Hay una 'ciudad perdida' en lo profundo del océano, y es diferente a cualquier otro lugar

Ciudad Perdida submarina en el Atlántico
El ROV Hercules maniobra alrededor de agujas rocosas de la Ciudad Perdida

El ecosistema de la Ciudad Perdida no depende del calor del magma

Cerca de la cima de una montaña submarina al oeste de la Cordillera del Atlántico Medio (MAR), se eleva desde la penumbra un irregular paisaje de torres.

Sus paredes y columnas de carbonato cremoso parecen de un azul fantasmal a la luz de un vehículo operado por control remoto enviado a explorar. Varían en altura desde pequeñas pilas del tamaño de hongos venenosos hasta un gran monolito de 60 metros (casi 200 pies) de altura. Esta es la Ciudad Perdida.

Descubierta por científicos en el año 2000, a más de 700 metros (2.300 pies) bajo la superficie, el campo hidrotermal de la Ciudad Perdida es el entorno de respiraderos más longevo que se conoce en el océano. Nunca se ha encontrado nada igual.

Durante al menos 120.000 años y tal vez más, el manto que se eleva en esta parte del mundo ha reaccionado con el agua de mar para arrojar al océano hidrógeno, metano y otros gases disueltos.

chimeneas hidrotermales de la Ciudad PerdidaImagen derecha: Un vehículo operado por control remoto ilumina las agujas de la Ciudad Perdida. (D. Kelley/UW/URI-IAO/NOAA).

En las grietas y hendiduras de los respiraderos del campo, los hidrocarburos alimentan nuevas comunidades microbianas incluso sin la presencia de oxígeno.

Las chimeneas que arrojan gases a temperaturas de hasta 40°C (104 °F) albergan una gran cantidad de caracoles y crustáceos. Los animales más grandes, como cangrejos, camarones, erizos de mar y anguilas, son raros, pero aún están presentes.

A pesar de la naturaleza extrema del entorno, parece estar lleno de vida, y algunos investigadores creen que merece nuestra atención y protección.

Si bien es probable que existan otros campos hidrotermales como este en otros lugares de los océanos del mundo, este es el único que los vehículos operados a distancia han podido encontrar hasta ahora.

aguja de carbonatoImagen derecha: Una aguja submarina: los pocos pies superiores de una chimenea de carbonato en un respiradero activo en Lost City. Crédito: NSF, NOAA, Universidad de Washington. Imagen cortesía: Fundación Nacional de Ciencias].

Los hidrocarburos producidos por los respiraderos de la Ciudad Perdida no se formaron a partir del dióxido de carbono atmosférico o la luz solar, sino por reacciones químicas en el lecho marino profundo.

Debido a que los hidrocarburos son los componentes básicos de la vida, esto deja abierta la posibilidad de que la vida se haya originado en un hábitat como este. Y no solo en nuestro propio planeta.

"Este es un ejemplo de un tipo de ecosistema que podría estar activo en Encelado o Europa en este mismo segundo", dijo en 2018 el microbiólogo William Brazelton, refiriéndose a las lunas de Saturno y Júpiter. "Y tal vez Marte en el pasado".

Imagen: Modelo esquemático para la ubicación de Ciudad Perdida y composición de los principales depósitos hidrotermales a lo largo de MAR. Ubicaciones de ventilación relacionadas con fallas de desprendimiento (línea verde gruesa). Las posiciones de los respiraderos están en la escala de su distancia desde el eje.

A diferencia de los respiraderos volcánicos submarinos llamados fumarolas negras, que también han sido nombrados como un posible primer hábitat, el ecosistema de la Ciudad Perdida no depende del calor del magma.

situación de la Ciudad Perdida

Las fumarolas negras producen principalmente minerales ricos en hierro y azufre, mientras que las chimeneas de la Ciudad Perdida producen hasta 100 veces más hidrógeno y metano.

Los respiraderos de calcita de la Ciudad Perdida también son mucho, mucho más grandes que las fumarolas negras, lo que sugiere que han estado activos durante más tiempo.

chimenea de la Ciudad PerdidaImagen derecha: Chimenea de nueve metros de altura en la Ciudad Perdida. (Universidad de Washington/Institución Oceanográfica Woods Hole).

El más alto de los monolitos se llama Poseidón, en honor al dios griego del mar, y se extiende a más de 60 metros de altura.

Justo al noreste de la torre, mientras tanto, hay un acantilado con breves estallidos de actividad. Investigadores de la Universidad de Washington describen los respiraderos de aquí como 'llorar' con fluido para producir "delicados grupos de crecimientos de carbonato y de múltiples puntas que se extienden hacia afuera como los dedos de las manos hacia arriba".

Desafortunadamente, los científicos no son los únicos atraídos por ese inusual terreno.

En 2018, se anunció que Polonia había ganado los derechos para explotar las profundidades del mar alrededor de la Ciudad Perdida. Si bien no hay recursos valiosos para dragar en el propio campo termal, la destrucción de los alrededores de la ciudad podría tener consecuencias no deseadas.

Cualquier polvareda o deslizamiento, provocados por la minería, podría inundar fácilmente el notable hábitat, advierten los científicos.

Por lo tanto, algunos expertos piden que la Ciudad Perdida sea catalogada como Patrimonio de la Humanidad, para proteger la maravilla natural antes de que sea demasiado tarde.

Durante decenas de miles de años, la Ciudad Perdida ha sido un testimonio de la fuerza perdurable de la vida.

Sería como si lo arruináramos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: