Seguimiento de la desaparición de un iceberg antártico gigante

iceberg A-68a

Los icebergs son una fuente de agua dulce fría y nutrientes en el Océano Austral

Tan pronto como nace un iceberg, comienza a morir. Las olas rompen sus bordes, el aire lo descongela desde arriba y el agua lo derrite desde abajo. Los científicos registraron recientemente la agonía de uno de los icebergs más grandes del mundo.

En julio de 2017, el Iceberg A-68 se desprendió de la plataforma de hielo Larsen C, a lo largo de la costa este de la Península Antártica. En ese momento, era el iceberg más grande del mundo y el sexto iceberg más grande en tres décadas de registros. Medía casi 5.800 kilómetros cuadrados (2.200 millas cuadradas), o aproximadamente el tamaño de Delaware. En otras palabras, A-68 tenía mucho que perder. A lo largo de tres años y medio, el témpano se rompió y se derritió, dejando su huella en el medio marino, especialmente cerca de la remota isla de Georgia del Sur.

"Los icebergs son una fuente de agua dulce fría y nutrientes en el Océano Austral", dijo Anne Braakmann-Folgmann, candidata a doctorado en la Universidad de Leeds. "Sin embargo, dónde y cuánto de esto se libera no está muy bien estudiado y aún no está incluido en los modelos oceánicos, especialmente para los icebergs más grandes".

Braakmann-Folgmann y sus colegas se propusieron trazar el viaje del A-68A. (El nuevo nombre se le dio al témpano principal después de que se rompieran algunas piezas pequeñas). Los investigadores utilizaron datos satelitales para documentar los cambios en el grosor, el área, el volumen y la masa del iceberg desde el momento en que se separó de la plataforma de hielo en julio de 2017 hasta que comenzó a desintegrarse rápidamente en enero de 2021.

grosor de iceberg A-68A

Los mapas muestran dónde y cuándo se adelgazó el iceberg a medida que avanzaba hacia el norte desde el mar de Weddell hacia el mar de Scotia. El primer mapa (arriba) muestra el espesor del témpano en julio de 2017, cuando aún estaba cerca de la plataforma de hielo Larsen C. Observa que es más grueso en su lado izquierdo, donde estaba adherido a la plataforma de hielo, y más delgado en el lado derecho, donde estaba expuesto al océano. Su espesor promedio total era de 235 metros en ese momento. A medida que el iceberg se desplazó hacia el norte, se encontró con temperaturas más cálidas del aire y del agua, lo que aceleró el derretimiento. Para enero de 2021, cuando el témpano se acercó a Georgia del Sur, se había adelgazado a un espesor promedio de 168 metros.

Alrededor del 85% de un iceberg se encuentra debajo de la superficie del agua, lo que no es ideal para medir su espesor total. Pero los científicos ahora pueden estimar el grosor midiendo los componentes del iceberg que están sobre el agua. Los datos del Ice, Cloud, and land Elevation Satellite 2 (ICESat-2) de la NASA y el CryoSat-2 de la Agencia Espacial Europea (altímetros láser y de radar, respectivamente) pueden indicar la distancia desde el satélite hasta la superficie del iceberg y hasta la superficie del mar. La diferencia entre estas medidas se conoce como el "francobordo" del iceberg: la altura del hielo que se eleva sobre el agua. Luego, los científicos pueden convertir esta altura en espesor teniendo en cuenta las densidades del iceberg, la capa de nieve en la parte superior y el agua de mar circundante.

recorrido de iceberg A-68A

Los investigadores demostraron que desde julio de 2017 hasta enero de 2021, el derretimiento del fondo del iceberg representó el 32% de su pérdida. El derretimiento alcanzó su punto máximo cerca de Georgia del Sur, donde los científicos estimaron que se agregaron 152 mil millones de toneladas métricas (152 mil millones de metros cúbicos) de agua dulce al océano, el equivalente a 61 millones de piscinas olímpicas, en el lapso de tres meses. Los científicos aún están investigando el efecto de toda esta agua dulce en las propiedades oceánicas locales. También quieren saber si los nutrientes adicionales suministrados al océano por el iceberg derretido fomentaron alguna producción biológica.

Otras pérdidas de hielo ocurrieron cuando grandes pedazos se desprendieron de los lados del iceberg. Este fue especialmente el caso cuando el A-68A dejó el hielo marino protector cerca de la Antártida y se movió hacia el norte, donde quedó expuesto a las olas destructivas del océano abierto. El adelgazamiento y la fragmentación aumentaron a medida que el iceberg se desplazó hacia el norte, pero la fragmentación finalmente dominó cuando el iceberg se desintegró en el Mar de Scotia del Norte.

La investigación se ha publicado en Remote Sensing of Environment: Observing the disintegration of the A68A iceberg from space

Recursos y referencias:

• Brigham Young University (2021, January 1) The Antarctic Iceberg Tracking Database.
• NASA Earth Observatory Rift and Calving at Larsen Ice Shelf.

Etiquetas: IcebergA-68AMuerteRecorrido

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: