¿Qué es una ciclogénesis explosiva?

ciclogénesis explosiva sobre EE.UU.

La costa este de EE. UU. es una de las regiones donde es más común la ciclogénesis explosiva

Una ciclogénesis es una gran e intensa tormenta en latitudes medias que tiene baja presión en su centro, frentes meteorológicos y una variedad de condiciones meteorológicas asociadas, desde tormentas de nieve hasta intensas tormentas y fuertes precipitaciones.

Se convierte en explosiva cuando su presión central disminuye muy rápidamente, al menos 24 milibares en 24 horas. Dos meteorólogos famosos, Fred Sanders y John Gyakum, dieron su nombre a este patrón en un estudio de 1980.

Cuando un ciclón "explota" o sufre una ciclogénesis explosiva, esto nos dice que tiene acceso a los ingredientes óptimos para fortalecerse, como grandes cantidades de calor, humedad y aire ascendente. La mayoría de los ciclones no se intensifican rápidamente de esta manera. Las ciclogénesis explosivas ponen a los meteorólogos en alerta máxima, porque pueden producir significativos impactos dañinos.

La costa este de EE. UU. es una de las regiones donde es más común la ciclogénesis explosiva. Eso se debe a que las tormentas en las latitudes medias, una zona templada al norte de los trópicos que incluye todo el territorio continental de EE. UU., extraen su energía de los grandes contrastes de temperatura. A lo largo de la costa este de los EE. UU. durante el invierno, hay un contraste térmico naturalmente potente entre la tierra fría y la cálida corriente de la Corriente del Golfo.

Sobre el océano más cálido, son abundantes el calor y la humedad. Pero a medida que el frío aire continental se mueve por encima y crea una gran diferencia de temperatura, la atmósfera inferior se vuelve inestable y boyante. El aire asciende, se enfría y se condensa, formando nubes y precipitaciones.

Los ciclones intensos también requieren condiciones favorables sobre la superficie. Los vientos particularmente fuertes en los niveles superiores, también conocidos como "corrientes en chorro", y las ondas de gran amplitud incrustadas en las trayectorias de las tormentas pueden ayudar a forzar el ascenso del aire.

corriente en chorro

Imagen: La corriente en chorro circula en la zona más alta de la troposfera de oeste a este en ambos hemisferios. En el hemisferio norte tiene una longitud de 1.000 a 9.000 kilómetros, un espesor vertical de 1 a 5 kilómetros y una anchura de varios cientos de kilómetros.

Cuando una fuerte corriente en chorro se superpone a un sistema de baja presión en desarrollo, crea un patrón de retroalimentación que hace que el aire caliente se eleve a un ritmo creciente. Esto permite que la presión caiga rápidamente en el centro del sistema. A medida que cae la presión, los vientos se fortalecen alrededor de la tormenta. Esencialmente, la atmósfera está tratando de equilibrar las diferencias de presión entre el centro del sistema y el área que lo rodea.

Los meteorólogos pronostican que el noreste de EE. UU. se verá afectado por una potente tormenta invernal del 28 al 30 de enero de 2022. Los modelos de pronóstico prevén una franja de nieve desde la costa de Carolina del Norte hacia el norte hasta Maine.

Si bien aún son inciertas las ubicaciones precisas y las cantidades de nieve, partes de la costa de Nueva Inglaterra parecen estar en mayor riesgo de recibir de 8 a 12 pulgadas o más de acumulación de nieve pesada. Junto con los vientos pronosticados de más de 50 millas por hora a lo largo de la costa, es probable que la tormenta produzca condiciones de ventisca, marejadas ciclónicas, inundaciones costeras, daños por viento y erosión de las playas.

Se espera que la vida de esta tormenta comience frente a la costa del sureste de los EE. UU. como un débil sistema de baja presión. Solo 24 horas después, los modelos globales predicen que su presión central caerá entre 35 y 50 milibares.

Si esta tormenta se desarrolla como predicen los pronósticos, con la ayuda de vientos que soplan a más de 150 millas por hora en la atmósfera superior, temperaturas muy cálidas en la superficie del mar cerca de la costa (2 a 4 grados Fahrenheit más cálidas que el promedio) y una atmósfera altamente inestable, tendrá los ingredientes críticos para una ciclogénesis explosiva.

Imagen de cabecera: Una ciclogénesis explosiva sobre la costa este de EE. UU. el 4 de enero de 2017. Credit: NOAA/CIRA

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: