La pesca no compensaría las pérdidas agrícolas después de una guerra nuclear

prueba nuclear

Una conflagración nuclear a gran escala podría reducir el crecimiento del plancton en todo el mundo en casi un 40%

Un nuevo estudio revela el daño que una guerra nuclear podría causar a los pescados y mariscos capturados en la naturaleza en todo el mundo, desde el salmón y el atún hasta los camarones en cócteles de los restaurantes.

Las secuelas de tal conflicto podrían ejercer una gran presión sobre la seguridad alimentaria mundial, informa un equipo internacional de científicos. El grupo estima que una guerra nuclear podría reducir hasta en un 30% la cantidad de pescados y mariscos que los barcos de pesca son capaces de capturar en todo el mundo.

En otras palabras, en un corto período de tiempo, esos impactos podrían rivalizar con el número de víctimas que el cambio climático se está cobrando en las pesquerías de todo el mundo, dijo la coautora del estudio Nicole Lovenduski.

"Es similar a lo que sucederá a finales de siglo, y eso ya es preocupante", dijo Lovenduski, profesora asociada en el Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Colorado Boulder. "Que suceda algo de la misma magnitud en un período de tiempo tan corto es realmente extraordinario".

El esfuerzo es parte de un proyecto de varios años dirigido por el profesor Brian Toon de CU Boulder y Alan Robock de la Universidad de Rutgers para examinar los costos globales de una posible guerra nuclear. Los últimos hallazgos del equipo, sin embargo, vienen con un rayo de luz poco común, dijo Kim Scherrer, autor principal del nuevo estudio.

Con un poco de planificación y una gestión adecuada hoy en día, los seres humanos podrían ayudar a mantener la pesca productiva, incluso en el caso de una guerra nuclear, permitiendo potencialmente que estas fuentes vitales de alimentos compensen la pérdida de cultivos en la tierra. Para Scherrer, estudiante de posgrado de la Universidad Autónoma de Barcelona en España, los resultados son una llamada de atención.

"Este es el ejemplo extremo de cómo nuestra tecnología nos ha hecho capaces de influir en los océanos, y cómo podría afectarnos eso", dijo.

pesquerías

Oscureciendo los cielos

Los hallazgos del equipo se producen pocas semanas después de que el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, declarara que "el mundo sigue viviendo a la sombra de una catástrofe nuclear".

En este caso, esa sombra puede ser literal.

Investigaciones anteriores del equipo de Toon y Robock han revelado que incluso una conflagración nuclear relativamente menor podría arrojar enormes cantidades de hollín negro a la atmósfera de la Tierra. Allí, los escombros harían que el globo se volviera más oscuro y frío. Los agricultores, a su vez, probablemente tendrían dificultades para producir cultivos importantes como maíz, trigo y arroz.

"Si nos quedáramos sin comida en tierra, ¿tendríamos suficiente comida en el océano para alimentar a la población mundial?", dijo Lovenduski, también del Instituto de Investigación Ártica y Alpina (INSTAAR) en CU Boulder.

Ella y sus colegas querían averiguarlo. Para calcular los números, el equipo utilizó primero complejas simulaciones por computadora para estimar cómo una guerra nuclear a gran escala podría afectar lo que Lovenduski llamó "lo que comen todos los demás en el océano".

Eso significa plancton, u organismos flotantes, desde algas unicelulares hasta pequeños crustáceos como el krill. Como las plantas de maíz, muchos de estos organismos necesitan luz solar para prosperar.

"Debido a que la cantidad de luz solar que llega a la superficie del océano se reduce tanto, el crecimiento del plancton también se reduce", dijo.

El equipo descubrió que una conflagración nuclear a gran escala, como una pelea entre Estados Unidos y Rusia, podría reducir el crecimiento del plancton en todo el mundo en casi un 40%.

pesquería de atún

Vaciando los mares

Como resultado, muchos peces podrían pasar hambre. Pero lo que sucediese después probablemente dependería de las personas, dijo Scherrer, un científico pesquero.

Si los humanos pescaran con normalidad después de un evento que altera el mundo, los lances de peces capturados en la naturaleza podrían caer entre un 3 y un 30% en la década posterior a una guerra nuclear, dependiendo de la gravedad. Eso podría equivaler a decenas de millones de toneladas de pescados perdidos cada año.

Pero estas pérdidas no son inevitables. Muchas pesquerías de todo el mundo ya están luchando debido a la sobreexplotación, el cambio climático y otros factores. Sin embargo, si todos estos recursos se gestionaran de forma sostenible, podrían actuar como una fuente de alimentos mucho más fiable. Estas pesquerías saludables podrían incluso reemplazar aproximadamente el 40% de la proteína que los humanos obtienen actualmente de los animales terrestres durante algunos años cruciales.

"Me sorprendió lo grandes que eran esos números", dijo Scherrer. "Es un gran desafío administrar eficazmente las pesquerías del mundo, pero esto muestra que más allá de todos los demás beneficios, una administración sólida también ayudaría a amortiguar las crisis alimentarias mundiales".

Los hallazgos del equipo tienen un significado adicional para los investigadores ahora que el mundo se encuentra en medio de un tipo diferente de desastre: la pandemia del coronavirus. Lovenduski recuerda caminar por las tiendas de comestibles en marzo y ver estantes completamente vacíos.

"Fue aterrador vivir en ese mundo", dijo Lovenduski. "Me hizo preguntarme si estamos preparados para un desastre como una guerra nuclear como sociedad global. Creo que la respuesta es 'no'".

Los investigadores publicaron sus hallazgos en Proceedings of the National Academy of Sciences: Marine wild-capture fisheries after nuclear war

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.