La contaminación lumínica de los barcos hace que el zooplancton regrese a las profundidades

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Zooplancton ártico

El zooplancton es la biomasa migratoria vertical más extendida en la Tierra

Científicos han descubierto que el zooplancton del Ártico es muy sensible a la contaminación lumínica. Incluso la luz proveniente de barcos de investigación puede hacer que estos pequeños organismos vuelvan a sumirse en la oscuridad. Previamente se sabía que la luz de la luna llena o de la aurora boreal hacía que estas criaturas retrocedieran a aguas más profundas, pero la posibilidad de que las luces de los barcos les molestaran era discutible.

"Sospechamos que este era el caso", dijo Martin Ludvigsen, profesor en el Departamento de Tecnología Marina de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) y en el Centro de Operaciones y Sistemas Marinos Autónomos de la universidad. "Pudimos demostrar esto y mostrar la importancia de las luces de los barcos", agregó.

¡Corre a las profundidades!

El zooplancton es la biomasa migratoria vertical más extendida en la Tierra (y está armado hasta los dientes). Alrededor del mundo, estos pequeños animales salen a la superficie durante la noche para alimentarse y durante el día descienden a aguas más profundas para evitar depredadores. La investigación de la última década muestra que la débil luz de la luna o la aurora boreal hacen que el zooplancton retroceda a aguas más oscuras.

Debido a su fotosensibilidad, a los científicos les cuesta mucho estudiar el zooplancton: si la luz de sus barcos brilla a través de los pequeños animales, se vuelve altamente improbable cualquier registro preciso de su población en un área.

kayak Jetyak

Para comprender mejor los efectos de la luz y la contaminación lumínica en el zooplancton, un equipo de investigadores de NTNU, UiT (la Universidad Ártica de Noruega), la Universidad de Delaware y la Asociación Escocesa de Ciencias Marinas modificaron un kayak, lo equiparon con sensores, un motor de gasolina, lo ataron a un barco y lo pusieron en el mar.

Una vez en aguas abiertas el kayak, denominado Jetyak, fue enviado lejos del buque de investigación y se utilizó para medir la profundidad alcanzada por la luz artificial, así como para registrar el grosor del plancton a través del sonar.

Los datos acústicos recogidos por el Jetyak autónomo mostraron que la capa de zooplancton era mucho más gruesa y comenzaba desde más cerca de la superficie cerca de sí mismo en comparación con la del barco de investigación (donde el plancton se ocultaba de la luz). Este efecto alcanzó profundidades de hasta 80 metros.

contaminación lumínica desde un barco

"Estábamos algo sorprendidos de lo pronunciado que era este comportamiento de evitación", dijo Ludvigsen. "Fue tan claro y tan rápido. Incluso cuando tratamos de reproducir esto en un bote pequeño y un faro, fue realmente fácil de ver en la ecosonda".

"Estos hallazgos nos dicen que las poblaciones y el comportamiento del zooplancton pueden subestimarse o sobreestimarse porque estos organismos marinos responden a la luz, ya sea nadando lejos de ella o, a veces, hacia ella", dijo Geir Johnsen, coautor y biólogo marino en la NTNU.

El biólogo cree que los científicos deben emprender sus estudios en condiciones naturales si quieren descubrir qué es lo que hace verdaderamente el zooplancton. Esto significa desarrollar vehículos autónomos equipados para probar los vastos mares.

respuesta del zooplancton a la luz

La fauna del Ártico, desde ballenas de Groenlandia hasta aves marinas y bacalao, se alimentan con zooplancton, particularmente aquellos del género Calanus. Su alto contenido de ácidos grasos es lo que los hace una comida tan abundante.

"La contaminación lumínica puede alterar el comportamiento del zooplancton con respecto a la alimentación, las relaciones depredador-presa y la migración diurna, además de su desarrollo de juveniles a adultos", dijo Johnsen.

El calentamiento global también representa una seria amenaza para los pequeños habitantes del Ártico: a medida que la capa de hielo marino se hace más delgada o se derrite por completo en extensas áreas, el zooplancton se está agotando rápidamente en las áreas oscuras que les gusta, comentó Johnsen. Teniendo en cuenta cómo está el zooplancton en los menús locales, el ecosistema ártico puede tener mucho que sufrir.

El documento fue publicado en la revista Science Advances: Use of an Autonomous Surface Vehicle reveals small-scale diel vertical migrations of zooplankton and susceptibility to light pollution under low solar irradiance

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar