Los plásticos marinos amenazan gigantescas Áreas Marinas Protegidas del Atlántico

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

plásticos en la isla St Helena

En una década los residuos plásticos se multiplican por diez en remotas islas atlánticas

La inclinación de la humanidad por los plásticos de un solo uso está comenzando a manifestarse de formas realmente feas. Cuando comenzamos a comprender realmente la magnitud del Gran Parche de Basura del Pacífico, en otras partes del océano los residuos de plástico se acumulan en las orillas de algunas de las islas más remotas, con un nuevo estudio que revela la verdadera magnitud del desastre y la amenaza que representan para las especies locales.

El trabajo fue realizado por científicos del British Antarctic Survey (BAS), que completaron cuatro cruceros de investigación entre 2013 y 2018, investigando el alcance de la contaminación plástica marina en algunas áreas marinas protegidas del Atlántico. Esto implicó tomar muestras de la superficie del agua, la columna de agua y el lecho marino en el Atlántico sur, así como hacer un seguimiento de las playas para contar los residuos de plástico y examinar más de 2.000 animales.

Entre los hallazgos se encontró un aumento sorprendente en la densidad de los residuos plásticos a lo largo de las playas de las islas East Falkland y St Helena. Aquí, el equipo registró hasta 300 artículos de plástico por metro de costa, 10 veces más que las cifras registradas hace una década.

"Hace tres décadas, estas islas, que son algunas de las más remotas del planeta, estaban casi prístinas", dice el autor principal, el Dr. David Barnes. "Los residuos plásticos se han multiplicado por cien en ese tiempo, ahora son tan comunes que llegan al fondo marino. Los encontramos en el plancton, en toda la cadena alimentaria y hasta en los principales depredadores, como las aves marinas".

Las investigaciones anteriores han demostrado previamente lo fácil que es para los animales confundir los residuos de plástico con los alimentos. Un estudio en 2016 describió cómo las aves marinas que confían en un olor distintivo para cazar krill para alimentarse podrían confundirlo fácilmente con un compuesto de azufre expulsado por escombros plásticos flotantes y comerlos en su lugar.

plásticos en las islas remotas del Atlántico

Más allá de eso, también está el problema del enredo, y los científicos del BAS plantean el problema de las especies no indígenas y potencialmente invasoras que se abren paso hacia estas islas remotas en estas "balsas de plástico flotantes".

Esta nueva investigación recuerda un estudio similar publicado el año pasado, donde los científicos descubrieron la mayor densidad de residuos plásticos de la Tierra en una isla deshabitada en el Océano Pacífico. Y las nuevas expediciones de investigación llevadas a cabo por el Proyecto de Limpieza del Océano indican que el Gran Parche de Basura del Pacífico cubre un área tres veces más grande que la Francia continental e incluye 1,8 billones de piezas de plástico, en algún lugar entre cuatro y 16 veces más alto que las estimaciones anteriores.

Actualmente, millones de toneladas métricas de plástico se depositan cada año en los océanos del mundo, y la mayor parte se descompone en fragmentos más pequeños que son difíciles de rastrear. Estas representaciones visibles de desechos plásticos son, por lo tanto, un claro recordatorio de la magnitud del problema y la amenaza que representa para la biodiversidad, junto con el bienestar del planeta.

"Estas islas y el océano a su alrededor son centinelas de la salud de nuestro planeta", dice Andy Schofield, autor del estudio y biólogo de la Sociedad Real para la Protección de las Aves. "Es desgarrador ver a los albatros tratando de comer plástico a miles de millas de cualquier lugar. Esta es una gran llamada de atención. La inacción amenaza no solo a las aves y tiburones ballena en peligro de extinción, sino a los ecosistemas en los que muchos isleños dependen para el suministro de alimentos y la salud".

La investigación fue publicada en la revista Current Biology: Marine plastics threaten giant Atlantic Marine Protected Areas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar