dorado oscuro (Pseudochromis fuscus)

En un experimento sólo sobrevivió el 27% de damiselas juveniles en los arrecifes con ruido de lanchas motoras

Las personas que hacen ruido en el océano por el transporte marítimo, barcos a motor, estudios sísmicos y el clavado de pilotes, se sabe que interfieren con la audiencia y la comunicación de los animales marinos. Pero demostrar cómo afecta esta interferencia directamente a la supervivencia de las criaturas ha resultado ser difícil.

Ahora, a través de experimentos en el laboratorio y el medio natural, los científicos tienen pruebas contundentes de que los sonidos de barcos a motor ayudan a los depredadores a matar a los peces.

Usando grabaciones de ruido de los barcos, los científicos probaron la tasa de éxito de caza de peces depredadores dorado oscuro (Pseudochromis fuscus) en una de sus presas favoritas, la damisela Ambon (Pomacentrus amboinensis). Ambas especies (como se muestra en la foto superior) se encuentran en la Gran Barrera de Coral.

damisela Ambon (Pomacentrus amboinensis)Adultos de damisela son residentes en el arrecife, pero sus larvas se desarrollan en el mar abierto, y solamente llegan al coral como juveniles. En esa etapa, sufren una alta tasa de mortalidad por nuevos depredadores, incluyendo al dorado oscuro.

El ruido de embarcaciones a motor que pasan de 10 a 200 metros de distancia aumenta significativamente la tasa de mortalidad de los jóvenes damiselas, informan hoy los científicos en línea en Nature Communications.

Los científicos colocaron damisela juveniles en estado salvaje en arrecifes experimentales aislados, y posteriormente difundieron grabaciones de barcos a motor o sonidos ambientales de su hábitat. Sólo sobrevivió el 27% de los damiselas juveniles en los arrecifes con ruido de lanchas motoras durante un período de observación de 72 horas, mientras que sobrevivió el 79% de los juveniles en los arrecifes de control.

Otros experimentos mostraron que el ruido de lanchas aumenta la tasa metabólica de los peces juveniles, y hace menos probable que utilicen la respuesta apropiada cuando son atacados. Los hallazgos podrían ayudar a los trabajos para crear zonas o regulaciones dirigidas a los barcos a motor para evitar las zonas marinas donde los peces juveniles son abundantes, según los científicos.

Artículo científico: Anthropogenic noise increases fish mortality by predation

Etiquetas: RuidoMotorBarcoMatarDepredadorPez
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta