updated 10:54 PM CET, Feb 25, 2017

Infierno en la playa


Chittagong, la ciudad de los desguaces de barcos

Ciudad de los desguaces de barcos en IndiaEs la ciudad de los "ShipBreakers"

Hay lugares en nuestro planeta, que literalmente se asemejan a un infierno en la tierra...En este caso en las playas.

Existe un lugar, cerrado a los turistas, un lugar donde los fotógrafos no están autorizados a ir… y los que lo consiguen les son quitadas sus cámaras y detenidos por la policía…

Hablo de Chittagong, en la India,  un territorio de 144.000 Km² con una población de 144 millones de personas.

En varias playas de la zona aparecen extraños buques, aparcados en la arena como se ve desde el espacio: 

Vista de Chittagong por satélite de Google Maps









A lo largo de la costa sureste de Bangladesh estan las instalaciones de desguace de buques, donde un inmenso océano de cargueros y petroleros son desgarrados por cientos de hombres de piel de bronce, utilizados como mano de obra.

Estos ShipBreakers rompen la chatarra de los buques con poco más que sus propias manos. A pesar de las condiciones miserables, dicen que es mejor trabajar aquí que morir de hambre...

shipbreakers, desguazadores de buques Más de treinta mil hombres vienen aquí para desmontar los buques oxidados por el tiempo, que las Primeras Naciones del mundo descartan en las playas de la India.

A golpe de martillos, cinceles y cuñas los trabajadores rompen los gigantescos mamuts de acero, hasta dejar en pedazos más pequeños cientos de libras que luego son cargadas en camiones por equipos de chicos, que acompasan su pasos con ritmicos cánticos.

Estos trozos de metal se venden (es un negocio muy rentable para los propietarios que viven en enormes mansiones de la ciudad) como chatarra en todo el país y en Asia, algunas partes son recicladas para la construcción de nuevos buques.

ShipBreakers, trabajando con sus martillos Esta instalación de desguace existe gracias a la acción de las mareas.  Es uno de esos lugares - como la Bahía de Fundy, en Canadá - donde una serie de circunstancias geográficas se unen para crear excepcionalmente grandes diferencias entre las dos mareas alta y baja del día.

Con suavidad hacia a la playa... Las mareas en Alang hacen posible el desguace de los buques con un mínimo de esfuerzo. No hay muelles o drydocks.  Los buques simplemente se desplazan solos hacia la orilla, a veces tirados con sogas por los ShipBreakers hacia su destino final.

Estos trabajadores viven en chabolas construidas con la chatarra y la madera recogidas de los buques, sin duchas, servicios higiénicos o letrinas. Las chozas están situadas en las dunas detrás de la playa, separadas por callejones fangosos. Cuatro u ocho o 12 hombres pueden vivir en una chabola. Tampoco hay muebles, ni luz, ni agua.

Alang, India - acarrreando un buque Se pueden ver los buques y chabolas desde el espacio usando google maps (Alang, India). Han llegado aquí desde aldeas pobres en el otro lado de la India, atraídos por los salarios de 1,50$ al día, para trabajar en empleos peligrosos, protegidos sólo por sus bufandas y sandalias.

Sufren muchos accidentes y enfermedades, tobillos y dedos rotos, cráneos destrozados, fiebres palúdicas, colera, disentería y tuberculosis. Algunos de ellos se queman y otros se ahogan. Nadie realiza un seguimiento de cuántos mueren aquí de accidentes y enfermedades.

"Hay una sombra de la muerte en este lugar", afirma Ram Lalit, de 22 años de edad, trabajador. "Este lugar está obsesionado por ella".
Buque en la playa para el desguace
El desguace de buques se realiza desde las 7 AM a 11 PM, con dos descansos de media hora y una hora para el almuerzo (la cena se hace después de ir a casa a las 11), 14 horas al día, 6 días y medio a la semana (medio día libre los viernes para las prácticas religiosas de los musulmanes).

Los trabajadores de Alang comienzan su actividad en torno a las 6:30 de la mañana, tras algunos lavados en un cubo en el fangoso terreno fuera de sus chozas. Otros en cuclillas en los charcos, sumergen sus cepillos en el agua de color amarillo para la limpieza de los dientes. 

A esta hora, comienza también la actividad a lo largo de la franja de chozas que sirven a las necesidades de los trabajadores: un puesto de peluquero y un sastre, un hombre que hace de lavandería y un líder musulmán de oración,  vendedores de piezas de bicicleta, lámparas de queroseno, bebidas gaseosas, cigarrillos, frutas y huevos...

El reportaje de donde he tomado las imágenes y traducido el texto acaba con una pregunta : ¿Después de ver estas imágenes y leer esta historia, ha cambiado ahora su percepción del mundo?

Para ver todas las impactantes imágenes: devianART

Ver un interesantísimo artículo sobre el tema de ANA GABRIELA ROJAS en "El País" : Cementerio de barcos y hombres

Continuar leyendo después de la publicidad...

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar