updated 11:08 PM CEST, Apr 27, 2017

¡Atención! ¡Un monstruo marino!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

serpiente marina ataca a una ballena

No: Las artes de pesca desechadas pueden haber hecho daño desde hace siglos

El capitán George Drevar y la tripulación del velero Pauline estaban en la costa de Brasil en 1875 cuando presenciaron una batalla entre dos titanes del mar: un cachalote y una monstruosa serpiente de marina.

Durante el lapso de 15 minutos, Drevar observó cómo la serpiente se enroscaba alrededor de la ballena e intentaba tirar de ella por debajo de la superficie. Ocasionalmente, la batalla se hundió fuera de la vista, sólo para resurgir. Finalmente, la serpiente prevaleció, y la ballena fue arrastrada a las oscuras profundidades "donde, sin duda, llenó de placer a la serpiente", escribió Drevar en un comunicado.

Desde el actual punto de vista científico, es difícil imaginar lo que vio Drevar: ningún animal conocido se ajusta a la descripción de forma remota. Sin embargo, Robert France, ecologista de la Universidad de Dalhousie en Nueva Escocia, cree que puede explicar las historias de monstruos marinos de Drevar y de otros navegantes. France sugiere que el incidente fue de hecho una batalla, pero entre una ballena moribunda y un arte de pesca desechado que estaba tirando de ella.

En una serie de artículos publicados a finales de 2016 en revistas de historia marítima, France sostiene que muchos avistamientos de monstruos marinos a lo largo del siglo XIX y comienzos del siglo XX fueron en realidad ballenas, tortugas marinas y otros animales marinos enredados en desechos marinos.

France revisó los libros de los científicos Bernard Heuvelmans y A.C. Oudemans que recopilaron informes de avistamientos de serpientes marinas que datan de mediados del siglo XVII y descubrieron que a menudo las características de una serpiente marina - la presencia de una larga cola, por ejemplo - eran meramente inferidos por los marineros y podrían haber sido basuras. En muchos informes, France encontró detalles que él creía que habían sugerido restos marinos. Los monstruos marinos con jorobas, por ejemplo, podrían haber sido redes de pesca flotantes. Heuvelmans incluso usó el término "cadena de boyas" para describir un monstruo de este tipo.

France dice que casi una quinta parte de los varios cientos de historias que analizó tenían algo que le hacía sospechar que en realidad eran avistamiento de enredos. Eso fue suficiente para hacer pensar a France que el enredo era una amenaza no declarada a las poblaciones marinas.

serpiente marina ataca a una ballena

Que un experimentado marinero interpretara mal una ballena como un monstruo marino suena fantástico pero, bajo las condiciones adecuadas, France dice que no es imposible. Como ejemplo, señala su propia experiencia: como estudiante de maestría, estaba en Ontario realizando investigaciones en un lago remoto. Dice que estaba solo, al atardecer, cuando vio a una madre alce cruzando el lago con un ternero siguiéndola muy de cerca. La vaca había atrapado algunos escombros que se balanceaban entre ella y el ternero, y la combinación de los tres "parecía un monstruo del Lago Ness". Bajo las condiciones adecuadas, las cosas no siempre son como parecen.

Si la hipótesis de France es correcta, plantea otra interesante cuestión.

Aunque los peligros de que las criaturas marinas se enreden en artes de pesca perdidos y otros escombros son ahora ampliamente reconocidos, la mayoría de las discusiones sobre el tema lo tratan como una amenaza relativamente nueva - que se produjo debido a la amplia adopción de artes de pesca plásticas y sintéticas en los años cincuenta.

Por ejemplo, un informe de 2014 [PDF] de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) indica que las antiguas líneas de pesca - hechas de cáñamo y otras fibras naturales - se descomponen rápidamente en el medio marino. France no está de acuerdo. Estas cuerdas se impregnaban a menudo con tinte o alquitrán para ayudarlas a durar, o incluso eran reforzadas con alambre trenzado.

"Ningún pescador o marinero va a utilizar algo que se va a romper durante la noche", dice France.

posible ballena enredada en 1857

Jonathan Shannon, portavoz de NOAA, dijo que los expertos están de acuerdo en que cualquier cosa dejada en el océano podría representar un peligro para la vida marina, pero el problema ha aumentado con el uso de artes plásticas, que son más fuertes que las líneas anteriores, con mayor probabilidad de lesión o muerte para los mamíferos marinos.

Scott Landry, director del equipo de respuesta al enmarañamiento del Centro de Estudios Costeros, dice que "no hay duda de que ha habido un problema de enredo durante el tiempo que los seres humanos han estado utilizando redes a base de cuerda, plástica o no".

Si algunos avistamientos de monstruos marinos son de hecho signos de enredos marinos, significa que los artefactos de desecho han estado poniendo en peligro a las criaturas marinas durante más siglos de lo pensado.

Esto es en primer lugar, dice France, una de las razones por las que escribió sus artículos, para que los científicos, pescadores y otros sepan que la gente puede haber "influido en las cosas de una manera perjudicial por mucho más tiempo de lo que ellos creen posible".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar