updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Los peligros de la extracción de petróleo en el Ártico

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
plataforma petrolera Kulluk encallada en Alaska

La plataforma petrolera Kulluk puso en peligro un valioso medio ambiente de Alaska

Hay por lo menos una buena noticia sobre la plataforma petrolera que encalló en el Mar de Beaufort: A partir del mediodía del miércoles, la plataforma Kulluk, que encalló frente a la isla de Sitkalidak, cerca de Kodiak en Alaska, no parece que tenga una fuga de combustible, gracias a su doble casco de acero de 3 pulgadas de espesor.

plataforma petrolera Kulluk encallada en Alaska, mapaHemos aprendido algunas cosas sobre el petróleo y la seguridad desde el Exxon Valdez. Pero la lección abrumadora de la Kulluk, que se liberó de barcos tratando de remolcarla a Seattle después de su primera temporada en el Mar de Beaufort, es para revisar todas las precauciones tomadas por Royal Dutch Shell, ya que ni los ejecutivos de la empresa ni los reguladores federales están completamente preparados para las peligrosas condiciones en el Ártico.

El equipo de perforación, que no tiene un sistema de propulsión propia, era remolcado para el mantenimiento antes de comenzar su próxima temporada de perforación en la primavera. Se supone que es rutinario: una temporada de perforación de primavera-verano que termina el 31 de octubre cuando entonces la plataforma se remolca a climas más suaves para el invierno. Pero hubo retrasos debido a problemas meteorológicos y equipo, incluyendo la falta de capacidad de deshielo en los helicópteros que debían transportar la mayor parte de la tripulación de la plataforma antes de que pudiera moverse. Como resultado, el remolque no comenzó hasta los difíciles días de invierno.

plataforma petrolera Kulluk encallada en Alaska

Es el más reciente de una larga lista de problemas que ha encontrado Shell. Su fracaso para construir una cúpula de contención preparada para el Ártico y una barcaza de respuesta a derrames, impedía la perforación este año a profundidades donde podría llegar al petróleo. En noviembre, la Guardia Costera de EE.UU. encontró deficiencias graves con controles de contaminación y seguridad de la tripulación en el Noble Discoverer, el buque de perforación de Shell en el Mar de Chukchi.

Al menos, el Noble Discoverer se había ido del Mar Chukchi en ese momento, porque la temporada de perforación se termina el 24 de septiembre antes de que el hielo, la alta mar y las tormentas tengan una mayor probabilidad de poner las operaciones en peligro. Como mínimo, teniendo en cuenta los problemas que encontró la Kulluk a finales de octubre, los reguladores federales deberían considerar una fecha similar para el Mar de Beaufort.

Pero eso sólo sería comenzar a abordar los problemas. El encallamiento de la Kulluk se produjo a 50 millas de una gran instalación de la Guardia Costera, lo que ha permitido una respuesta rápida. Pero ¿y si los mismos problemas se hubiesen encontrado a 800 millas de distancia?

Sólo en la primera temporada de operaciones de la Royal Shell en el Ártico, la región ya ha demostrado ser un lugar mucho más peligroso para la exploración de petróleo de lo que preveían los proponentes. Los equipos probablemente no deberían regresar a los mares del Ártico esta primavera, y los reguladores federales deberían re-examinar lo que se necesita para perforar con seguridad bajo las condiciones más difíciles antes de que se ponga en peligro un valioso y frágil medio ambiente.