Informe cuantifica las víctimas por la contaminación plástica marina

foca con una botella de plástico en la boca

Cientos de tortugas marinas y mamíferos marinos han sido asfixiados, atrapados y enganchados por desechos plásticos

Cuando los biólogos de Florida disecaron el cadáver de un manatí, encontraron su estómago y tracto intestinal obstruidos con bolsas de plástico. En Oregón, un fotógrafo encontró una foca común en reposo en la playa con una correa de plástico ceñida tan profundamente alrededor del cuello que casi estaba oculta por la grasa y la piel inflamada. Y en un centro de rescate de Carolina del Sur, una tortuga boba en rehabilitación defecó más de 50 piezas de plástico.

Estos son solo algunos de los casi 1.800 eventos recopilados en un nuevo informe del grupo de conservación marina Oceana. El informe explora, en detalle gráfico, cómo los desechos plásticos están dañando directamente a los habitantes del océano.

Oceana recopiló registros de 13 agencias y organizaciones para examinar los efectos de la contaminación plástica en los mamíferos marinos y las tortugas marinas en los Estados Unidos. Encontró que cada año, desde 2009 hasta principios de 2020, un promedio de 170 animales de 40 especies, en su mayoría amenazadas o en peligro de extinción, ingirieron o se enredaron en plásticos llenos de basura.

Los animales documentados en el informe, principalmente tortugas marinas y manatíes, murieron o resultaron heridos por hilos de pesca recreativos desechados, correas de embalaje, globos, tapas de botellas, bolsas de malla, envoltorios de comida, y una plétora de otros artículos, muchos de los cuales se clasifican comúnmente como plásticos de un solo uso por activistas y legisladores que trabajan para desterrarlos.

foca con un anillo de plástico en el cuello

El informe de Oceana deja en claro que los problemas que plantea la contaminación plástica van más allá del alcance de los ejemplos de este conjunto de datos.

Por ejemplo, el informe de Oceana señala solo cuatro casos relacionados con ballenas barbadas, pero Kim Warner, científico principal de Oceana y autor principal del informe, dice que es casi seguro que se trata de una representación insuficiente. Los cadáveres de ballenas, dice, no siempre llegan a la orilla, y necropsiar a los que sí lo hacen es una tarea desafiante.

De hecho, los hallazgos de Oceana probablemente representan solo una fracción del daño que el plástico causa a la vida silvestre. El informe se centra principalmente en los desechos más grandes, sin abordar las insidiosas amenazas de los microplásticos y las nanopartículas de plástico, pequeños fragmentos que se están infiltrando en la red alimentaria. Tampoco cubre las consecuencias para los peces, aves e invertebrados.

Warner reconoce el alcance global del problema del plástico.

"Afecta a todo tipo de vida marina, desde el zooplancton más pequeño hasta las ballenas más grandes", dice. "Hemos encontrado microplásticos que se acumulan en el lecho marino. Se están acumulando en el hielo marino del Ártico. Ahora están en el aire que respiramos y el agua que bebemos. Están en todas partes".

Los hábitos de consumo de los estadounidenses juegan un papel muy importante en el asunto. Investigadores liderados por Kara Lavender Law of the Sea Education Association en Woods Hole, Massachusetts, descubrieron recientemente que Estados Unidos genera más basura plástica que cualquier otra nación. Teniendo en cuenta el vertido ilegal dentro de los Estados Unidos y el hecho de que gran parte de los desechos estadounidenses se envían al extranjero para su reciclaje, los autores también calcularon que Estados Unidos desecha más plástico en el océano o cerca de él que la mayoría de las otras naciones.

poster del plástico en animales marinos

Aún así, Susanne Kühn, bióloga de Wageningen Marine Research en los Países Bajos que no participó en la investigación, es optimista. Kühn publicó recientemente hallazgos que muestran que al menos 900 diferentes especies marinas se ven directamente afectadas por los desechos plásticos. Pero ella cree que el resultado de la crisis del plástico está en nuestras manos y que si los humanos dejaran de tirar el plástico al océano, veríamos mejoras en décadas.

Pero una parada instantánea para dejar de tirar basura plástica es, en este momento, en gran medida hipotético. Si bien Oceana ha recomendado que las empresas y los legisladores trabajen para reducir la producción de productos plásticos de un solo uso, es seguro que los problemas del plástico en el océano empeorarán antes de mejorar.

Informe de Oceana: Choked, Strangled, Drowned: The Plastics Crisis Unfolding In Our Oceans

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.