updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

La contaminación reduce la densidad ósea del pene del oso polar, amenazando su capacidad de apareamiento

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La contaminación reduce la densidad ósea del pene del oso polar

Hay una gran cantidad de mamíferos que tienen huesos en sus penes, ¡incluidos los chimpancés!

El calentamiento global es todo diversión y juego... ¡hasta que alguien se rompe el pene! Durante mucho tiempo los científicos han sido conscientes de que la contaminación química hace más pequeños los testículos y el hueso del pene de los osos polares. Las preocupaciones sobre el potencial de apareamiento de los osos polares han crecido después de que investigadores daneses encontraron que la contaminación también reduce la densidad ósea del pene, aumentando el riesgo de fractura durante el apareamiento.

Los osos polares no están contentos con esto

Sí, hay una gran cantidad de mamíferos que tienen huesos en sus penes, ¡incluidos los chimpancés! Sin embargo, los biólogos siguen debatiendo su función. Algunos creen que es sólo un subproducto de la evolución, mientras que otros afirman que ayuda a mantener firme el pene o estimula a las hembras durante el coito. Anteriormente, Christian Sonne en la Universidad de Aarhus, Dinamarca, y sus colegas descubrieron que los osos polares contaminados con altos niveles de contaminantes llamados organohalogenados reducen el tamaño de la bola del pene o báculo. Esta vez, el equipo quería ver qué tipo de efectos tiene sobre el báculo una clase particularmente repugnante de organohalogenados, llamados bifenilos policlorados (PCB).

Desde la década de 1920 los PCB se han utilizado ampliamente para aplicaciones industriales, incluyendo la producción de caucho. Una decisión de la ONU de 2001 prohibió su uso después de informes concluyentes de que causan cáncer y dañan la salud. Pero incluso si no hubiese sido liberada una sola molécula de PCB desde que fue instaurada la prohibición, sus efectos siguen siendo ampliamente sentidos ya que se acumulan en la atmósfera y son lentos en degradarse. La región del Ártico es particularmente vulnerable ya que es donde las concentraciones en forma PCB sob más alarmantes, llevadas por los depósitos de aire más frío.

En colaboración con investigadores canadienses, el equipo examinó muestras del báculo de 279 osos polares del noreste de Groenlandia y Canadá, todos nacidos entre 1990 y 2000. Al parecer, los huesos del pene de oso polar son fáciles de conseguir y comprar ya que a menudo son mantenidos como trofeos por los cazadores. Es un signo real que han cazado y disparado a un oso, según Sonne.

báculo del pene de un oso polar

Usando rayos X los investigadores calcularon la densidad de calcio en cada hueso. Al comparar sus cifras con los datos sobre los niveles registrados a nivel local de una serie de contaminantes nocivos, encontraron un vínculo entre los altos niveles de PCB y de baja densidad del báculo, según informa la revista New Scientist. Como se mencionó anteriormente, el papel del báculo es desconocido, pero por Sonne y sus colegas creen que un hueso del pene más débil aumenta significativamente el riesgo de ruptura. Si esto sucede, un macho será incapaz de copular. El artículo fue publicado en la revista Investigación Ambiental.

Además de la contaminación, el cambio climático también está contribuyendo a la desaparición sexual de los osos polares en lo que parece ser un círculo vicioso, según Andrew Derocher en la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá.

"Los osos flacos tienen mayores niveles de contaminantes, por lo que la preocupación es que un oso que está malnutrido puede ser al mismo tiempo más vulnerable a los efectos de la contaminación", dice Derocher.

A continuación, los investigadores daneses planean rastrear si la escasez de alimentos y la contaminación ha provocado un cambio evolutivo en la población de osos polares. Es probable que muchos osos murieran en las últimas décadas debido a la contaminación y, aquellos que han sobrevivido y los que siguen, pueden haber respondido de alguna manera.

Artículo científico: Penile density and globally used chemicals in Canadian and Greenland polar bears

Como curiosidad leer: Encuentran en Madrid el hueso de pene de oso más antiguo

Abajo una reconstrucción en 3D del báculo del oso prehistórico Indarctos artoides que vivió hace unos nueve millones de años en Cerro de Batallones (Madrid).