updated 7:27 PM CEST, Sep 30, 2016

Shell abandona la perforación en el Ártico de Alaska

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

plataforma Shell Polar Pioneer en el mar de Chukchi

El presidente de la petrolera en EEUU dice que las enormemente controvertidas operaciones de perforación cerca de Alaska se detendrán hasta un "futuro inmediato", ya que la perforación ha encontrado poco petróleo y gas

Shell ha abandonado sus controvertidas operaciones de perforación en el Ártico de Alaska ante la creciente oposición.

Su decisión, que ha sido bien recibida por defensores del medio ambiente, sigue los decepcionantes resultados de un pozo exploratorio perforado a 80 millas frente a la costa noroeste de Alaska. Shell dijo que había encontrado petróleo y gas, pero no en cantidades comercialmente suficientes.

La medida es un importante varapalo para el grupo anglo-holandés que había hablado de buenas perspectivas de petróleo y gas en la región. Shell ha gastado cerca de $ 7 mil millones en el desarrollo offshore del Ártico con la esperanza de que encontraría depósitos de petróleo, pero ahora dice que las operaciones se terminarán para un "futuro inmediato".

La compañía ha estado bajo una creciente presión de los accionistas preocupados por el hundimiento del precio de las acciones y los costos de lo que ha sido hasta ahora una búsqueda inútil en el Mar de Chukchi.

Shell también ha dejado en claro de forma privada que está sorprendida por las protestas públicas contra la perforación, que amenazan con dañar seriamente su reputación.

Ben van Beurden, el jefe del Ejecutivo, también se dice que está preocupado de que el Ártico está socavando sus intentos de influir en el debate en torno al cambio climático.

plataforma Shell Polar Pioneer en el mar de Chukchi, AlaskaLos intentos de Shell argumentando una estrategia de construir el gas como combustible "de transición" para allanar el camino hacia un futuro con menos carbono se ha recibido con escepticismo, en parte debido a las operaciones en el Ártico.

Una variedad de consultores también han argumentado que el petróleo del Ártico es demasiado caro de encontrar y desarrollar, ya sea en un entorno de bajada del precio del petróleo o en un mundo futuro con un precio más alto en las emisiones de carbono.

En un comunicado, Marvin Odum, director de Shell Upstream Americas, dijo: "Shell sigue viendo importante potencial de exploración en la cuenca, y la zona es probable que sea en última instancia de importancia estratégica para Alaska y los EE.UU.. Sin embargo, este es un resultado de exploración claramente decepcionante para esta parte de la cuenca".

"Shell ahora dejará aún más la actividad de exploración en la costa de Alaska en el futuro previsible. Esta decisión refleja bien tanto el resultado de la perforación Burger J, los altos costos asociados con el proyecto y el desafiante e impredecible entorno regulatorio federal en las costas de Alaska".

Como reacción a la noticia, el director ejecutivo de Greenpeace en el Reino Unido John Sauven, dijo:

"La gran petrolera ha sufrido una derrota sin paliativos. Ellos tenían un presupuesto de miles de millones, nosotros tuvimos un movimiento de millones de personas. Durante tres años nos enfrentamos y la gente ha ganado. El movimiento Salva el Ártico se ha cobrado un enorme precio en la reputación de Shell para su programa de perforación del Ártico. Y a medida que la empresa ha pasado otro año sin encontrar petróleo, el precio que finalmente están soportando llegó a ser demasiado alto".

"Ahora el presidente Obama debería usar sus meses que le quedan de mandato para decir que no se permitirá perforar a ninguna otra compañía petrolera en el Ártico de América".

Relacionada: Documentos confidenciales revelan que sería imposible limpiar un vertido en el Ártico