updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

El lento tsunami contaminante del Cauce Morganza

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

apertura del Cauce Morganza, río Mississippi mayo 2011

La costa del Golfo de México de nuevo amenazada, esta vez por las inundaciones del Mississippi

Enormes cantidades de plaguicidas, fertilizantes y otros productos químicos van a terminar en el Golfo de México

preparandose contra la inundación, cementerio de Nueva Orleans La apertura del cauce Morganza en 1973 (imágenes satélite de entonces y actuales)

La región de la Costa del Golfo, todavía aturdida por el derrame de petróleo en el ecosistema y los medios de vida, está ahora preparándose para uno de los peores casos de inundación desde la década de 1920 y uno de los desastres naturales de movimiento más lento. Los economistas están proyectando miles de millones de dólares en daños y perjuicios en industrias locales que dependen del Golfo, como la pesca, la acuicultura y el turismo, que están luchando por volver a la rentabilidad después de los devastadores golpes de los huracanes Katrina y Rita y el derrame de petróleo de BP.

La semana pasada, los residentes se preparaban para el caso peor: romper los diques, lo que podría superar los daños causados por el huracán Katrina. Para aliviar la amenaza de las inundaciones en Nueva Orleans y Baton Rouge, el sábado el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU. abrió por primera vez el Cauce Morganza en casi cuatro décadas - enviando un torrente de agua a miles de hogares y campos de Luisiana de habla francesa, amenazando con sumergir poco a poco la tierra bajo el agua hasta 25 pies (7,6 metros) de profundidad.

apertura del Cauce Morganza, río Mississippi

inundación Louisiana, apertura Cauce Morganza

La liberación masiva de agua de los cauces de Morganza y Bonnet Carre, que fue inaugurado a principios de este mes - junto con la decisión de volar el dique Birds Point -, significa que el río está poco a poco inundando millones de hectáreas de tierras de cultivo que contienen enormes cantidades de plaguicidas, fertilizantes y otros productos químicos que a la larga va a terminar en el Golfo de México.

inundación Louisiana, apertura Cauce Morganza

inundación Louisiana, apertura Cauce Morganza -Foto NASA

inundación Louisiana, apertura Cauce Morganza -Foto NASA

parking en la ciudad de Morgan, inundado por el río Atchafalaya

inundaciones en Louisiana, mayo 2011

Además de las preocupaciones inmediatas de salud pública, los científicos están preocupados de que estos contaminantes agraven la ya enorme "zona muerta" que se produce anualmente en el Golfo. La zona muerta es una banda sin vida de  aguas de la costa que se forma como resultado directo de la afluencia de agua de los ríos ricos en nitrógeno al llevar cantidades masivas de fertilizantes y contaminantes de la agricultura y la industria aguas arriba. Fluctúa en tamaño cada año, la zona muerta del año pasado fue más grande que el estado de Massachusetts.

Los científicos esperan que la inundación histórica podría llevar a la zona muerta más grande de la historia, que puede alcanzar una enorme extensión hasta llegar a la costa de Texas. Una zona muerta ampliada será un gran estrés para peces, gambas y otras especies que luchan por recuperarse del derrame de petróleo del año pasado, porque la vida marina se asfixia y muere si no puede huir nadando lejos o de otra manera de estas condiciones de hipoxia. Como dice el diario Thibodaux Daily Comet, será "un nuevo revés para los pescadores de arrastre del Golfo que tenían la esperanza de recuperar la cuota de pesca de la temporada pasada, que fue cerrada en gran parte del Estado por el derrame de petróleo de BP".

barco pesquero de Louisiana, EE.UU.

Además de las inundaciones sin precedentes, los ostricultores de la zona hacen frente a otro duro golpe por el que ya están luchando. Casi la mitad de toda la población de ostras de Luisiana fue destruida a raíz de la catástrofe de la plataforma Deepwater Horizon cuando las compuertas se abrieron contra la corriente para invertir el flujo del río y evitar que el agua contaminada con petróleo entrase hacia el interior. Como resultado, el agua llegó a ser demasiado salobre para que las ostras sobrevivieran. Un programa de seguros establecido a raíz de los huracanes Rita y Katrina no cubría los derrames de petróleo y fue desmantelado poco después del desastre de BP, dejando a los ostricultores sin recibir asistencia. Para empeorar las cosas, a principios de este año BP no cumplió sus promesas de ayuda para pagar por la reconstrucción de los criaderos de ostras de Louisiana, alegando que no fue suya la decisión de abrir las compuertas. 

industria ostrera en Louisiana, EE.UU.

