Las fibras plásticas atrofian en más de un tercio el crecimiento de los mejillones

Impacto de las fibras en los mejillones
Los diminutos trozos de basura plástica tienen un impacto nocivo en los animales marinos, incluidos los mejillones. Popova Tetiana

Alteran sus comportamientos de alimentación para evitar consumir microfibras

La contaminación plástica representa una amenaza para la fauna marina. Las bolsas de plástico, botellas y pajitas que vemos esparcidas por las playas se han identificado como un peligro durante mucho tiempo. Pero los pequeños fragmentos de plástico, llamados microplásticos, que tienen un tamaño inferior a 5 mm, también son una fuente importante.

Las microfibras son el tipo de microplástico más común y representan hasta el 91% de los microplásticos que flotan en nuestros mares. Estas minúsculas fibras se desprenden de los textiles como resultado del uso y lavado de la ropa, y del desgaste y la abrasión de los equipos marinos.

Los animales marinos encontrarán e incluso consumirán estos microplásticos. Los mariscos, que se alimentan filtrando partículas orgánicas del agua, son particularmente vulnerables. Un estudio encontró que los mariscos ingieren concentraciones mucho más altas de microplásticos que la mayoría de los otros animales marinos.

En el Laboratorio Marino de Plymouth, Chris Walkinshaw y sus colegas estudiaron el efecto de la exposición durante tres meses a microfibras en mejillones azules juveniles (de solo 1 cm de longitud). Los animales más jóvenes son generalmente más vulnerables que los adultos a los cambios en su entorno. Los mejillones más jóvenes, por ejemplo, tienen tasas de mortalidad más altas en la naturaleza, principalmente debido a la depredación. Por lo tanto, es probable que sea profundo el impacto de la contaminación por microplásticos en los mejillones más jóvenes.

En una nueva investigación descubrieron que la exposición prolongada a las microfibras de poliéster dio lugar a mejillones más pequeños que crecieron a un ritmo más lento.

Los mejillones azules son una importante especie indicadora para los científicos, ya que revelan tendencias más amplias en el ecosistema. Al filtrar constantemente el agua, los mejillones azules están expuestos a contaminantes, por lo que son un buen indicador de la calidad del agua. Los mejillones, como parte de un grupo de mariscos llamados bivalvos, también son una parte importante de la seguridad alimentaria marina. Entonces, si el reducido crecimiento también está ocurriendo en la naturaleza, podría enviar ondas de choque a través del ecosistema marino y la industria de la acuicultura de bivalvos.

mejillones con hilo de pescarImagen derecha: Encuentra el plástico: un grupo de mejillones atrapados en una maraña de hilo de pescar. Cornualles, Reino Unido. Chris walkinshaw

Mejillones más pequeños

En un laboratorio de temperatura controlada, los investigadores expusieron los mejillones a microfibras de poliéster (entre 0,01 mm y 0,5 mm de tamaño) a dos concentraciones: 8 y 80 microfibras por litro. También expusieron mejillones a microfibras de algodón a 80 microfibras por litro.

Los científicos han descubierto que son habituales las concentraciones de microplásticos marinos de 10 partículas por litro de agua de mar. Por lo tanto, las concentraciones utilizadas en el estudio son representativas de entornos naturales.

Los mejillones azules que estuvieron expuestos a la mayor concentración de microfibras de poliéster fueron significativamente más pequeños y mostraron una tasa de crecimiento un 36% más baja en promedio que los mejillones que no estuvieron expuestos a ninguna microfibra. Este resultado solo se observó en los mejillones expuestos a la mayor concentración de microfibras de poliéster. La exposición a las microfibras de algodón no provocó una disminución significativa en la tasa de crecimiento de los mejillones juveniles.

Gastar la energía sabiamente

Los estudios de toxicidad han demostrado que los microplásticos pueden causar daños a nivel molecular y celular en mejillones adultos. Un estudio registró una fuerte respuesta inflamatoria en células de mejillón después de seis horas de exposición a partículas microplásticas de polietileno.

La reducción en el crecimiento de los mejillones en respuesta a la exposición a las microfibras plásticas podría deberse a un cambio en su presupuesto energético (el equilibrio entre la energía absorbida y la energía utilizada). Estos cambios podrían deberse a que los mejillones alteran sus comportamientos de alimentación para evitar consumir microfibras, desviando la energía del crecimiento hacia el procesamiento de las microfibras ingeridas o hacia la reparación del daño causado por estas microfibras.

La reducción de las tasas de crecimiento de los mejillones podría, a su vez, afectar al ecosistema en general.

Los mejillones juveniles crecen a un ritmo rápido, alcanzando un tamaño comercial en 12 a 24 meses. Sin embargo, deben competir por la comida y el espacio tanto entre sí como con otras especies. Los mejillones más jóvenes que no pueden crecer tan rápido pueden ser superados por otras especies y están sujetos a una mayor depredación.

Los mejillones más pequeños también tienen menos valor nutricional. Los depredadores, como los cangrejos, los buccinos, las estrellas de mar y muchas especies de aves, pueden verse obligados a comer más de estos mejillones más pequeños. Esto podría afectar a las poblaciones tanto de mejillones como de sus depredadores.

Los seres humanos, como consumidores de productos del mar, también se verán afectados por los mejillones más pequeños. Solo las ostras, los mejillones y las vieiras proporcionan cada año más de 8 millones de toneladas de alimentos a la población mundial. Pero las tasas de crecimiento más bajas significan que los mejillones tardarán más en crecer hasta alcanzar un tamaño cosechable. Los animales más pequeños y el mayor tiempo de comercialización pueden reducir en el futuro la rentabilidad de la acuicultura de bivalvos.

cultivo de mejillones

Imagen: Los mejillones son una parte importante de la seguridad alimentaria marina. pang_oasis

Aguas contaminadas

Los microplásticos tienen un claro impacto en el crecimiento de los mejillones azules juveniles. Pero el impacto real podría ser aún más severo.

En algunos entornos marinos más contaminados, los científicos han identificado concentraciones de microplásticos de hasta 182 partículas por litro, más del doble de la concentración utilizada en este experimento. Una investigación separada también sugiere que las concentraciones de microplásticos en nuestros océanos pueden ser incluso más altas que las que se encuentran actualmente, ya que muchas partículas son demasiado pequeñas para capturarlas y contarlas.

Este estudio destaca la importancia de realizar experimentos a largo plazo al evaluar el impacto de los microplásticos en la vida marina. El impacto en las células y tejidos de un organismo cuando se exponen a microplásticos puede hacerse evidente en cortas escalas de tiempo.

Pero el impacto de las concentraciones de microplásticos relevantes para el medio ambiente en el crecimiento, la reproducción y la supervivencia, que tienen la mayor relevancia para poblaciones enteras, requiere períodos de observación mucho más largos.

Los entornos marinos ya están amenazados por la sobrepesca y el cambio climático. Estudios como este están ahora comenzando a arrojar luz sobre los dañinos efectos de las microfibras y otros microplásticos en los animales dentro de nuestros océanos.

La investigación se ha publicado en Microplastics and Nanoplastics: Impact of polyester and cotton microfibers on growth and sublethal biomarkers in juvenile mussels

Etiquetas: MejillónContaminaciónFibraMicroplástico

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo