updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Peligro por contenedores después de que el 'Rena' se parta en dos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

portacontenedores Rena partido en dos

El buque pierde 300 contenedores, de los que un 20% flotarán en el mar

El portacontenedores Rena encallado en un arrecife de Nueva Zelanda puede provocar nuevos derrames de petróleo

Hasta 300 contenedores de la nave encallada Rena han sido arrojados por la borda y la mayoría son propensos a hundirse, según las autoridades.

En una conferencia de prensa celebrada en Tauranga una portavoz de Braemar Howells, empresa especializada en limpieza ambiental, Claudine Sharpe, dijo que habían caído por la borda de "200 a 300 contenedores" después de que el barco fuese azotado anoche por fuertes olas de hasta seis metros.

La popa del barco está escorada 23 grados a estribor, mientras que la sección de proa se mantiene firmemente encajada en el arrecife de Astrolabe, contra el que se estrelló el 5 de octubre.

Esta mañana las autoridades de Maritime New Zealand volaron sobre el barco que estaba rodeado por aguas turbias de toneladas de leche en polvo que se derramaron procedentes de uno de los contenedores.

De los contenedores que faltan, la Sra. Sharpe dijo que 30 habían sido identificados y 15 etiquetados y acorralados en un área en alta mar.

"En esta etapa hemos perdido muchos contenedores", dijo.

"Estamos buscando alrededor de 200 a 300 contenedores, de ellos el 20 por ciento van a flotar - el resto se hundirá".

portacontenedores Rena partido en dos

Dave Billington de la unidad de salvamento de Maritime New Zealand, dijo que los reportes de los contenedores que se perdieron por la borda comenzaron a llegar la última noche alrededor de las 8pm.

También dijo que el personal de Ministerio del Interior considera que el buque esta totalmente partido, después que la popa se había desplazado unos 13 grados a estribor y se había separado por completo de la parte delantera.

"La distancia se estima es de 20 a 30 metros", dijo. "El barco se ha roto en dos limpiamente".

portacontenedores Rena partido en dos 

Crece el temor de que podría seguir una fuga de petróleo

El buque encalló en el arrecife el 5 de octubre, derramando cientos de toneladas de petróleo y decenas de contenedores en el océano, que llevaron semanas de trabajos de limpieza. El petróleo derramado mató a cientos de aves.

La semana pasada el barco fue golpeado por el mal tiempo, causando que se rompiese en dos partes, pero se mantuvo firme en el arrecife.

El Consejo Regional de la Bahía de Plenty ha emitido avisos a la navegación para los usuarios de transporte marítimo y barcos para evitar nuevos riesgos.

Contenedores flotantes se han encontrado al noroeste del Rena. Se han avistado una gran cantidad de residuos a sotavento de la embarcación, y en la actualidad se espera que llegan más a tierra.

Los restos incluyen madera y bolsas de leche en polvo.

portacontenedores Rena partido en dos

El gerente de la gestión del agua del Consejo Regional de la Bahía de Plenty, Eddie Grogan, dijo que el consejo reevalúa en la actualidad la zona de tres millas de exclusión náutica alrededor del Rena.

"Vamos a dar más información una vez que se haya evaluado la situación, sin embargo, anticipamos que la zona de exclusión será mayor. Aunque las condiciones podrían ser buenas para los surfistas, la gente debe ser consciente de una gran cantidad de escombros en el agua, incluyendo el área de Waihi Beach hasta Mayor Island en Maketu".

"Estamos pidiendo a la gente que sea consciente de los peligros y sean sensibles y cuidadosos".

Ha sido activado el Equipo de Respuesta Nacional para responder al posible vertido de petróleo de la nave y tratar a la fauna afectada.

Las condiciones climáticas seguirán siendo malas, con mal tiempo en el área para los próximos tres a cuatro días.

A todos los buques en la zona se les recomienda navegar con precaución extrema.

El Consejo Regional de la Bahía de Plenty recomienda a todos los buques navegar a baja velocidad, mantener una buena vigilancia y desplazarse por la zona a la luz del día. La zona de escombros es muy amplia y su movimiento es impredecible y podría extenderse aún más.



Crédito imágenes: Todd Hansen The New Zealand Herald

Ver también: El portacontenedores Rena a punto de romperse y hundirse   Pingüinos felices al ser liberados por niños