updated 11:33 PM CEST, Oct 20, 2017

Tus cosméticos pueden estar matando un popular afrodisíaco: las ostras

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Tus cosméticos pueden estar matando un popular afrodisíaco: las ostras - 3.0 out of 5 based on 1 vote

las ostras un afrodisíaco natural

Microplásticos de productos de belleza y otras fuentes afectan a la capacidad de las ostras para reproducirse en experimentos de laboratorio

A medida que se acerca el Día de San Valentín, las ostras - aquellas supuestas estimulantes de la voluntad sexual - sin duda las degustarán muchos hombres. Pero los experimentos de laboratorio sugieren que los productos de belleza que utilizamos para maquillarnos para cenas románticas pueden estar dañando los queridos bivalvos.

Los microplásticos son diminutos polímeros que entran en los ecosistemas del océano a través de los cosméticos, la ropa, los procesos industriales y los restos de grandes piezas averiadas de desechos marinos. Según una nueva investigación, estas pequeñas partículas en el agua pueden afectar la capacidad de las ostras para crecer y reproducirse.

microperlas en los productos de limpieza

"Especie de alimentación por filtración, está entre las más afectadas por los microplásticos debido a su modo de nutrición: el filtrado de grandes volúmenes de agua", dice Arnaud Huvet, un fisiólogo de invertebrados en el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar. "Hemos encontrado que los microplásticos afectan la reproducción de las ostras, con consecuencias para la próxima generación".

Estudios anteriores habían examinado el efecto de los microplásticos en percebes, pepinos de mar, larvas de lubina y mucho más. Los resultados van desde la reducción de la actividad de alimentación y la pérdida de energía a la disminución de las tasas de supervivencia. Huvet y sus colegas decidieron añadir las ostras del Pacífico a la lista de animales analizados debido a su destacado papel en la protección de los hábitats costeros y su importancia en las cadenas alimentarias naturales, así como en los insaciables apetitos humanos.

degustación de ostras

Los investigadores colocaron más de 200 ostras en el laboratorio. Sometieron a la mitad de ellas a pequeñas partículas de poliestireno que iban de dos a seis micrómetros de ancho, el rango de tamaño normalmente ingerido por los bivalvos marinos. Después de dos meses, los investigadores abrieron todas las ostras contando y midiendo sus células reproductoras para llevar a cabo una fecundación artificial.

La exposición a los microplásticos hizo impactos significativos, informan Huvet y sus colegas en Proceedings of the National Academy of Sciences. Las ostras femeninas en el tanque con microplástico produjeron un 38 por ciento menos de huevos en comparación con los mariscos sin polímeros, y los huevos que sí se formaron eran un cinco por ciento más pequeños.

plato de ostras

Las partes reproductivas masculinas también sufrieron: la velocidad del esperma se redujo en un 23 por ciento. En general, las ostras en tanques plagados de plástico experimentaron una caída del 41 por ciento en la fecundidad, y sus descendientes eran un 20 por ciento más pequeños que los de los animales no contaminados.

Richard Thompson, biólogo marino de la Universidad de Plymouth, que no participó en el trabajo, dice que los hallazgos avanzan el conocimiento sobre los potenciales impactos de microplásticos en las ostras.

Sin embargo, advierte contra la extrapolación con demasiada facilidad a los resultados en el campo, porque las concentraciones de microplásticos que utilizaron los autores en el laboratorio eran mucho más altas que las reportadas en el muestreo ambiental. Los autores utilizaron en sus experimentos concentraciones de aproximadamente 2.000 partículas por mililitro de agua, pero algunos trabajos previos han sugerido que en el medio ambiente las concentraciones reales están más cerca de una partícula por mililitro.

Sin embargo, usar este tipo de altas concentraciones al inicio del experimento es todavía un paso útil, porque establece que los microplásticos pueden tener un impacto si no se controlan.

"Es importante el uso de altas concentraciones en estudios innovadores como éste, ya que si el experimento no muestra ningún efecto, esto indicaría que las concentraciones en el medio ambiente son relativamente seguras para la vida marina", dice Thompson. "Ahora hay una necesidad de repetir el trabajo con menores concentraciones que sean más representativas de las que se encuentran en el medio ambiente".

microperlas en exfoliantes de pielMientras tanto, muchos expertos en medio ambiente ya creen que es prudente limitar la cantidad de microplásticos que hacen su camino en los océanos. El gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, aprobó recientemente una legislación que prohíbe las pequeñas partículas microesferas de plástico que se encuentran en muchos lavados de cara exfoliantes, pastas de dientes, jabones líquidos y más.

"Se calcula que se liberan en el medio ambiente entre 5.000 y 95.000 microesferas (archivo PDF) con cada uso de productos de cuidado personal", dice Huvet. "Fluyen directamente desde el cuarto de baño al sistema de alcantarillado y, una vez en el medio ambiente, no son biodegradables y son imposibles de quitar".

Mientras que la prohibición estadounidense de microesferas es un hecho positivo, se necesita mucho más para reducir el creciente problema de la contaminación por plástico en todo el mundo. Como señala Huvet, la cantidad acumulada de residuos plásticos disponibles para entrar en el medio marino se prevé que aumente en un orden de magnitud en 2025. Los microplásticos, al menos, se pueden reducir si más países promulgan leyes que prohíban su uso en productos de cuidado personal.

"Las picroperlas pueden ser fácilmente reemplazadas por exfoliantes naturales como conchas de albaricoque, que funcionan mejor de todos modos", dice Huvet. "Debemos prestar atención a lo que están haciendo las industrias y hacerlas retroceder si es necesario".

Artículo científico: Oyster reproduction is affected by exposure to polystyrene microplastics

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar