updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Un pulpo, astronauta de ocho pies

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Museo Ciencia Valladolid

Un viaje del Mar a las estrellas

Planetario Museo de la Ciencia, Valladolid

astronauta de ocho patas, cartel
El planetario del Museo de la Ciencia de Valladolid ha puesto en marcha una iniciativa encaminada a sensibilizar al público infantil y juvenil sobre los perniciosos efectos que acarrea la contaminación del mar y de la polución lumínica en los cielos durante la noche: Astronauta de ocho pies. Un viaje musical, del mar a las estrellas.

Teko, el pulpo astronauta, es el nombre del personaje que hace de guía por el fondo de los océanos,  muestra las maravillas del mar y del Universo a través de una sesión de planetario creado mediante videos, imágenes, música y texto. Le acompañan en este viaje dos personajes más: Estrella y Antunez.

«Esta sesión de planetario pretende concienciar a los espectadores sobre la importancia que tiene cuidar y respetar tanto los fondos marinos como el cielo de nuestras noches», han señalado los impulsores de una iniciativa que cuenta con el apoyo de la Agencia de Desarrollo Económico de Castilla y León (ADE) y la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología.

Desde la institución museística se señala que el documental «es como un viaje musical que transcurre del mar a las estrellas y en él late la necesidad de concienciar para evitar la contaminación de las costas y, por tanto, del hábitat natural de miles de especies que viven en el mar».

El pulpo Teko y Antunez
La trama de esta crónica medioambientalista transcurre guiada por Teko, un pulpo que se encarga de hacer de guía por las profundidades del océano intentando acercar al público el concepto de degradación: cada vez que alguien utiliza el mar a modo de cubo de la basura «contribuimos a que la vida submarina sea más corta».

Estrella, la otra protagonista y guía bajo el mar, se ocupa de hacer reflexionar sobre las consecuencias de la contaminación lumínica «que sufren cada día nuestros cielos nocturnos» por la proliferación de luces de alumbrado público y privado.



La música es otro de los ingredientes de esta cinta destinada a aunar voluntades entre las generaciones más jóvenes con la idea de frenar las agresiones a la naturaleza. «Gracias a la música y al personaje animado Estrella, los visitantes descubrirán todas las constelaciones que tienen que ver con el mar y con el cielo», destacan los impulsores de este proyecto, con cierta vinculación con Valladolid en la medida en que está dirigido por el escritor vallisoletano afincado en las Islas Canarias, ángel Vallecillo.

Una escena del documental Astronauta de ocho pies: barco y sumergible

Es un deleite para la razón y los sentidos. Veremos las maravillas del mar, los animales más grandes y los más pequeños de este planeta, bailando para nosotros al ritmo de la orquesta.

"Astronauta de ocho pies" es la primera parte del proyecto 'Mar de nadie', una película documental que está a punto de ser estrenada. El filme recurre a la música, a la literatura y a impactantes imágenes submarinas como ingredientes esenciales para difundir el mensaje conservacionista que entraña.


Proteger el hábitat de millones de especies es uno de los objetivos que se pretende con este documental. Lo primero es pensar en las consecuencias de cada uno de nuestros actos: una bolsa de plástico en el mar, una colilla, un viaje de coche innecesario contribuye al deterioro y contaminación del planeta y tener efectos muy negativos en quienes viven dentro.

Bonito proyecto.

Enlace: Museo de la Ciencia de Valladolid