Clicky

La piedra pómez rosada es clave para revelar la fuerza explosiva de las erupciones volcánicas submarinas

(0 Votes)

piedra pómez rosada

La piedra pómez tuvo que ser expulsada al aire a temperaturas superiores a 700°C

La presencia de piedra pómez rosada en la gigantesca balsa de piedra pómez de la erupción del Havre de 2012 que se desplazó por el suroeste del Océano Pacífico ha llevado a los investigadores a reconocer el inmenso poder de las erupciones volcánicas submarinas.

En una nueva investigación los investigadores, incluidos el profesor Scott Bryan, el Dr. Michael Jones y el candidato a doctorado Joseph Knafelc, estaban intrigado por la aparición de piedra pómez rosada dentro de la enorme balsa de piedra pómez que resultó de la erupción de aguas profundas de Havre en 2012.

La publicación de la nueva investigación se produce después de la reciente y dramática explosión del volcán Hunga Tonga Hunga Ha'apai en Tonga, a unos 1.200 km al norte del volcán Havre, que ha llamado la atención del mundo sobre el potencial explosivo y los peligros asociados con las erupciones submarinas.

El profesor Bryan, que ha estado estudiando balsas de piedra pómez durante más de 20 años, dijo que la piedra pómez rosada producida en la erupción del Havre de 2012 reveló información sobre cómo el magma puede dispararse desde los volcanes submarinos.

"A diferencia de Hunga Tonga-Hunga Ha'apai, Havre se encuentra en una ubicación mucho más remota. Su cumbre está a 900 m bajo el nivel del mar, y las áreas pobladas más cercanas están a unos 800 km en la Isla Norte de Nueva Zelanda", dijo el profesor Bryan.

Cuando el volcán entró en erupción en 2012, no había nadie para verlo. Pero el color de la piedra pómez cuenta la historia de lo que pasó.

piedra pómez rosada

Imagen: La piedra pómez rosada, y su historia térmica, proporciona una idea de las erupciones submarinas.

Joseph Knafelc, autor principal de la investigación, dijo que el nuevo modelo presentado en la investigación desafió los límites de profundidad conocidos para las erupciones explosivas.

"La teoría común es que las erupciones submarinas, particularmente en aguas profundas como en Havre, no pueden ser explosivas y, en cambio, hacer que la lava fluya en el lecho marino", dijo Knafelc.

"Pero se han podido observar pocas erupciones submarinas, y los estudios anteriores no habían considerado la existencia de la piedra pómez rosada en la balsa de piedra pómez. El color en este caso es crítico: el color de rosa a rojo nos dice que la piedra pómez tuvo que ser expulsada al aire a temperaturas superiores a 700°C para que los diminutos minerales de hierro se oxidaran y causaran el enrojecimiento".

"El problema es que fue una erupción submarina que tuvo que empujar hacia arriba a través de casi 1 km de océano. La única forma en que puede hacer esto es si la erupción fue muy poderosa y capaz de perforar el agua del océano y producir una columna de erupción en el aire".

formación de piedra pómez rosadaLa investigación detalla cómo el núcleo de la erupción era un poderoso chorro y podía protegerse del agua circundante.

Imagen derecha: Modelo de erupción que muestra una columna de erupción explosiva desencadenada por la disolución de volátiles en profundidad, lo que lleva a la fragmentación magmática impulsada por volátiles del subsuelo (leer descripción completa en inglés).

"La piedra pómez rosadas y su historia térmica nos dicen que el núcleo de la columna de erupción no se vio afectado por los efectos de enfriamiento del agua del océano. Una columna de erupción explosiva podría arrojar piedra pómez caliente a la atmósfera en tan solo unos segundos", dijo el profesor Bryan.

"Esta fue una erupción muy poderosa. El problema es que estudios previos no habían reconocido o minimizado el potencial explosivo de las erupciones submarinas incluso en aguas muy profundas y, por lo tanto, los peligros que plantean las erupciones submarinas".

"Como recordatorio oportuno, recientemente fuimos testigos en Tonga del poder, la devastación y el impacto de las erupciones explosivas submarinas, cuyos efectos podrían detectarse en todo el mundo".

Los hallazgos han sido publicados en la revista Nature Portfolio Communications Earth and Environment: Havre 2012 pink pumice is evidence of a short-lived, deep-sea, magnetite nanolite-driven explosive eruption

Etiquetas: Piedra pómezErupciónVolcánSubmarino

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: