El sonido subacuático hecho por el hombre puede tener amplios efectos en el ecosistema

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cigala (Nephrops norvegicus)

Cangrejos, moluscos o crustáceos no pueden retirarse con facilidad del fuerte ruido antropógenico

El sonido submarino vinculado a la actividad humana podría alterar el comportamiento de las criaturas del fondo del mar que desempeñan un papel vital en los ecosistemas marinos, según una nueva investigación de la Universidad de Southampton.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, publicada por Nature, encontró que la exposición a sonidos que se asocian al tráfico marítimo y a las actividades de construcción en alta mar resultó en respuestas de comportamiento en determinadas especies de invertebrados que viven en los sedimentos del medio marino.

Estas especies hacen una contribución crucial para el ecosistema marino como sus actividades de madriguera y bioirrigación (la cantidad de agua que el organismo mueve dentro y fuera de los sedimentos por sus acciones) y son cruciales en el reciclaje de nutrientes y almacenamiento de carbono.

El estudio mostró que algunos sonidos artificiales pueden causar que ciertas especies reduzcan el riego y la rotación de los sedimentos. Tales reducciones pueden conducir a la formación de sedimentos compactados que sufren retraso en oxígeno, lo que podría convertirlos en anóxicos (empobrecimiento del oxígeno disuelto y una condición más severa de la hipoxia), que puede tener un impacto en la productividad de los fondos marinos, la biodiversidad y también la producción pesquera de los sedimentos.

El autor principal, Martin Solan, Profesor de Ecología Marina, dijo: "La costa y los entornos de soporte de la plataforma tienen altos niveles de biodiversidad que son vitales en la mediación de los procesos del ecosistema, pero también están sujetos al ruido asociado con el aumento de los niveles de actividad humana en alta mar. Trabajos previos se han centrado exclusivamente en fisiológicos directos o respuestas de comportamiento en los mamíferos marinos y peces, y no han abordado previamente los impactos indirectos del sonido en las propiedades del ecosistema".

cigala (Nephrops norvegicus) en su madriguera"Nuestro estudio proporciona evidencia de que la exposición de los ambientes costeros a campos de sonido antropogénicos es probable que tenga consecuencias mucho más amplias en los ecosistemas de lo que se cree en la actualidad".

Los investigadores de Southampton expusieron tres especies - la cigala (Nephrops norvegicus) - una delgada langosta de color naranja-rosa que crece hasta 25 cm de largo que vemos en las imágenes-, la almeja japonesa (Ruditapes philippinarum) y una ofiura (Amphiura filfiformis) a dos tipos diferentes de campos de sonido bajo el agua: el ruido de banda ancha continuo (CBN), que imita el tráfico de buques, y el ruido de banda ancha intermitente (IBN), que refleja la actividad de construcción marina.

Los sonidos se reprodujeron en tanques de pruebas controladas y los experimentos se realizaron en una especie a la vez. Para CBN (bucle continuo con una duración de un minuto), se utilizó la grabación del paso de una nave hecho en el Canal Inglés a una distancia de alrededor de 100 metros. Para IBN (bucle continuo de dos minutos de duración), se utilizó el registro de un parque eólico en el Mar del Norte a una distancia de unos 60 metros.

Los resultados mostraron que los sonidos podrían alterar la forma en que se comportaron estas especies en la interacción con su medio ambiente.

Con la cigala, que perturba el sedimento para crear madrigueras en las que vive, los investigadores observaron una reducción en la profundidad de la redistribución de sedimentos (la cantidad de sedimento superficial que volcó en las capas más profundas) con la exposición a IBN o CBN. Bajo CBN y IBN había pruebas de que aumentó la bioirrigación.

cigala (Nephrops norvegicus)La almeja japonesa, una especie de pesca comercial en Europa que vive en el sedimento y se conecta con el agua que la recubre a través de un sifón retráctil, redujo su actividad superficial bajo CBN, lo que afectó a la rugosidad de la superficie del sedimento. La bioirrigación, que está fuertemente influenciada por el comportamiento de la almeja y la actividad del sifón, se redujo notablemente por CBN y ligeramente bajo IBN.

Sin embargo, los campos de sonido tuvieron poco impacto en la ofiura.

El co-autor Dr. Chris Hauton, profesor asociado en ecofisiología y la función inmune en invertebrados, dijo: "creo que estos resultados plantean la posibilidad de que los sonidos antropogénicos en el medio marino están afectando a las especies de invertebrados marinos en formas que no han sido previstas con anterioridad. Los potenciales efectos del ruido antropogénico en función de los ecosistemas, mediados a través de cambios en el comportamiento del organismo necesitan estudiarse más a fondo ya que, en el largo plazo, pueden identificar los impactos en la productividad de los sistemas de los fondos marinos que, hasta la fecha, no han sido realmente delimitados".

Tim Leighton, profesor de ultrasonidos y acústica submarina y coautor del estudio, añadió: "Ha habido mucha discusión en la última década del grado en que las ballenas, delfines y poblaciones de peces, podrían ser perturbados por los sonidos procedentes del transporte marítimo, los parques eólicos y su construcción, la exploración sísmica, etc., sin embargo, hasta ahora se ha ignorado un grupo de moradores del océano y, a diferencia de esas otras clases, no se pueden retirar fácilmente de las fuertes fuentes sonoras artificiales. Estos son alimentadores de fondo, tales como cangrejos, moluscos e invertebrados similares a los de nuestro estudio, que son cruciales para la salud y el éxito comercial de los océanos debido a que forman la parte inferior de la cadena alimentaria".

Artículo científico: Anthropogenic sources of underwater sound can modify how sediment-dwelling invertebrates mediate ecosystem properties

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar