erupción del volcán Semeru

Decenas de personas sufrieron quemaduras por la abrasadora ceniza

Abrasadoras cenizas se alzaron al cielo el sábado sobre la isla indonesia de Java después de que el volcán Semeru entró en erupción, matando al menos a 13 personas e hiriendo a decenas más.

Al menos 41 personas sufrieron quemaduras por el flujo de lava, dijo el sábado en una conferencia de prensa Indah Amperawati Masdar, subdirectora del distrito de Lumajang de Java Oriental, cerca del monte Semeru.

La lava casi destruyó el pueblo de Curahkobokan y provocó el colapso de un puente, lo que dificultó la evacuación. El domingo, B.N.P.B., la agencia de mitigación de desastres de Indonesia, elevó el número de muertos de uno a 13.

El monte Semeru, que entró en erupción por última vez en enero, es uno de los volcanes más activos de Indonesia y es la montaña más alta de Java con 3.676 m sobre el nivel del mar. Se encuentra entre los más de 120 volcanes activos del país; varios cientos más se consideran extintos ahora.

Los vídeos compartidos por los funcionarios de emergencia y los medios locales mostraron a los residentes huyendo mientras una nube de ceniza gigante se elevaba detrás de ellos.

El mayor general Suharyanto, el jefe de la agencia, que como muchos indonesios tiene un solo nombre, dijo en la conferencia de prensa del sábado que se habían establecido puntos de evacuación en tres aldeas cercanas y en dos subdistritos.

Varias áreas informaron "oscuridad debido a la niebla de las cenizas volcánicas", dijo la agencia en un comunicado. Pero hasta el sábado por la noche, no se vieron afectados los viajes aéreos, dijo una empresa estatal de navegación aérea.

erupción del volcán SemeruEl Centro Asesor de Cenizas Volcánicas en Darwin, Australia, emitió el sábado una advertencia de aviación roja, diciendo que las cenizas se habían "desprendido del volcán" y que se movían hacia el suroeste y el oeste.

Pero la empresa estatal de navegación aérea, AirNav Indonesia, dijo en un comunicado que ningún aeropuerto o ruta de vuelo se había visto afectado por la erupción. No obstante, advirtió a los pilotos que la ceniza volcánica alcanzaba alturas de hasta 40.000 pies.

La ceniza que se solidifica en las partes más frías de los motores de los aviones puede interrumpir el flujo de aire, lo que puede provocar que los motores se detengan o fallen por completo. También afecta la visibilidad de los pilotos y puede afectar la calidad del aire en la cabina, lo que hace que las máscaras de oxígeno sean una necesidad.

El monte Semeru se encuentra en un estado de erupción casi permanente y arroja cenizas regularmente hasta unos 4.300 m, por lo que la erupción del sábado fue un "aumento de intensidad bastante significativo".

Etiquetas: ErupciónVolcánIndonesia
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta