Arco de Darwin en Galápagos

Arriba: Una vista del Arco de Darwin antes de que se derrumbara el 17 de mayo de 2021

Los dos monolitos de piedra que quedan en pie serán llamados "Los pilares de la evolución"

La parte superior del Arco de Darwin, el famoso arco de piedra natural en el norte de las Islas Galápagos, se ha derrumbado contra las olas, según informes de prensa.

El arco, ubicado a menos de 1 kilómetro de la escarpada y rocosa costa de la isla Darwin, se derrumbó el 17 de mayo como "consecuencia de la erosión natural", escribió en Twitter el Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Ecuador.

derrumbe del Arco de Darwin

El arco natural recibió su nombre del biólogo inglés Charles Darwin, quien estudió la evolución en las Galápagos durante su viaje a bordo del HMS Beagle a principios de la década de 1830. Ahora que ha desaparecido la parte superior del arco, una compañía de viajes, Aggressor Adventures, está denominando a los dos monolitos de piedra que siguen en pie "Los pilares de la evolución", informó CNN.

La isla Darwin es una isla volcánica que se asienta sobre una plataforma rocosa a unos 10 metros (32 pies) bajo el agua, según un estudio de 2014 de la revista PLOS One. Esta plataforma se extiende hacia el sureste, donde una vez se sentó el Arco de Darwin. El ministerio señaló en un segundo tuit que, "en un momento [el arco] habría sido parte de la isla Darwin", presumiblemente refiriéndose a cuando eran más bajos los niveles del mar.

La plataforma que sostiene la isla y el arco desciende en una empinada pendiente que baja más de 328 pies (100 m), según el estudio de PLOS One.

Si bien los turistas nunca pudieron vislumbrar el arco desde tierra (la isla Darwin no está abierta a los visitantes), las aguas frente a su costa están abiertas y "se considera uno de los mejores lugares del planeta para bucear y observar bancos de tiburones y otras especies", escribió el ministerio en su segundo tuit.

Y, de hecho, el estudio de PLOS One encontró que las tiburones ballena preñadas (Rhincodon typus) hicieron un "uso intenso del Arco de Darwin".

Investigaciones anteriores habían demostrado que las aguas alrededor del arco eran "el hogar de una densidad extraordinariamente alta de múltiples especies de tiburones y otros peces de arrecife y pelágicos [de mar abierto] que cambian según la estación", escribió el equipo en el estudio. Esto incluye tiburones martillo y otros tiburones, tortugas marinas, mantarrayas y delfines, según Galápagos Conservancy.

Pero aunque los investigadores sabían que los tiburones ballena, el pez vivo más grande conocido, a menudo nadaban alrededor de la isla Darwin, todavía estaban sorprendidos de que cuatro tiburones ballena preñados (a los que se les rastreaba con etiquetas acústicas) frecuentaran el arco, a pesar de que los tiburones no estaban comiendo ni mostrando allí ningún comportamiento específico.

El equipo concluyó que la isla Darwin tiene un papel "como una escala importante en una migración, posiblemente con fines reproductivos", para los tiburones ballena.

La Reserva Marina de Galápagos fue designada para proteger la vida marina, y las 19 islas de Galápagos también son reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Las islas no se verán iguales sin el arco, pero con suerte a los tiburones ballena no les importará.

Etiquetas: ArcoDarwinDerrumbeGalápagos
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta