updated 10:27 PM CEST, Sep 30, 2016

La basura del mar es un alojamiento acogedor para los microbios

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
investigación sobre el plástico en el océano

Gran parte del plástico en el océano se ha roto en pedazos del tamaño de confeti

Desde hace cuatro décadas se sabe que se está acumulando el plástico en el océano abierto. Ahora, los científicos han encontrado que estos desechos albergan comunidades únicas de microbios, y los pequeños habitantes de la llamada "plastisfera" pueden ayudar a descomponer la basura marina.

Los habitantes de la plastisfera son miembros de un grupo de bacterias, los vibriones, conocidas por ser causantes de enfermedades, y microbios conocidos por romper los lazos de hidrocarburos dentro de los plásticos, reveló el análisis genético. Pero, lo más importante, las comunidades de microbios en las piezas de plástico eran muy diferentes de los encontradas en las muestras del agua de mar circundante.

"No es un pedazo de papel que vuela por ahí con cosas que se le pegan al azar", dijo en referencia al plástico la investigadora del estudio Tracy Mincer, científica asociada en el Instituto Oceanográfico Woods Hole. "Hay grupos específicos de microbios que se sienten atraídos por ese ambiente y se adhieren y viven en él".

Potenciales patógenos y degradadores de plástico

Los vibriones representaban casi el 24 por ciento de los residentes en una de las seis pequeñas piezas de plástico utilizadas en el estudio.

"Dado que la mayoría del plástico proviene de la tierra, nos lleva a preguntarnos hasta qué punto estos vibriones vienen de allí... y que sean potenciales patógenos, no sólo para los seres humanos, sino también para los animales, como los peces", dijo la investigadora del estudio Linda Amaral-Zettler, una asociada científica en el Laboratorio de Biología Marina. Algunas especies del género Vibrio causan enfermedades, pero no está claro qué especies estaban dentro de las muestras, ya que el análisis de este estudio no identificó las distintas especies de bacterias.

Enterrados dentro

trozos de plástico en el océanoMientras tanto, las imágenes de microscopio revelaron microbios metidos en hoyos que se ajustaban a la forma de organismos unicelulares. Los hoyos sugieren que los microbios perforan el plástico y aceleran su proceso de envejecimiento natural, lo descomponen, dijo Mincer (Los investigadores no están seguros de si las bacterias se encontraban en los hoyos. La mayoría de las bacterias no se pueden identificar a través de imágenes de microscopio).

"Cualquiera de esas células tienen que instalarse en los hoyos de forma perfecta, o tienen algo que ver con su creación", dijo el investigador del estudio Erik Zettler, decano asociado y profesor de oceanografía de la Asociación de Educación del Mar en Woods Hole, Massachusetts.

Si los microbios hacen, en efecto, "madrigueras" en el plástico, lo pueden estar haciendo mecánicamente o podrían estar metabolizando, proceso también conocido como "comer" el plástico, dijo Zettler.

La presencia de bacterias que degradan los hidrocarburos, relacionadas a las que aparecieron después del derrame de petróleo de la plataforma DeepWater Horizon, indica que las bacterias pueden de hecho ser responsables de los hoyos.

¿Bueno o malo para la vida marina?

bacteria simbiótica en el plástico del océanoLos científicos no están seguros si las bacterias que ayudan a la descomposición de los plásticos es bueno o malo para los ecosistemas oceánicos.

Considerando que trozos más pequeños pueden acelerar la eliminación de los plásticos de los océanos, también pueden tener consecuencias negativas. Trozos de basura más pequeños tienen con respecto al volumen un área de superficie mayor (y más contacto con el agua circundante) para que puedan liberar más contaminantes que los plásticos pueden absorber.

Estos pequeños pedazos de plástico son también ideales para entrar en la parte inferior de la cadena alimentaria cuando los consuman animales como diminutas criaturas flotantes, llamados zooplancton, y se acumulen en los predadores superiores, dijo Zettler.

Gran parte de los desechos plásticos en el océano se han roto en pedazos del tamaño de confeti. Durante los viajes en el Atlántico Norte, los investigadores y estudiantes a bordo de un buque de educación del mar recogieron trozos de plástico para este estudio, que fue publicado en la revista Environmental Science & Technology, el 7 de junio.

En el futuro, Mincer está interesada en encontrar el mecanismo genético que ha permitido a los colonizadores de plástico que se unan a él con eficacia y tan rápidamente.

"Creemos que puede dar lugar a una historia en la que los microbios se adaptan a un mundo cambiante", dijo, señalando que los plásticos son muy diferentes a cualquier superficie sobre la que los microbios del océano abierto se establecen naturalmente.

Artículo científico: Life in the "Plastisphere”: Microbial Communities on Plastic Marine Debris

Imágenes: Erik Zettler, Sea Education Association