updated 1:27 PM CET, Dec 7, 2016

¿Nueva vía para la llegada de especies invasoras al Mediterráneo?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

puente Al Qantara en el Canal de Suez

La ampliación del Canal de Suez representa una nueva amenaza potencial para el ecosistena nativo

El mar Mediterráneo se encuentra entre las grandes joyas ambientales del mundo. El mar es muy salino, casi totalmente rodeado por tierra y contiene una inmensa biodiversidad. Los científicos se han preocupado desde hace tiempo de que su salud está en peligro. El aumento de las poblaciones costeras y el tráfico de buques han traído la pesca excesiva y la contaminación. El cambio climático amenaza con enturbiar aún más las aguas.

Una amenaza que ahora está ganando atención especial: la llegada de especies invasoras. Uno de los pocos puntos de acceso al Mediterráneo es el Canal de Suez, de 146 años de edad, que lo vincula con el Mar Rojo y el océano de más allá. Esto crea una ruta vital de transporte marítimo entre Europa y Asia. Pero los científicos temen que la expansión del canal podría traer más especies invasivas a las frágiles aguas del Mediterráneo.

El año pasado, Egipto anunció planes para construir rápidamente 45 kilómetros más de vías navegables - un canal paralelo, en parte - para que los barcos puedan pasar a través él más rápido de lo que lo hacen ahora. Con el canal existente a menudo tienen que esperar porque el canal es estrecho - cerca de 1.000 pies de ancho en su punto más delgado.

Debido al Canal de Suez y su expansión, el problema del Mar Mediterráneo con las especies invasoras se está convirtiendo en "peor que en cualquier otro lugar en la tierra", dijo Bella Galil, un científico sénior en el Instituto Nacional de Oceanografía de Israel.

Entre los recién llegados están las impopulares medusas venenosas, que ponen nerviosos a los turistas y a veces obstruyen tomas de agua pertenecientes a plantas eléctricas o de desalinización, además de perjudicar la ecología natural. Otro invasor preocupante es el pez globo, a veces conocido como el pez sapo de mejillas de plata, que libera una toxina que puede dañar a otros peces y a los seres humanos que lo consumen.

pez globo plateado

El Canal de Suez existente ya ha servido como conducto. Las especies invasoras se concentran especialmente en la parte oriental del Mediterráneo, en las inmediaciones del Canal de Suez. El canal ya es visto como "como una de las vías más importantes de invasiones marinas a nivel mundial", y ha dado paso en el Mediterráneo a más de 350 especies no nativas - incluyendo el pez globo -, según una carta enviada en diciembre por Julia Marton-Lefèvre, entonces directora general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, a Karmenu Vella, el comisario europeo a cargo del medio ambiente, los asuntos marítimos y la pesca.

El Dr. Galil dijo, "las invasiones marinas son para siempre", ya que es imposible eliminar del mar una especie invasora después de que ha llegado. El mar y su compleja red de alimentos, agregó, se "tambalea".

Algunas especies invasoras se transportan en el agua de lastre de los buques, un tema que la Organización Marítima Internacional está tratando de resolver a través de nuevas normas sobre el tratamiento de agua de lastre para eliminar polizones. Otras se aferran a los cascos de los buques, pero muchas criaturas simplemente nadan a través del propio canal de Suez.

expansión del Canal de Suez"La ampliación del Canal de Suez (ampliación, profundización) hará que el ambiente dentro del canal sea más estable y por lo tanto será más fácil cruzarlo para nuevas especies e invadir, potencialmente, el Mediterráneo", dice Michel Bariche, experto en cuestiones marinas mediterráneas en el Universidad Americana de Beirut, en el Líbano.

Una vez que llegan, las especies invasoras menudo compiten exitosamente con las nativas, dijo, ya que tienden a ser más eficientes en funciones básicas como la obtención de alimentos o la reproducción.

Los partidarios de la expansión del canal citan fuertes oportunidades económicas. José Herrera, secretario parlamentario para la competitividad y el crecimiento económico de la nación de la isla de Malta, dijo que esperaba que la expansión de Suez beneficiase a la región mediterránea. "Tener más tráfico de por sí no significa necesariamente efectos adversos", dijo. Malta, que se encuentra a lo largo de la principal ruta de navegación a través del mar entre Europa y Asia, ha estado trabajando para expandirse como un centro de transporte y logística.

"El crecimiento económico siempre debe promoverse, pero de forma sostenible", dijo Herrera.

El Dr. Galil dijo que el proyecto de Suez podría aprender de una expansión similar que está en marcha para el Canal de Panamá, que fue construido hace más de un siglo. El Canal de Panamá, dijo, incluyó un proceso de evaluación de impacto ambiental en el que participaron los científicos, y existen medidas para ayudar a evitar que las especies exóticas crucen entre el Pacífico y el Atlántico.

"Desde un punto de vista de bio-invasión, el Canal de Panamá está bien dirigido", dijo, y señaló que las compuertas ayudan a prevenir las transferencias de agua entre los dos océanos.

Un estudio del otoño pasado en la revista Diversity and Distributions, sin embargo, ha planteado algunas preocupaciones sobre el aumento de las oportunidades para las especies invasoras tras la ampliación del Canal de Panamá.

pescadores de atún españoles en el Mediterraneo

Pero los planes de Suez continúan sin cesar. Egipto está avanzando rápidamente con la ambiciosa expansión y ha dicho que espera concluirla a finales de este año.

La Unión Europea está en contacto con el gobierno egipcio sobre sus planes, y los mira de cerca. La oficina de la Comisión Europea de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca es consciente de las preocupaciones de las especies invasoras, y tiene información que sugiere que se está llevando a cabo una evaluación de impacto ambiental, de acuerdo con Enrico Brivio, un portavoz.

Las soluciones al problema de las especies invasoras podrían incluir el establecimiento de una barrera de agua salada, en combinación con las compuertas, lo que desalentaría a algunas especies a nadar hasta el Mediterráneo.

Las cuestiones de las especies invasoras vienen junto a otros problemas que afectan al Mediterráneo, como la sobrepesca y el cambio climático. Debido a que el Mediterráneo está encerrado casi en su totalidad por vía terrestre, el cambio climático podría ser especialmente difícil para las especies nativas.

"Esto significa que las especies podrían cambiar su distribución y moverse más al norte, donde tienen un límite superior", dijo Catherine Longo, una científica del proyecto en el Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de California, Santa Bárbara.