorrentías que contiene petróleo flotante", dijo Ian MacDonald, profesor en el Departamento de Ciencias de la Tierra, el Océano y la Atmósfera en la Universidad Estatal de Florida y coautor del artículo de investigación.

Las manchas de petróleo son capas microscópicamente delgadas de petróleo en la superficie del océano. Los derrames masivos de petróleo pueden causarlas, pero también son producidas amplia y continuamente por actividades humanas y fuentes naturales.

Estos manchas de petróleo de corta duración se mueven continuamente por el viento y las corrientes, mientras que las olas las separan, lo que dificulta las investigaciones. Para encontrarlas y analizarlas, el equipo de investigación utilizó inteligencia artificial para examinar más de 560.000 imágenes de radar satelital recopiladas entre 2014 y 2019. Eso les permitió determinar la ubicación, el alcance y las fuentes probables de la contaminación crónica por petróleo.

Vídeo: Una mancha de petróleo que se escapa de una plataforma de perforación en el Golfo de México en 2012. Crédito: Ian MacDonald

Incluso una cantidad minúscula de petróleo puede tener un gran impacto en el plancton que constituye la base del sistema alimentario de los océanos. Otros animales marinos, como las ballenas y las tortugas marinas, sufren daños cuando entran en contacto con el petróleo cuando suben a respirar.

"La tecnología satelital ofrece una forma de monitorear mejor la contaminación por petróleo en los océanos, especialmente en aguas donde es difícil la vigilancia humana", dijo Yongxue Liu, profesor de la Escuela de Ciencias Geográficas y Oceanográficas de la Universidad de Nanjing y autor correspondiente. "Una imagen global puede ayudar a enfocar la regulación y la aplicación para reducir la contaminación por petróleo".

La efectividad de las imágenes satelitales ofrece una potencial solución. Los investigadores encontraron la mayoría de las mareas negras cerca de las costas. Aproximadamente la mitad de las mareas negras se encontraban dentro de las 25 millas de la costa y el 90% dentro de las 100 millas.

Los investigadores encontraron relativamente menos manchas de petróleo en el Golfo de México en comparación con otras partes del mundo, lo que sugiere que la regulación y el cumplimiento por parte del gobierno, así como el cumplimiento de los operadores de plataformas petroleras en aguas estadounidenses, reducen las fugas.

Vídeo: Se forma una mancha de petróleo en la superficie del océano después de una fuga de un oleoducto en el norte del Golfo de México en 2016. Crédito: Ian MacDonald

"Si podemos tomar esas lecciones y aplicarlas en lugares del mundo, donde hemos visto altas concentraciones de manchas de petróleo, podríamos mejorar la situación", dijo MacDonald.

El profesor Yanzhu Dong de la Universidad de Nanjing fue el autor principal del estudio. Otros coautores incluyeron a Yingcheng Lu de la Universidad de Nanjing y Chuanmin Hu de la Universidad del Sur de Florida.

La investigación fue publicada en Science: Chronic oiling in global oceans

Imagen de cabecera: La plataforma de Taylor Energy, a unas 10 millas de la costa de Luisiana, fue destruida por el huracán Iván en 2004 y comenzó a perder petróleo de inmediato. Las manchas de petróleo, como esta imagen de 2013, se veían comúnmente sobre el sitio hasta que se instaló un sistema de contención en 2019. (Cortesía de Ian MacDonald)

Etiquetas: Marea negraDerrameVertidoPetróleo

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: