Los cazadores inuit culpan a los cruceros por la desaparición del narval

el cazador Hjelmer Hammeken
El legendario cazador de Groenlandia, Hjelmer Hammeken, saca una foca a bordo en el puerto de Ittoqqortoormiit.

Los aldeanos de Groenlandia también tienen algunas de las concentraciones más altas del mundo de PFAS

Para cazar al narval (Monodon monoceros), cuyo largo colmillo era el cuerno de unicornio del mito medieval, se necesita silencio absoluto.

Tanto es así que los cazadores indígenas del estrecho de Scoresby, en el este de Groenlandia, prohíben a sus hijos arrojar piedras al agua para no asustar a los cetáceos con colmillos en espiral.

Peter Arqe-Hammeken, de 37 años, le enseñó a cazar su abuelo y rastrea narvales durante el breve verano ártico.

Pero son cada vez más raros.

Porque en este fiordo repleto de icebergs, la tranquilidad de la caza ha sido rota por los recién llegados: pasajeros de cruceros que se apresuran a ver la cultura inuit antes de que sea demasiado tarde.

Este verano, alrededor de 60 embarcaciones, desde veleros hasta grandes cruceros, llegaron al pueblo de Ittoqqortoormiit en la desembocadura del sistema de fiordos, el más grande del mundo, en el mes en que estaba libre de hielo.

Mientras que algunos ven el turismo en el Ártico como un medio para revitalizar esta remota comunidad a unos 500 kilómetros (310 millas) del asentamiento más cercano, otros temen que pueda destruir las últimas sociedades de caza inuit supervivientes.

"Hace una semana había cazadores tratando de capturar narvales, pero un par de barcos se acercaban hacia ellos", dijo Arqe-Hammeken, quien afirmó que los cruceros estaban ahuyentando a la fauna.

"Cuando vienen al pueblo, está bien. Pero cuando vienen al coto de caza, eso no es bueno".

En el Ártico que se calienta rápidamente, donde las temperaturas aumentan hasta cuatro veces más rápido que el promedio mundial, los inuit se ven amenazados a cada paso.

crucero Ocean Adventurer

Imagen: El crucero "Ocean Adventurer" navega entre icebergs en Scoresby Sound, Groenlandia.

Cotos de caza en desaparición

"Aquí los cazadores viven de la caza. Tienen hijos", dijo Arqe-Hammeken, que nació y se crió en Ittoqqortoormiit y teme por su forma de vida tradicional, de la que la carne de narval es una parte clave.

"Los narvales son muy importantes para la comunidad" y para la cultura alimentaria de Groenlandia, dijo el maestro Jorgen Juulut Danielsen, ex alcalde de la aldea, cuyo "mattak" (piel cruda y grasa de narval) es un manjar tradicional.

Los inuit cazan ballenas dentadas con arpones y rifles bajo cuotas estrictas, y la alguna vez lucrativa exportación de colmilloscolmillos está prohibida desde 2004.

Pero el cambio climático está exprimiendo el hábitat del narval y los científicos advierten que desaparecerán totalmente del este de Groenlandia si no se prohíbe la caza. Las cifras han disminuido tanto que los cazadores no pudieron encontrar suficientes para alcanzar la cuota en 2021.

El hielo más débil debido al calentamiento también dificulta el acecho de las focas (otro alimento básico de la dieta local) en sus agujeros para respirar en el hielo.

caza de focas en Groenlandia

Imagen: Las focas son una de las principales fuentes de alimento y ropa para los inuit de Ittoqqortoormiit en Groenlandia.

"Ahora no hay hielo, cuando antes había hielo durante todo el año", dijo Arqe-Hammeken, mirando al mar desde Ittoqqortoormiit.

Su abuelo solía obsequiarlo con historias sobre la captura de focas en las afueras del pueblo. Ahora los cazadores deben adentrarse en el fiordo para encontrarlas.

"Hace treinta años había muchos cazadores. Hoy sólo hay 10 o 12", afirma Arqe-Hammeken.

Contaminación desde lejos

Nada crece en la árida tundra, y como los barcos de carga sólo cruzan el fiordo helado una vez al año, "es importante que obtengamos (nuestros nutrientes) de los animales que cazamos aquí localmente", dijo Mette Pike Barselajsen, que dirige la agencia de viajes local Nanu Travel.

"Lo que cazamos es muy importante para nuestra cultura", añadió, y todavía se utilizan ropas tradicionales como pantalones de oso polar y botas kamik de piel de foca para la caza y las ceremonias religiosas.

contaminación en el Ártico

Imagen: Las PFAS llegan al Ártico con corrientes aéreas y marinas procedentes de América del Norte, Asia y Europa. Las PFAS pueden, entre otras cosas, causar daños al sistema inmunológico de las personas. Como los osos polares y los humanos se encuentran en la cima de la cadena alimentaria en el Ártico, pueden tener concentraciones de PFAS que son hasta 30 millones de veces mayores que las de las algas planctónicas del mar.

Pero en julio, un estudio publicado en The Lancet Planetary Health encontró que los aldeanos tenían algunas de las concentraciones más altas del mundo de PFAS (sustancias perfluoroalquilas) causantes de cáncer en la sangre por comer focas, narvales y osos polares, a pesar de que viven lejos de las fuentes de contaminación.

Los "químicos eternos" de las zapatillas deportivas, la ropa impermeable, las alfombras, la espuma ignífuga y los pesticidas son transportados hacia el norte por las corrientes oceánicas antes de unirse a la cadena alimentaria de los inuit.

Con tantas cosas en su contra, algunos cazadores están recurriendo a la pesca del fletán para complementar sus ingresos, dijo Danielsen. Otros están recurriendo al turismo.

Turismo de última oportunidad

Ittoqqortoormiit y sus coloridas casas no podrían ser más pintorescas, ubicadas en una península rocosa con vista a la desembocadura de Scoresby Sound, rodeada de glaciares.

Sus senderos, que alguna vez fueron tranquilos, ahora están llenos de grupos de turistas de cruceros que toman fotografías de pieles de osos polares que cuelgan de las casas.

piel de oso polar

Imagen: La piel de un oso polar secándose frente a una casa en Ittoqqortoormiit, Groenlandia.

"Uno se pregunta cómo vive la gente aquí", dijo Christiane Fricke, una turista alemana atraída como muchos por experimentar la cultura tradicional antes de que desaparezca.

Muchos cazadores ya guían a los turistas o los llevan en trineos tirados por perros.

"Para los cazadores es de gran ayuda poder obtener también ingresos del turismo", afirmó Barselajsen.

Pero otros temen que los cruceros hagan inviable la caza.

Danielsen, el ex alcalde, admitió que existe un conflicto entre quienes desean abrazar el turismo y quienes temen que pueda erosionar la cultura indígena, especialmente la caza de narvales.

"El turismo definitivamente representa una amenaza para la forma tradicional de cazar y pescar en Ittoqqortoormiit", dijo la geógrafa Marianna Leoni de la Universidad finlandesa de Oulu, que conoce bien el pueblo. Pero las autoridades "buscan desesperadamente cualquier oportunidad para mantener vivo el pueblo", afirmó.

turistas de cruceros en Ittoqqortoormiit

Imagen: Los turistas de cruceros salen de Ittoqqortoormiit después de visitar el pueblo inuit.

Los turistas pagan hasta 20.000 euros (21.000 dólares) por los cruceros, y casi todo el dinero se destina a empresas extranjeras. Por eso, el gobierno de Groenlandia está introduciendo un impuesto a los pasajeros de cruceros para que los locales obtengan una parte de las ganancias inesperadas.

Pero como el precio es inferior a siete euros por turista, los inuit no obtienen "mucho a cambio", afirmó Leoni.

Artículo científico sobre la contaminación por PFAS: Assessment of exposure to perfluorinated industrial substances and risk of immune suppression in Greenland and its global context: a mixed-methods study

Etiquetas: CazaNarvalGroenlandiaContaminación

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo