updated 10:11 PM CET, Dec 4, 2016

Hasta los percebes están comiendo plástico

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

basura plástica en la playa

Los investigadores no están seguros si está afectando la salud del percebe

Los océanos están llenos de plástico. Ahora, una investigación encuentra que incluso los percebes están sintiendo las consecuencias.

Un tercio de los percebes atrapados en el giro del Pacífico Norte, una región del océano notoriamente llena de trozos de plástico, tiene en un momento dado microfragmentos de material plástico en sus sistemas digestivos, según encuentra un estudio reciente. Los investigadores no están seguros de si la ingestión de la comida daña los percebes, pero podría desplazar a la nutrición real.

Los desechos plásticos son un problema importante en los océanos, en particular cuando la vida marina se enreda en la basura o la ingiere. Se han documentado al menos 267 especies marinas que han comido plástico, incluyendo tortugas, peces y aves, informan los investigadores el 22 de octubre en la revista de acceso abierto PeerJ.

El giro del Pacífico Norte está tan cargado de plástico que se ha ganado el apodo de "El Parche de Basura del Pacífico Norte". Aquí, Miriam Goldstein, del Instituto Scripps de Oceanografía en California y Deborah Goodwin de la Asociación de Educación del Mar en Woods Hole, Massachusetts, se hicieron una pregunta desconocida: ¿Los invertebrados marinos, como los percebes y otros animales sin columna vertebral, consumen basura de plástico?

Los estudios de laboratorio sugerían que filtradores como los percebes no recogían bolitas de plástico, sólo tres ejemplos de invertebrados que se alimentan de plástico eran conocidos en la naturaleza. (El anfípodo pulga de arena, la cigala y el calamar volador, para aquellos que llevan la cuenta).

plástico en los percebes del Océano Pacífico

(A) Una agregación densa de percebes Lepas spp. que crecen en una boya y que se recogieron en octubre de 2012. (B) La anatomía básica de Lepas que denotan la cabeza de hueso, que incluye el cuerpo y sus placas de cerramiento, y el pedúnculo, el tallo muscular que une el percebe al sustrato. (C) Microplástico ingerido por un percebe individual.

Los investigadores recolectaron en dos viajes al giro percebes de dos especies, Lepas anatifera y Lepas pacifica. Luego realizaron autopsias a los percebes, comprobando los sistemas digestivos de los animales con microplásticos, o piezas de plástico movidas por el viento y las olas de menos de 0,2 centímetros (5 milímetros) de diámetro.

De los 385 lepas recogidos, 129 habían ingerido plástico, hallaron los investigadores. La mayoría de los individuos tenían un trozo o dos en su intestino, pero 57 tuvieron más de tres piezas, con uno que contenía la friolera de 30 partículas de plástico individuales.

Los investigadores no están seguros de si estas partículas están afectando la salud del percebe, no había signos de enfermedad digestiva en este grupo por lo menos. Los efectos a largo plazo son desconocidos, escribieron.

Por desgracia para los océanos, esta tendencia de los percebes a comer plástico no ayuda a eliminar la basura de forma permanente.

"Los percebes simplemente defecan el plástico y flota de nuevo", escribió Goldstein en Twitter.

Artículo científico: Gooseneck barnacles (Lepas spp.) ingest microplastic debris in the North Pacific Subtropical Gyre