Mitos: cinco percepciones erróneas sobre los impactos ambientales de los plásticos de un solo uso

basura plástica

La mayoría de los impactos ambientales de muchos productos de consumo no están relacionadas con el envase

Párate en el pasillo de refrescos del supermercado, rodeado de filas de botellas de plástico de colores brillantes y latas de metal, y es fácil concluir que aquí el principal problema ambiental es una sobreabundancia de envases de un solo uso: si simplemente recicláramos más de ellos, avanzaríamos mucho hacia la minimización de impactos.

En realidad, la mayoría de los impactos ambientales de muchos productos de consumo, incluidos los refrescos, están relacionados con los productos que se encuentran en el interior, no con el envase, según la ingeniera ambiental de la Universidad de Michigan, Shelie Miller.

Y cuando se trata de plásticos de un solo uso en particular, la producción y eliminación de envases a menudo representa solo un pequeño porcentaje de los impactos ambientales de por vida de un producto.

"Los consumidores tienden a centrarse en el impacto del envase, en lugar del impacto del producto en sí", dijo Miller, profesora asociada de la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad y directora del Programa de Medio Ambiente de la U-M. "Pero el consumo consciente que reduce la necesidad de productos y elimina el despilfarro es mucho más efectivo que el reciclaje para reducir el impacto ambiental general".

"Sin embargo, es fundamentalmente más fácil para los consumidores reciclar el envase de un producto que reducir voluntariamente su demanda de ese producto, que es probablemente una de las razones por las que son tan populares los esfuerzos de reciclaje".

La creencia errónea sobre el papel central de los envases de plástico es uno de los cinco mitos que Miller intenta desacreditar en su artículo que rompe la sabiduría convencional, "Cinco percepciones erróneas sobre los impactos ambientales del plástico de un solo uso".

Las cinco percepciones erróneas más comunes, junto con las ideas de Miller sobre ellas, son:

Los envases de plástico son el factor que más contribuye al impacto medioambiental de un producto. En realidad, el producto dentro del envase suele tener un impacto medioambiental mucho mayor.

Los impactos ambientales de los plásticos son mayores que los de cualquier otro material de embalaje. En realidad, el plástico generalmente tiene impactos ambientales generales más bajos que el vidrio o el metal de un solo uso en la mayoría de las categorías de impacto.

Los productos reutilizables son siempre mejores que los plásticos de un solo uso. En realidad, los productos reutilizables tienen un impacto ambiental menor solo cuando se reutilizan el tiempo suficiente para compensar los materiales y la energía utilizados para fabricarlos.

El reciclaje y el compostaje deben ser la máxima prioridad. A decir verdad, los beneficios ambientales asociados con el reciclaje y el compostaje tienden a ser pequeños en comparación con los esfuerzos para reducir el consumo general.

Los esfuerzos de "desperdicio cero" que eliminan los plásticos de un solo uso minimizan los impactos ambientales de un evento. En realidad, los beneficios de desviar los desechos del vertedero son pequeños. La reducción de desechos y el consumo consciente, incluida una consideración cuidadosa de los tipos y cantidades de productos consumidos, son factores mucho más importantes que dictan el impacto ambiental de un evento.

mitos sobre los plásticos

En su artículo de revisión, Miller desafía creencias no respaldadas por el conocimiento científico actual al tiempo que insta a otros científicos e ingenieros ambientales a ampliar la conversación, en sus propias investigaciones y en las discusiones que dan forma a las políticas públicas.

"Los esfuerzos para reducir el uso de plásticos de un solo uso y aumentar el reciclaje pueden distraer la atención de los impactos ambientales menos visibles y, a menudo, más dañinos asociados con el uso de energía, la fabricación y la extracción de recursos", dijo. "Necesitamos adoptar una visión mucho más holística que considere cuestiones ambientales más importantes".

Miller enfatiza que no está tratando de minimizar las preocupaciones ambientales asociadas con los plásticos y los desechos plásticos. Pero para ubicar el problema de los desechos plásticos en el contexto adecuado, es fundamental examinar los impactos ambientales que ocurren en cada etapa de la vida útil de un producto, desde la extracción de recursos naturales y la energía necesaria para fabricar el artículo hasta su eliminación o reutilización final.

La evaluación del ciclo de vida, o LCA, es una herramienta que investigadores como Miller utilizan para cuantificar los impactos ambientales durante la vida en múltiples categorías, incluido el cambio climático y el uso de energía, el agotamiento del agua y los recursos, la pérdida de biodiversidad, la generación de desechos sólidos y la toxicidad humana y ecológica.

Es fácil para los consumidores concentrarse en los residuos de envases porque ven cajas, botellas y latas todos los días, mientras que una amplia gama de otros impactos ambientales son en gran medida invisibles para ellos. Pero los análisis de LCA evalúan sistemáticamente toda la cadena de suministro, midiendo los impactos que de otro modo podrían pasarse por alto, dijo Miller.

intervenciones para la sustantibilidad

Los productos alimenticios envasados, por ejemplo, incorporan impactos en gran parte invisibles que pueden incluir producción agrícola intensiva, generación de energía, y refrigeración y transporte a lo largo de la cadena de suministro, junto con el procesamiento y la fabricación asociados con los alimentos y su empaque, dijo.

Miller señala que el conocido adagio "reducir, reutilizar, reciclar", comúnmente conocido como las 3R, se creó para proporcionar una jerarquía fácil de recordar de las formas preferibles de reducir el impacto ambiental.

Sin embargo, la mayoría de los mensajes ambientales no enfatizan la jerarquía inherente de las 3R: el hecho de que la reducción y la reutilización se enumeran antes que el reciclaje. Como resultado, los consumidores a menudo exageran la importancia de reciclar los envases en lugar de reducir el consumo de productos en la medida de lo posible y reutilizar los artículos para extender su vida útil.

"Aunque el uso de plásticos de un solo uso ha creado una serie de problemas ambientales que deben abordarse, también existen numerosas consecuencias iniciales de una sociedad orientada al consumidor que no se eliminarán, incluso si los desechos plásticos se reducen drásticamente", dijo.

"Las fases de extracción, fabricación y uso de recursos generalmente dominan los impactos ambientales de la mayoría de los productos. Por lo tanto, la reducción en el consumo de materiales es siempre preferible al reciclaje, ya que se elimina la necesidad de producción adicional".

El artículo científico está programado para su publicación el 26 de octubre en la revista Environmental Science & Technology: Five Misperceptions Surrounding the Environmental Impacts of Single-Use Plastic

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.