updated 11:37 PM CET, Dec 6, 2016

Las bolsas de plástico engañan a las tortugas cuando cazan

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
tortuga crittercam

Podemos ayudarlas eligiendo telas reutilizables o bolsas de otros materiales naturales en lugar de plástico

Las bolsas de plástico en el océano pueden verse exactamente como una medusa u otra criatura gelatinosa engañando a las tortugas bobas a cazarlas.

Este caso de identidad equivocada, documentado en el último número de la revista PLoS ONE, revela cómo la basura puede dañar la fauna marina. Incluso si una tortuga no ingiere la bolsa, el esfuerzo por soltarse y alejarse desperdicia la energía y el tiempo de desplazamiento de la tortuga.

Tomoko Narazaki y sus colegas de la Universidad de Tokio equiparon a tortugas bobas con registradores 3D y Crittercams, lo que permitió a los científicos grabar toda la acción de los animales cuando las tortugas nadaban en aguas abiertas.

Narazaki y su equipo descubrieron que las tortugas se basan en la vista, en lugar de en el sonido o el olor, para descubrir y avanzar hacia presas gelatinosas, como las medusas y otros organismos.

Esto es una mala noticia para las tortugas, ya que una bolsa de plástico se parece a una medusa cuando las bolsas están sumergidas en el agua. Puede ser difícil de imaginar, pero las bolsas tienden a perder su forma y asumir una forma más tubular durante la inmersión. A medida que flotan sumergidas en el agua el plástico se ondula, por lo que las bolsas se parecen a medusas vivas en movimiento. "He visto esto antes, y el parecido es asombroso", dice Narazaki.

El descubrimiento también sugiere que las tortugas bobas pueden depender más para alimentarse de lo teorizado previamente de las medusas y presas de textura similar. Debido a que estos organismos blandos no están exactamente repletos de nutrientes, sirven más como un aperitivo para las tortugas. Sin embargo, las tortugas parecen ir tras ellos muy a menudo durante sus viajes de natación, y en especial durante las migraciones oceánicas.

Debido a su textura gelatinosa estos alimentos son fáciles de digerir por las tortugas, no estorbándolas cuando tienen que seguir moviéndose. En otras ocasiones, las tortugas tienden a ir después a por presas de cáscara dura, como los moluscos.

Las tortugas bobas están en peligro. Es una pena ver a estas, y otras tortugas, tener que lidiar aparentemente con la basura cada minuto de sus vidas. Mira como esta tortuga tiene que nadar a través de todo tipo de residuos desechados:

Podemos ayudarlas eligiendo telas reutilizables o bolsas de otros materiales naturales en lugar de plástico. Ciudades de muchos países ya tienen leyes que ayudan a limitar el uso de bolsas de plástico.

Otras basuras acaban finalmente en zonas de aguas abiertas, donde se encuentran estas especies que ya están luchando debido a la caza humana, la pérdida de hábitat y otros problemas causados por el hombre.

Artículo científico: Loggerhead Turtles (Caretta caretta) Use Vision to Forage on Gelatinous Prey in Mid-Water