Justo cuando parecía que las ostras de Luisiana estaban organizando una notable recuperación, las inundaciones inminentes, y la avalancha de agua dulce, las apagará de nuevo. Otro colapso sería absolutamente devastador para el estado que produce el 40 por ciento de las ostras de la nación.

traslado de enseres por la inundación del río Mississippi

Durante la siguiente semana, decenas de miles de residentes se verán obligados a empacar y dirigirse a un terreno más alto, mientras que lo peor de la inundación se abre camino lentamente hacia sus hogares. En las palabras de Gerry Krasgrow, un residente de Melville, Luisiana, "Es como un monstruo que viene por el río". Si bien la región de la Costa del Golfo ha mostrado una gran resistencia, tales como consecuencia del Katrina y la catástrofe del Deepwater Horizon, uno tiene que preguntarse cuántos más envites puede aguantar - y no parece haber ningún alivio en el horizonte.




Información de última hora de las inundaciones del río Mississippi, visitar:

The Times-Picayune | U.S. Army Corps of Engineers | Major Flooding of the Mississippi River (USGS)

La apertura del cauce Morganza en 1973 (imágenes satélite de entonces y actuales)

El cauce Morganza, diseñado para reducir los niveles de agua en el Mississippi en situaciones de emergencia, se abrió por última vez del 19 abril al 13 de junio de 1973, la única vez que había sido abierto.

inundación río Mississippi en 1973, foto NASA

La imagen superior muestra el agua que fluye por el cauce el 5 de mayo de 1973, según lo observado por el Landsat 1. La imagen de abajo del Landsat 2 muestra la misma zona en 1977, sin inundaciones. Las imágenes incluyen infrarrojo cercano, rojo, verde y longitudes de onda de la luz. La vegetación aparece en rojo, el agua turbia marrón es verde, el agua clara es de color azul-negro, y el suelo desnudo es de gris a marrón. En la imagen de 1973, las zonas rojas en el cauce puede incluir vegetación (rojo) lo suficientemente alta para estar por encima de las aguas de la inundación.

cauce del río Mississippi en 1977, foto NASA

El cauce de alivio se encuentra en el lado oeste del Mississippi, a unas 35 millas (56 kilómetros) al norte de Baton Rouge, Luisiana. Tiene un promedio de cinco millas (8 kilómetros) de ancho y se extiende 20 millas (32 kilómetros) al suroeste. Terminado en 1954, la estructura de control de inundaciones, o cauce, fue construido para aliviar la tensión sobre los diques de río abajo, desviando el exceso de agua del río en la cuenca del río Atchafalaya.

gráfico de la situación en el mapa del Cauce Morganza

De acuerdo con el Cuerpo de Ingenieros, el cauce fue diseñado para mantener una tasa de flujo del río Mississippi de no más de 1,5 millones de pies cúbicos por segundo en el Red River Landing. El cauce tiene aproximadamente 4.000 pies (1.219 metros) de largo, incluye 125 compuertas, y tiene la capacidad para mover unos 600.000 metros cúbicos de agua de la inundación por segundo.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército informa en su sitio web: "La decisión de abrir el cauce de alivio Morganza se basa en los flujos fluviales actuales y proyectados y las condiciones del dique, las corrientes fluviales y los posibles efectos sobre la navegación y revestimientos, la lluvia y los pronósticos extendidos. Cuando las corrientes del río en el Red River Landing se prevé que lleguen a 1.5 millones de pies cúbicos por segundo y en aumento, el Cuerpo consideró la apertura del cauce de alivio Morganza. A las 7 am Hora del Centro del 13 de mayo de 2011, el Cuerpo de Ejército estima que los caudales eran 1,449 millones de pies cúbicos por segundo".

inundación río Mississippi mayo 2011, foto NASA
La imagen fue adquirida el 18 de mayo de 2011. En este enlace otra imagen del año 1977 sin inundaciones.

El río Mississippi tiene la tercera cuenca de drenaje más grande del mundo, sólo por detrás del Congo y el Amazonas. Drena el 41 por ciento de 48 estados contiguos de Estados Unidos, incluyendo la totalidad o parte de los 31 estados y dos provincias canadienses. Tras las inundaciones extremas a lo largo del Mississippi en 1927 el Congreso de los EE.UU. aprobó el Acta de Control de Inundaciones de 1928, que autorizaba la construcción de diques, cauces de alivio, y otras modificaciones del paisaje para controlar el flujo del río Mississippi.

Originales de:  Kiley Kroh del Center for American Progress y Earth Observatory (NASA)