El problema de los microplásticos es peor de lo que pensábamos

basura plástica en el mar

Los científicos estiman que hay 14 millones de toneladas en el fondo marino

Al parecer, ningún lugar es inmune a la contaminación por plástico: se ha informado de plástico en los altos océanos árticos, en el hielo marino alrededor de la Antártida e incluso en las aguas más profundas del mundo de la Fosa de las Marianas.

Pero, ¿Qué tan grave es el problema? Una nueva investigación proporciona la primera estimación mundial de microplásticos en el fondo marino, sugiriendo que hay entre 8 y 14 millones de toneladas.

Esto es hasta 35 veces más que el peso estimado de la contaminación plástica en la superficie del océano.

Es más, se espera que la producción de plástico y la contaminación aumenten en los próximos años, a pesar del aumento de la atención de los medios, el gobierno y la ciencia sobre cómo puede dañar la contaminación por plástico los ecosistemas marinos, la vida silvestre y la salud humana.

Estos hallazgos son otra llamada de atención. Cuando el plástico que usamos en nuestra vida diaria llega incluso a los océanos más profundos, es más urgente que nunca encontrar formas de limpiar nuestro desorden antes de que llegue al océano o, en primer lugar, dejar de hacer que entre tanto en él.

Rompiendo plástico más grande

Nuestra estimación de microplásticos en el lecho marino es enorme, pero sigue siendo una fracción de la cantidad de plástico vertida en el océano. Se cree que entre 4 y 8 millones de toneladas de plástico ingresan al mar cada año.

La mayor parte del plástico arrojado al océano probablemente termine en las costas, no flotando alrededor de la superficie del océano o en el fondo marino. De hecho, tres cuartas partes de la basura que se encuentra a lo largo de las costas de Australia son plásticos.

plástico flotante

Imagen: Las áreas con basura flotante en la superficie del océano tienen plástico en el fondo marino

Los pedazos de plástico más grandes que permanecen en el océano pueden deteriorarse y romperse por la intemperie y las fuerzas mecánicas, como las olas del océano. Finalmente, este material se convierte en microplásticos, piezas de menos de 5 milímetros de diámetro.

Su pequeño tamaño significa que pueden ser devorados por una variedad de vida silvestre marina, desde plancton hasta crustáceos y peces. Y cuando los microplásticos ingresan a la red alimentaria marina en niveles bajos, pueden ascender en la cadena alimentaria a medida que las especies más grandes se comen a las más pequeñas.

Pero el problema no está tan bien documentado para los microplásticos en el lecho marino. Si bien se han encontrado plásticos, incluidos los microplásticos, en sedimentos de aguas profundas en todas las cuencas oceánicas del mundo, las muestras han sido pequeñas y escasas. Aquí es donde entra esta nueva investigación.

Se recolectaron muestras en la Gran Bahía Australiana

En el estudio se recolectaron muestras utilizando un submarino robótico en un rango de profundidades marinas, desde 1.655 hasta 3.062 metros, en la Gran Bahía Australiana, hasta 380 kilómetros de la costa de Australia del Sur. El submarino recogió 51 muestras de arena y sedimentos del lecho marino y se analizaron en un laboratorio.

recogida de sedimentos marinos

Imagen: El muestreo de sedimentos de aguas profundas se realizó utilizando un robot submarino

Las muestras de sedimento se secaron y fueron encontradas entre cero y 13,6 partículas de plástico por gramo. Esto es hasta 25 veces más microplásticos que los estudios previos en aguas profundas. Y es mucho más alto que los estudios en otras regiones, incluidos los océanos Ártico e Índico.

Si este estudio analizó un área general, podemos escalar para calcular una estimación global de microplásticos en el fondo marino.

Usando el tamaño estimado de todo el océano - 361.132.000 kilómetros cuadrados - y el número y tamaño promedio de partículas en las muestras de sedimentos, se determinó el peso global total entre 8.4 y 14.4 millones de toneladas. Esta gama tiene en cuenta los posibles pesos de los microplásticos individuales.

¿Cómo llegó el plástico allí?

Es importante señalar que, dado que la ubicación era remota, lejos de cualquier centro de población urbano, esta es una estimación conservadora. Sin embargo, a los investigadores les sorprendió la altura de las cargas de microplásticos.

Pocos estudios han identificado de manera concluyente cómo viajan los microplásticos a su destino final.

microplásticos en una playaLos pedazos de plástico más grandes que se rompen en pedazos más pequeños pueden hundirse en el fondo marino, y las corrientes oceánicas y el movimiento natural de los sedimentos a lo largo de las plataformas continentales pueden transportarlos ampliamente.

Pero no todos los desechos de plástico. Un estudio de 2016 sugiere que la interacción con organismos marinos es otro posible método de transporte.

Científicos en los Estados Unidos han demostrado que las comunidades microbianas, como las bacterias, pueden habitar esta “plastisfera” marina, un término para los ecosistemas que viven en ambientes plásticos. Los microbios pesan el plástico para que ya no flote. También sabemos que los mejillones y otros invertebrados pueden colonizar plásticos flotantes, agregando peso para hacerlos hundirse.

El tipo de basura también determinará si llega a la playa o se hunde en el lecho marino.

Por ejemplo, en un estudio anterior, los científicos encontraron que las colillas de cigarrillos, los fragmentos de plástico, las tapas de botellas y los envoltorios de alimentos son comunes en tierra, aunque raros en el lecho marino. Mientras tanto, encontraron que elementos que se enredan como hilo de pescar, cuerdas y bolsas de plástico son comunes en el fondo marino.

plástico en aves marinas

Imagen: El plástico, incluidos los cepillos de dientes, los encendedores de cigarrillos, las tapas de las botellas y otros fragmentos de plástico duro, se encuentran en el estómago de muchas especies marinas.

Curiosamente, en este nuevo estudio también se encontró que la cantidad de fragmentos de plástico en el fondo marino era generalmente mayor en áreas donde había basura flotando en la superficie del océano. Esto sugiere que los "puntos calientes" de la superficie pueden reflejarse a continuación.

Todavía no está claro por qué, pero podría deberse a la geología y las características físicas del lecho marino, o porque las corrientes, los vientos y las olas locales provocan la acumulación en zonas en la superficie del océano y el lecho marino cercano.

Deja de usar tanto plástico

Saber cuánto plástico se hunde en el fondo del océano es una adición importante a nuestra comprensión de la crisis de contaminación por plástico. Pero detener la creciente ola de contaminación plástica comienza con las personas, las comunidades y los gobiernos; todos tenemos un papel que desempeñar.

Reutilizar, rechazar y reciclar son buenas acciones donde comenzar. Busca alternativas y programas de apoyo para evitar en primer lugar que los desechos plásticos ingresen a nuestro medio ambiente, asegurándote de que no lleguen a nuestros preciosos océanos.

Artículo científico: Microplastic Pollution in Deep-Sea Sediments From the Great Australian Bight

Este artículo se publicó en The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original en inglés: "We estimate there are up to 14 million tonnes of microplastics on the seafloor. It’s worse than we thought"

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.