updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

El polvo subsahariano cruza el Atlántico y nutre la selva amazónica

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

polvo del Sahara nutre el Amazonas


Más de la mitad de los polvos minerales que fecundan el suelo del Amazonas proviene de un solo punto en el sur del Sahara

temperaturas en el Océrano Atlántico Hace 150 millones de años América del Sur y áfrica estaban unidos como un solo continente, pero incluso con el océano que los divide a día de hoy no se pueden separar por completo el uno del otro. Esta imagen satelital del 1 de junio de 2010, muestra su conexión moderna: el polvo del Sahara transportado a través del Atlántico con los vientos del este.

La imágene ha sido realizada uniendo entre sí una serie de imágenes recogidas por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) en el satélite Terra de la NASA durante órbitas sucesivas. El Terra realiza órbitas de polo a polo. Vuelve a la misma latitud aproximadamente cada 90 minutos, avanzando hacia el oeste con cada órbita. Por lo tanto, la parte derecha de esta imagen fue capturada antes de que el lado izquierdo; las zonas grises muestran las diferencias entre pasos superiores del satélite.

La conexión de larga distancia entre estos dos antiguos vecinos puede parecer frágil, pero de hecho, es tremendamente importante. Cada año, sobre todo en el invierno del hemisferio norte, las tormentas como la ilustrado aquí entregan cerca de 40 millones de toneladas de polvo del Sahara a la cuenca del río Amazonas. Los minerales en el polvo reponen los nutrientes del suelo en la selva, que está continuamente empobreciendose por las torrenciales lluvias tropicales. Desde más de 8.000 kilómetros (5.000 millas), el árido Sahara alimenta la exuberante vegetación de la Amazonía.

El penacho de polvo que se acerca a la costa noreste de América del Sur en esta foto, y luego se arquea hacia el norte, sugiere el cambio de temporada en la trayectoria de transporte de polvo sahariano. Como las estaciones cambian, la ruta principal de las tormentas de polvo se desplaza hacia el norte, alcanzando el Caribe en la primavera y el sudeste de Estados Unidos en el verano.

Prácticamente esteril, el sur del desierto del Sahara resulta ser un sorprendente sustentador de vida a un océano de distancia, en los bosque tropicales de la Amazonía de América del Sur. Al estudiar los datos de satélites de la NASA de la dispersión de polvo en todo el mundo, los científicos descubrieron que más de la mitad de los polvos minerales que fecundan el suelo del Amazonas proviene de un solo punto en el sur del Sahara, un gran valle de montaña denominado Depresión Bodélé.

Esta otra imagen fotográfica del satélite Aqua la NASA del 2 de enero de 2007, muestra una tormenta de polvo en el valle. Una racha de brillantes arcos de polvo en el suroeste de la Depresión Bodélé hacia el lago Chad. El polvo vela las elevaciones más bajas, con las elevaciones más altas de la meseta de Jos y las montañas del  pico Adamaoua como si tuvieran niebla. Durante los meses de invierno en el hemisferio norte, los vientos del noreste (vientos Harmattan) habitualmente soplan a través de esta parte del norte de áfrica. Una brecha entre la montañas Tibesti y Ennedi crea un túnel de viento natural que centra e intensifica los vientos en la Depresión Bodélé. El polvo se extiende hacia el oeste a través del Atlántico en los vientos alisios del este de la Amazonia, donde repone los nutrientes minerales que son continuamente empobrecidos de la tierra por las fuertes lluvias tropicales.

depresión Bodélé

Sobre la base de datos satelitales y modelos, los científicos estiman que las tormentas de polvo, como la ilustrada aquí generan alrededor de 0,7 millones de toneladas de polvo en promedio durante los días de invierno. Aproximadamente la mitad de los 40 millones de toneladas de polvo que son arrastrados a través del Atlántico desde el Sahara hasta el Amazonas cada año provienen de la Depresión Bodélé, un pequeño valle que representa sólo el 0,2 por ciento de todo el Sahara y es sólo un 0,5 por ciento el tamaño del río Amazonas. El descubrimiento de esta única fuente sorprendentemente grande de polvo mineral plantea muchas preguntas fascinantes sobre cómo están conectadas remotas partes del sistema Tierra, incluyendo cuán grande es el depósito de polvo en la depresión Bodélé, es decir, cuánto tiempo ha estado emitiendo una cantidad tan importante de polvo, y cuánto tiempo va a seguir fertilizando el Amazonas.

La imagen grande de arriba tiene una resolución espacial (nivel de detalle) de 500 metros por píxel. El MODIS Rapid Response Team ofrece dos veces al día subconjuntos del norte de áfrica en resoluciones adicionales a través de un mapa interactivo.

Ver también: El polvo del Sahara que alimenta el Océano