Mirando hacia el pasado para comprender el futuro de los huracanes

temporada huracanes 2020

La temperatura de la superficie del mar juega un papel fundamental en la formación de huracanes

La histórica temporada de huracanes de 2020, con su récord de 30 tormentas tropicales y huracanes, dejó a su paso cientos de muertes en varios países, decenas de miles de millones de dólares en daños y una pregunta importante: ¿será así el futuro?

Si bien la mayoría de los científicos del clima están de acuerdo en que la gravedad de los huracanes, al menos en términos de lluvia, probablemente aumentará a medida que el planeta se calienta, sigue habiendo incertidumbre sobre la frecuencia futura de los huracanes.

Los modelos climáticos de hoy ofrecen una gama de posibles futuros, algunos predicen un aumento en la frecuencia de los huracanes en el Atlántico norte, otros una disminución. Estos contradictorios resultados plantean la pregunta: ¿Son estos modelos capaces de predecir la frecuencia de los huracanes o les falta algún proceso vital?

"Para entender si estos modelos son creíbles, necesitamos ver si pueden reproducir el pasado", dijo Peter Huybers, Profesor de Ciencias de la Tierra y Planetarias y de Ciencias e Ingeniería Ambientales en la Escuela John A. Paulson de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de Harvard. "Los modelos actuales hacen un buen trabajo al simular los últimos 40 años de huracanes, pero a medida que retrocedemos en el tiempo, los modelos y los datos divergen cada vez más. Esto plantea una pregunta importante: si los modelos no reproducen la historia de los huracanes a largo plazo, ¿deberíamos confiar en sus predicciones a largo plazo?".

En un nuevo artículo, Huybers y un equipo de investigadores encontraron que estos modelos son, de hecho, capaces de reproducir la historia a largo plazo de los huracanes, pero solo si se corrigen las temperaturas históricas de la superficie del mar.

La investigación destaca la importancia de comprender los patrones de temperatura de la superficie del mar y sugiere que una mejor comprensión de estos patrones podría reconciliar las predicciones de los modelos en conflicto y mejorar nuestra comprensión de cómo afectará el cambio climático la frecuencia de los huracanes en el futuro.

Este artículo se basa en investigaciones anteriores en las que Huybers y su equipo identificaron sesgos en las mediciones históricas de la temperatura de la superficie del mar y desarrollaron un enfoque integral para corregir los datos. Ese documento, publicado en 2019, condujo a una mejor comprensión de cómo se calentaron con el tiempo los océanos. Aquí, los investigadores aplican la misma corrección para ayudar a modelar la frecuencia histórica de huracanes.

récord huracanes 2020

La temperatura de la superficie del mar juega un papel fundamental en la formación de huracanes.

"La frecuencia de los huracanes en el Atlántico depende del patrón de temperaturas de la superficie del mar, particularmente el calor del Atlántico norte subtropical, un área que se extiende aproximadamente desde la punta de Florida hasta Cabo Verde, en relación con los océanos tropicales en su conjunto", dijo Duo. Chan, ex estudiante de posgrado en SEAS y primer autor del artículo.

Cuando el Atlántico norte subtropical es relativamente cálido, genera más convección atmosférica y más huracanes en el Atlántico. Cuando el Atlántico Norte subtropical es relativamente frío, disminuyen las tasas de formación de huracanes, en parte debido a los vientos que cortan los sistemas de proto-tormentas.

Cuando los actuales modelos climáticos intentan reproducir pasadas temporadas de huracanes, generalmente predicen muy pocos entre 1885-1900 y demasiados entre 1930-1960. Sin embargo, todos estos modelos se basan en temperaturas históricas de la superficie del mar que indican un Atlántico subtropical relativamente frío a principios del siglo XX y un Atlántico cálido a mediados del siglo XX.

Pero, como Huybers y Chan demostraron en investigaciones anteriores, esas temperaturas históricas de la superficie del mar contienen errores sistemáticos. Las temperaturas de la superficie del mar corregidas muestran un Atlántico Norte subtropical más cálido entre 1885 y 1920 y uno relativamente más frío entre 1930 y 1960. Estos ajustes alinean la frecuencia de los huracanes con las observaciones.

"Nuestras correcciones a los patrones de temperatura de la superficie del mar se desarrollaron de forma independiente y mejoran significativamente la habilidad con la que los modelos reproducen las variaciones históricas de los huracanes", dijo Huybers. "Estos resultados aumentan nuestra confianza tanto en las temperaturas históricas de la superficie del mar como en nuestros modelos, y proporcionan una base más firme a partir de la cual explorar cómo influirá el cambio climático en la frecuencia de los huracanes en el futuro".

La investigación se ha publicado en Science Advances: Improved simulation of 19th- and 20th-century North Atlantic hurricane frequency after correcting historical sea surface temperatures

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: