Las actuales categorías de huracanes no muestran lo peligrosos que pueden ser

Ojo de un huracán
Ojo de un huracán. Credit: CC0 Public Domain

Los científicos sugieren que es hora de una nueva escala

Nada vuelve más locos a los expertos en huracanes que la afirmación: "Oh, es solo de categoría 1".

No es solo una actitud molesta, es mortal. Difícilmente pasa una temporada de huracanes sin un nuevo ejemplo de una tormenta de baja categoría que causa más problemas de los que la gente esperaba.

El año pasado, el huracán Ida arrasó desde Luisiana hasta Nueva York y mató a 87 personas. Pero murieron más personas en el noreste, donde los restos de la tormenta, ni siquiera una depresión tropical en ese momento, causaron catastróficas inundaciones repentinas que en Luisiana, donde Ida golpeó como Categoría 4.

Dieciséis años antes, el huracán Katrina tocó tierra casi en el mismo lugar, consolidando su lugar como uno de los huracanes más destructivos de la historia moderna. Murieron más de 1.800 personas.

Era "solo" de Categoría 3.

Los científicos han argumentado durante mucho tiempo que el familiar sistema de Categoría 1 a 5 con el que están familiarizados los observadores de huracanes no hace un trabajo suficientemente bueno para explicar el riesgo de una tormenta. Y han propuesto todo tipo de nuevas formas de categorizarlos.

"Si Katrina es un 3 en una escala del 1 al 5, entonces esa escala está desfasada. Necesitamos hacer algo más", dijo Phil Klotzbach, meteorólogo de la Universidad Estatal de Colorado.

El principal problema es que la escala Saffir-Simpson, desarrollada por el ingeniero civil de Coral Gables, Herbert Saffir, y el director del Centro Nacional de Huracanes, Robert Simpson, en 1973, solo fue diseñada para clasificar las tormentas según la velocidad del viento. Pero no es así como lo ve el público.

"Se debe transformar efectivamente no solo para ver la amenaza del viento, sino todas las amenazas de un huracán", dijo Klotzbach.

Y hay muchas. Los huracanes y las tormentas tropicales no solo pueden traer fuertes vientos devastadores, sino también grandes olas de marejadas ciclónicas, lluvias torrenciales e incluso tornados.

Con otra temporada de huracanes de seis meses "por encima del promedio" a partir del 1 de junio, científicos como Klotzbach se preguntan si un nuevo sistema de categorías podría explicar mejor el tremendo peligro que conllevan estas tormentas y ayudar a salvar vidas.

inundaciones tras un huracán

Se sugieren nuevos índices y escalas

El problema que tienen algunos científicos con la escala Saffir-Simpson es que las velocidades del viento no necesariamente se traducen en tierra. Por lo general, se miden miles de pies en el aire con aviones cazadores de huracanes mientras las tormentas están sobre el océano.

"En tierra nunca vas a encontrar un viento sostenido de 240 km/h", dijo Klotzbach. "En el momento en que la tormenta toca tierra, ese viento ya no existe".

Y una medida no habla por toda la tormenta. Los huracanes no son un solo punto. Cubren una gran franja, con los vientos más fuertes generalmente en el lado este de la dirección en que se mueve una tormenta.

Ahí es donde entra en juego una métrica alternativa, la escala de energía cinética integrada. Clasifica las tormentas de 0,00 a 4,99 según la energía de todo el campo de viento de una tormenta. Los científicos dicen que ofrece una imagen más realista de la fuerza total de una tormenta.

También está el Índice de potencial de daños por ciclones, que califica a las tormentas del 1 al 10 según la velocidad del viento, el tamaño de la tormenta y la velocidad con la que se mueve. Eso puede ser útil para diferenciar entre una tormenta con una velocidad de viento alta que se acerca y una más débil que permanece en un lugar por más tiempo.

La industria privada también está de acuerdo con las escalas alternativas. En 2019, Accuweather presentó RealImpact Scale, una escala de seis puntos que evalúa la velocidad del viento, el tamaño de la tormenta, el potencial de inundación y la población del área que se espera que golpee una tormenta.

Klotzbach favorece una escala de 1 a 5 basada en la presión barométrica, que cae a medida que se fortalece una tormenta. Los cazadores de huracanes miden la presión colocando un sensor en el corazón de la tormenta que transmite datos a los investigadores a medida que cae.

En un artículo de 2020, él y otros investigadores encontraron que clasificar las tormentas en función de la presión se correlacionaba mejor con los daños y las muertes que solo con la velocidad del viento. También encontraron que esta escala coincidía estrechamente con los impactos reales de tormentas más antiguas; no registró ninguna tormenta poderosa como débil, o viceversa.

"Ese es mi argumento. Simplicidad", dijo.

pronóstico de huracanes

El papel de la lluvia

Para Marshall Shepherd, director del programa de ciencias atmosféricas de la Universidad de Georgia, el mayor problema con el actual sistema de clasificación de huracanes es la lluvia.

Señaló al huracán Florence, que llegó rugiendo hacia la costa atlántica como categoría 4 pero colapsó a categoría 1 antes de tocar tierra en Carolina del Norte. Cuando las rebajas de categoría fueron noticia en 2018, algunos residentes decidieron ignorar las órdenes de evacuación anteriores y quedarse donde estaban. Pero la lluvia y la marejada ciclónica de la tormenta más débil aún causaron inundaciones sin precedentes que mataron a docenas y dejaron a cientos en necesidad de evacuaciones de rescate.

A lo largo de una carrera de investigación, Shepherd descubrió que las tormentas pequeñas pueden tener un gran impacto en términos de lluvia, algo para lo que los observadores de tormentas que solo prestan atención a las categorías pueden no estar preparados.

"Nos preparamos como deberíamos para categorías 3, 4, 5, pero a menudo el más impactante en términos de lluvia puede ser una tormenta tropical", dijo. "Veo debates en Twitter todo el tiempo, ¿es un categoría 2 o un categoría 1 fuerte? Y digo que no importa, los impactos son los mismos".

Shepherd y otros investigadores propusieron una métrica para abordar este problema, que va junto con las categorías de huracanes. Lo llaman el "multiplicador de precipitaciones extremas".

Los investigadores encontraron que las tormentas históricas cayeron entre un 1 y un 7 en la escala. El huracán Florence ocupó el puesto 5,7 el día que tocó tierra, el segundo más alto de cualquier tormenta histórica después del huracán Harvey.

Shepherd dijo que la escala podría usarse para todas las tormentas, no solo para los huracanes. La gente muere todos los años después de conducir en carreteras y puentes inundados porque no entienden el peligro.

"Hasta que amplifiquemos fundamentalmente el riesgo de inundaciones y el agua en general para las tormentas, eso siempre es un desafío de fondo para transmitir también el riesgo de huracanes", dijo.

'Algo bastante institucionalizado'

El hecho de que la escala Saffir-Simpson no transmita con precisión el peligro de una tormenta no es un misterio para los expertos del Centro Nacional de Huracanes. Pero es difícil deshacerse de una de las escalas más reconocibles del mundo.

"Es algo bastante institucionalizado; incluso si elegimos no usarlo, la gente hablará de ello", dijo Michael Brennan, jefe de rama de la unidad de especialistas en huracanes del centro de huracanes.

En defensa de Saffir-Simpson, Brennan dijo que funciona bien para los barcos y algunas de las islas más montañosas del Caribe, donde la principal amenaza de una tormenta son los vientos. Y además, no hay un contendiente principal para un reemplazo.

"Realmente no hay ninguna otra escala única que encapsule todos los riesgos de una manera que sea fácil de comunicar al público", dijo.

En cambio, el enfoque del centro de huracanes ha sido quitarle énfasis a la escala y enfocarse en los peligros individuales. El centro ha lanzado un mapa que muestra el tiempo estimado de llegada de los vientos huracanados y otro que predice cuánta marejada ciclónica podría ver una comunidad.

El centro de huracanes también ha presentado un nuevo conjunto de alertas y advertencias de marejadas ciclónicas junto con sus alertas y advertencias de huracanes.

"Si le dices a alguien que es una tormenta con la letra X, ¿Qué hace esa persona al respecto? No le dice nada al respecto", dijo Brennan. "¿Cómo se obtiene información procesable para que las personas tomen las medidas adecuadas?".

Etiquetas: CategoríaEscalaHuracán

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: